Córdoba

El Señor de Pasión estrenará una nueva túnica en la Magna

La diócesis de Córdoba se prepara para ser protagonizar un intenso año 2019 por mor de las numerosas efemérides que se celebrarán en su seno, con especial énfasis el XXV aniversario de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Fuensanta, que propiciará la visita de la imagen letífica a distintas parroquias de Córdoba, y el LXXV aniversario de la fundación de la Agrupación de Cofradías, entidad que ha concebido un llamativo programa de acontecimientos que fueron presentados hace unas semanas.

Uno de los acontecimientos más esperados tendrá lugar en septiembre, mes en el que está prevista la celebración de una exposición magna en la Santa Iglesia Catedral a la que la mayor parte de las hermandades de la capital y muchas de las corporaciones que rinden culto a la advocación de Jesús Nazareno han confirmado su presencia. Una muestra de carácter excepcional que aún está por ver si provocará procesiones por las calles cordobesas, ya que ni el máximo órgano de representación de las hermandades cordobesas ni la diócesis, organizadoras del evento, han querido pronunciarse al respecto, si bien ya hay una hermandad que ha confirmado la presencia de su titular desde San Andrés hasta la Catedral y otras han manifestado en petit comité su predisposición al respecto.

Sea como fuere, y a la espera de noticias o filtraciones más o menos interesadas, ya hay hermandades que están preparando con mimo este acontecimiento histórico. Es el caso de la Hermandad de Pasión, cuya junta de gobierno ha previsto que su titular estrene una nueva túnica con motivo de esta ocasión excepcional. Una nueva pieza que, al igual que ha sucedido con los grandes proyectos patrimoniales en los que la hermandad se halla inmersa, ha sido diseñada por el contrastado diseñador cordobés Julio Ferreira y que será realizada en el taller del bordador ecijano Jesús Rosado Borja.

Una confluencia de dos artistas de primer nivel, puestos al servicio de la hermandad de San Basilio, que permite aventurar un éxito incuestionable en virtud de una nueva pieza que se nutra de la inagotable capacidad artística de ambos e incremente de manera notable el ajuar del Rey del Alcázar Viejo y, al mismo tiempo, se halle en consonancia con la interesantísima progresión patrimonial de una hermandad que, de la mano de su hermano mayor, Manuel Díaz, viene experimentando en los últimos tiempos una evolución magistralmente definida.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup