Sevilla

El Vía Crucis de Sevilla al detalle

Ha llegado el gran día para la Hermandad de los Dolores de Torreblanca, primer lunes de Cuaresma. El cortejo ha salido desde Santa Marina a las 16:45 horas y recorrerá un itinerario que se desarrollará por San Luis, Inocentes, San Blas, Infantes, Almirante Espinosa, Plaza de Monte-Sión, Feria, San Juan de la Palma, Santa Ángela de la Cruz, Alcázares, Plaza de la Encarnación, Imagen, Laraña, Cuna, Plaza del Salvador, Álvarez Quintero, Entre Cárceles, Francisco Bruna, Plaza de San Francisco, Hernando Colón, Alemanes, Placentines, Plaza Virgen de los Reyes y Puerta de Palos a las 19:42 horas. Al término del Vía Crucis, alrededor de las 21:15 horas, el cortejo regresará por Plaza Virgen de los Reyes, Placentines, Francos, Cuesta del Rosario, Jesús de las Tres Caídas, Plaza de la Alfalfa, Odreros, Boteros, Sales y Ferré, Plaza Cristo de Burgos, Doña María Coronel, Bustos Tavera, Plaza de San Marcos y San Luis hasta la iglesia de Santa Marina, donde entrará la imagen en torno a la medianoche.

Para la ocasión un grupo de hermanos y devotos ha donado al Señor un juego de potencias. Con un diseño único, están realizadas en los talleres de Orfebrería Andaluza. Precisamente serán estrenadas mañana, durante el Vía Crucis. Se trata de tres potencias, ejecutadas en plata de ley con un baño de oro de ley, que viene a enriquecer aún más el ajuar de una corporación que está viviendo uno de sus días para el recuerdo.  Precisamente, con motivo de la estancia del titular en la iglesia de Santa Marina, la hermandad de la Resurrección ha hecho entrega a la junta de gobierno de la de los Dolores de un pañuelo portado por Nuestra Señora de la Aurora en la tarde de este domingo. Además, las hermandades del Viernes de Dolores y Sábado de Pasión han entregado un relicario con motivo del acto de mañana. Por otra parte, la hermandad de la Hiniesta realizó una ofrenda floral a la corporación de Torreblanca en la iglesia de Santa Marina. Adicionalmente, la Hermandad del Inmaculado Corazón de María de Torreblanca le ha regalado un broche de oro.

No obstante, uno de los regalos más especiales de cuantos ha recibido el Cautivo ha sido el ofrecido por el Cardenal Fray Carlos Amigo Vallejo, en virtud de la gestión realizada por un grupo de hermanos hace unos meses. El mismo consta de una de las Medallas Conmemorativas del XXV Aniversario del Inicio de su Pontificado en la Iglesia de Sevilla, así como de una Cruz Pectoral de San Damián, usada por Su Eminencia, procedente de la casa Franciscana de Roma. 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup