El Capirote, Sevilla, 💙 Opinión

Encrucijada por San Esteban

De la suspendida reunión de las corporaciones del Martes Santo hasta las llamadas al Arzobispado pasando por una más que sugerente carta en un conocido diario por parte de un hermano de San Esteban. Apenas queda ya un espacio en el mundo cofradiero donde las hermandades del Martes Santo no se hayan convertido en protagonistas y más concretamente la de San Esteban.

Una vez destapada la disconformidad de la corporación de la calle Águilas con el orden de paso por la carrera oficial no han sido pocos los que han aprovechado para arremeter contra una cofradía que lo que ha hecho ha sido intentar mejorar su posición en la jornada y se ha encontrado con una oposición que no esperaba. Habría que mirar cada uno hasta dónde ha sido capaz de lanzar la piedra y esconder la mano aprovechando la tesitura y sacando a relucir comportamientos y acciones que nada tienen que ver con el deseo de los de San Esteban de querer retrasar su puesto.

Si hace dos años todas las hermandades remaban a favor de obra y conseguían ad experimentum hacer la carrera oficial a la inversa ahora con las relaciones tensan la cuerda. Para saber hacia dónde se orienta el asunto sería interesante conocer quién o quiénes tienen contactos con algunas hermandades del Martes Santo y utilizan los medios de comunicación o plataformas en internet para darle la vuelta al asunto. Porque la de opiniones que están vertiéndose contra una hermandad demuestran un daño que demuestra la calidad humana de algunas personas.

El asunto, que según me cuenta tendrá pronta respuesta por parte del Arzobispado y reafirmará el orden del pasado año se ha convertido en un tema que seguirá dando de qué hablar durante las próximas semanas. Pero si observan el origen seguramente entenderán que se ha magnificado de tal manera que ha escapado de cualquier control. Cada gesto ahora es mirado con lupa. La suspensión de la convivencia se convirtió en un tema estrella durante la pasada semana pero, ¿de qué habría servido asistir al encuentro cuando las espaldas están en alto? ¿Es tan complicado poder entender la actuación de los de San Esteban? ¿Veremos pedir perdón a quienes han lanzado sus críticas contra la hermandad? “No juzguen, y no se les juzgará. No condenen, y no se les condenará. Perdonen, y se les perdonará”. (Lucas, 6:37).

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup