Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada

El Señor de la Salud, en las andas para presidir el Vía Crucis de las Hermandades de Sevilla

Nuestro Padre Jesús de la Salud preside ya las andas con las que será Trasladado a la Santa Iglesia Catedral de Sevilla, el lunes 2 de Marzo

Para esta ocasión, viste su túnica bordada, realizada magistralmente por el taller de sucesores de Elena Caro, que recreó con el magnífico dibujo de Rafael Rueda la que poseía el Señor atribuida a Ojeda y perdida en 1936.

Es de terciopelo de seda y va bordada en oro con motivos de gran riqueza ornamental y simbólica, hojas de cardo y acanto, que representan el sufrimiento y las adversidades de la vida, entrelazadas con flores que simbolizan virtudes y todo ello reforzado con el lirismo del color morado del soporte.

El simbolismo de la obra se completa con un original cíngulo, que reproduce el primitivo, y lleva en la cintura una hermosa rosa de pasión tejida en hilo de oro, fue realizado en oro fino por Jesús Spínola de cordonería Alba.

El conjunto muestra un alto sentido teológico porque refleja de forma plástica, el mensaje de Cristo como Rey, que con su Pasión nos redime a todos. Ambas piezas fueron donadas por un grupo de hermanos y devotos en 2017.

Porta el Señor su Cruz de salida, sus potencias de oro y rubíes realizadas por Manuel Seco Velasco en 1967, gemelos de oro, madreperla y rubíes y un alfiler antiguo de oro y brillantes donado por un hermano para el estreno de la túnica.

Andas

Las andas fueron realizadas en 2009 para presidir aquel año el Vía Crucis frustrado por la lluvia. Para esta ocasión han sido ampliadas en su perímetro, para adaptarle a modo de canastilla unos respiraderos dorados adquiridos el año pasado para los cultos.

Son antiguos de estilo neogótico y con ellos se ha pretendido recrear estampas estéticas de nuestro pasado, en las que el estilo neogótico ya sea en andas o en candelabros se alternaba con el estilo Romántico o decimonónico.

Para ello, se han complementado las andas con unos candelabros de ese estilo pertenecientes a la Virgen de la Encarnación de la querida Hermandad de la Cena que los ha cedido generosamente.

El llamador dorado, con simbología eucarística fue donado por Rosa Aguilar, señora de Seco.

Exorno floral

El exorno floral se ha realizado con lirios, claveles, alium, jacintos, romero, hojas de olivo, verónica, calas, cardos y alhelies.

En el monte de flores se ha colocado dos piedras que pertenecen a la Hermandad y proceden del Monte Tabor en Tierra Santa, donde tradicionalmente se cree que Jesús se Transfigura y se vuelve radiante en Gloria Divina, como se relata en el Evangelio del próximo domingo II de Cuaresma.

Los faldones son de terciopelo morado y han sido confeccionados por la camarera de la Virgen de las Angustias Antonia Sánchez, habiendo colocado en el frontal un escudo antiguo de la Hermandad, bordado en oro y sedas procedente del palio que cobijaba a Nuestra Madre en la primera década del siglo XX, un hermoso elemento estético pero sobre todo un recuerdo de la Santísima Virgen para acompañar al Señor de la Salud en un día tan entrañable.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup