Sevilla, 💚 El Rincón de la Memoria

El Resucitado conmemora el cuarenta aniversario de su primera salida procesional

El confinamiento impuesto por la pandemia de la COVID-19 no ha supuesto un obstáculo para que los hermanos de la Cofradía del Resucitado de la localidad sevillana de Écija celebren una efemérides muy especial. Este Domingo de Resurrección se conmemora el cuarenta aniversario de la primera estación de penitencia de la corporación. Fue el 6 de abril de 1980 cuando la Ciudad de las Torres recuperaba de forma definitiva la procesión que actúa como colofón a la Semana Santa del municipio, declarada de Interés Turístico Nacional desde 1998.

En 1979, un grupo de cofrades y feligreses de la Parroquia Mayor de Santa Cruz deciden fundar una nueva cofradía para alabar el misterio más importante de la Pasión de Cristo: la Resurrección. Ya este templo había acogido la Hermandad del Santísimo Descendimiento de la Cruz, Benditísimo Entierro y Resurrección, que fuera conocida popularmente como «El Entierro de Cristo». Fundada en 1581 -si bien sus orígenes parecen anteriores-, no vería aprobadas sus primeras reglas hasta 1601, siendo agregada a la Archicofradía homónima de Santiago de los Españoles de Roma, lo que suponía el privilegio de celebrar en Écija las Cuarenta Horas. Ya en 1616 adquiere carácter sacramental, pasando a denominarse «Muy Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento y Archicofradía de Resurrección y Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo».

Procesionando cada Viernes Santo con el Santo Entierro y cada Domingo de Resurrección con Cristo Resucitado, esta corporación estaba integrada por la nobleza y la clausura femenina de la ciudad. Sus enseres eran custodiados por las mínimas del Convento de la Visitación de Santa Isabel, las filipensas. Además, la hermandad cuenta con hasta cuatro bulas pontificias: Gregorio XIII en 1580 -de ahí que fuera fundada con anterioridad-, Gregorio XIV en 1591, Clemente VIII en 1604 y Paulo V en 1610. Pese a esta fructífera existencia, los vaivenes políticos y sociales del siglo XIX propiciaron un progresivo declive de la cofradía hasta desaparecer en 1841.

Sobre la herencia de esta corporación, la actual Hermandad del Resucitado tomaría como titular a una imagen de autor anónimo datada del siglo XVI que procesionaba de forma intermitente desde la extinción de la cofradía, siendo restaurado en 1981 por Ricardo Comas. No obstante, la corporación no vería aprobadas sus primeras reglas hasta 1990, contando con una imagen mariana desde 1988, realizada por Antonio Dubé de Luque y advocada como María Santísima de la Alegría. Contando con cariz sacramental, en el año 2000 adquiere el carácter de gloria al incluir como titular a Santa María Magdalena. También la hermandad recupera la procesión de las Cruces de Mayo a partir de 1982, contando en sus primeros años con pregón, festividad que la extinta cofradía celebraba ya desde su fundación.

La Hermandad del Resucitado conmemora igualmente la vigésimo quinta edición del cartel Domingo de Resurrección – Écija, que una vez más ha quedado presidido por una fotografía de la Virgen de la Alegría realizada por Nio Gómez, donde la imagen porta el ajuar blanco bordado en oro por el ecijano José Luis Asencio. La presentación estaba fijada para el 21 de marzo, si bien la cancelación por el confinamiento la he llevado a celebrase de forma on-line en la mañana de este Domingo de Resurrección. Del mismo modo se ha presentado «la nueva marcha Costaleras de la Alegría», compuesta por el ecijano Jacinto Manuel Rojas Guisado, partituras entregadas a la Unión Musical Astigitana, que acompaña cada año a la imagen.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup