Sevilla, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Entrevista | Enrique Calero: «Hay muchos artistas que no están valorados en Sevilla, y son los mejores de España»

El escultor Enrique Calero abre las puertas de su estudio a Gente de Paz para hablarnos de su trayectoria, la imaginería en la etapa actual, su hermandad de Pino Montano y los próximos proyectos profesionales.

Detalle de una de las obras de Enrique Calero.

¿Cuándo comienza su pasión por la escultura?

Yo empecé con 5 años. Recuerdo que pasaba con mi padre de vez en cuando por Mundo Cofrade, la tienda de la calle Jesús del Gran Poder. Veía un Cristo Cautivo en el escaparate que me encantaba porque medía lo mismo que yo entonces, un metro aproximadamente; pero mi familia no tenía el poder adquisitivo con el que comprar aquella Imagen.

Más adelante mis padres si tuvieron ocasión de comprármelo. No obstante, yo les dije que no quería que me lo regalaran, sino que yo mismo haría el Cristo. Ellos no lo entendieron en ese momento, pero yo les pedía que me compraran barro y materiales. De allí al principio solo salía suciedad, pero desde esa edad no he parado de modelar. Ése era mi hobbie y mi juego en mi juventud, más allá de jugar al fútbol o salir con los amigos. Siempre he sido autodidacta en la imaginería, aunque afortunadamente tengo bastantes amigos escultores de los que he aprendido muchas cosas.

«Desde los 5 años no he parado de modelar»

Virgen Dolorosa. Enrique Calero.

– ¿Te inspirabas en algún escultor para tus modelados?

Mis recuerdos se remontan a los 7 años. Yo no tenía internet, y por tanto no contaba con esa información. Sin embargo, mi cuñado trabajaba en una editorial y me regalaba libros de Semana Santa cuando los publicaban, y ahí era donde yo alucinaba. Intentaba copiar las Imágenes de Semana Santa que salían en ellos. Entonces ése fue mi referente: La Semana Santa de Sevilla porque fue mi primer contacto con las Imágenes.

«La Semana Santa de Sevilla fue mi referente en los comienzos»

Judas Iscariote, obra de Enrique Calero.

– ¿Y ahora quién es tu modelo a seguir en este oficio?

Todos los imagineros tienen algo peculiar que me llama la atención por sus vidas, su forma de trabajar o cómo transmiten a través de sus obras. Se podría poner el caso de Juan de Mesa, por ejemplo. Juan de Mesa no tenía otra cosa que hacer en su vida más que trabajar porque en esa época había muy pocas actividades de ocio. Era un escultor que dedica la mayor parte del día a esculpir, y por ello era un maestro.

Pero valoro mucho más el siglo actual porque tenemos que compaginar este mundo de la imaginería que necesita tanto tiempo con tantas cosas que hacemos. Y entre los escultores contemporáneos me quedo con Luis Ortega Bru. Yo me considero amante de la vida de este hombre, y posteriormente también de su obra. Me sobrecoge especialmente leer críticas de él, pues es donde valoras realmente su personalidad, lo que vivido y lo que traslada a su obra.

«(…) Entre los escultores contemporáneos me quedo con Luis Ortega Bru»

Bru era un imaginero profano, pero a partir de llegar a Sevilla y hacer unas Imágenes a un alfarero que le dejo un rincón en su taller, se familiariza con la escultura sacra; y precisamente allí es donde lo conoce la Hermandad del Baratillo y le ofrece realizar el Cristo de la Misericordia. Y él hizo la escultura a pesar de ser un escultor profano porque tenía que comer, pero no la policromó él porque un escultor profano no estaba acostumbrado a policromar ni a hacer todo el procedimiento que realizamos los imagineros hoy en día. Antiguamente, los imagineros tampoco policromaban, sino que exclusivamente esculpían la Imagen.

Yo pongo el ejemplo de Montañés. Este escultor debería haber vivido 4 vidas para hacer todas las Imágenes que hizo. El detalle está en que este escultor solo tallaba sus obras y no las policromaba, y por ello pudo realizar esa cantidad tan grande. De hecho, a Juan Martínez Montañez le policromaba las Imágenes Pacheco, es decir que él realizaba la Imagen y después iba a otro taller para policromarla, estucarla o lo que se necesitara. O quizás Montañés tenía un estudio grande y tenía allí a la persona que policromaba, pero él se ocupaba exclusivamente de tallar la Imagen.

Por esta razón valoro tanto la trayectoria de Ortega Bru. Y aunque hay imágenes mías que puedan tener rasgos parecidos a los su obra, yo tengo mi propio estilo independiente que guste más o menos; y lo que busco es que cuando se vea una obra hecha por mí la reconozcan y distingan de otros imagineros. Quiero que mi obra sea 100% auténtica y personal. Hay que preocuparse en buscar un sello.

Parte del Misterio del Beso de Judas (Don Benito). Enrique Calero.

– ¿Cuál fue el primer encargo de envergadura?

Como encargo fue el misterio de la Oración en el Huerto de Loja (Granada) con unos 17 años. Ellos me vieron tan joven que llegaron al taller preguntando por mi padre. Y les aclaré que el escultor era yo pese a la juventud. Fue la más importante de mis comienzos.

Pero mi primera obra fue el Cristo de la Oración en el Huerto de Don Benito (Badajoz), que lo hice con 14 años. Y además se vendió en una tienda. Lo llevé allí, y lo compró una familia del pueblo, y a día de hoy es la Imagen Titular de la Oración en el Huerto.

«(…) Mi primera obra fue el Cristo de la Oración en el Huerto de Don Benito (Badajoz), que lo hice con 14 años»

Y luego casualmente hice al Señor del Beso de Judas de la misma localidad, Don Benito. Y poco a poco he ido realizando el misterio. Además, aunque aún no han podido procesionar, lo harán Dios Mediante la próxima Semana Santa el Lunes Santo, curiosamente el mismo día que también sale a la calle el Señor de la Oración en el Huerto. Dos Imágenes hechas por mí, una de mis comienzos y otra de mi trayectoria más avanzada, recorren Don Benito en las misma jornada.

Yo intento ir a las bendiciones y a los cultos que puedo de mis Imágenes, pero ya no tengo esa intimidad y cercanía que vivía en el taller cuando las gubiaba. Una vez que se entregan, la ves como una Imagen de culto, y no como algo tuyo, y de hecho no puedo sujetarlas cuando me lo han pedido para un traslado en la iglesia o cualquier acto.

Virgen Dolorosa. Enrique Calero.

– Hoy en día vemos en la Imaginería una tendencia de crear Cristos y Vírgenes de gran belleza estética, dejando de lado el dramatismo de otras de siglos pasados que siguen teniendo devoción. ¿Qué opina usted en torno a este asunto?

Esto son modas, y yo veo a día de hoy una moda del hiperrealismo y la hiper belleza. Una cosa es ver la representación de Jesucristo y otra diferente es la de ver una Imagen humana. Y yo sinceramente tengo mis dudas de que ese hiperrealismo consiga la unción que buscan los devotos en comparación a todo ese pasado que se ha hecho.

Las Imágenes hiperrealistas son magníficas obras de arte con una calidad excepcional, con la anatomía y la policromía perfecta; pero no me imagino a una feligresa rezándole.

«(…) Yo sinceramente tengo mis dudas de que ese hiperrealismo consiga la unción que buscan los devotos en comparación a todo ese pasado que se ha hecho»

Virgen Dolorosa. Enrique Calero.

– ¿Piensa usted que viviendo en Sevilla es más difícil prosperar en la Imaginería por la cantidad de escultores que se integran en la ciudad?

Es un problema, sí. Sevilla es la cuna y decir que eres imaginero de esta ciudad vende. Es un primer impacto al cliente. Pero al mismo tiempo salen escultores de debajo de las piedras y algunos de ellos que tiran los precios, echando por tierra a la propia Sevilla. Eso para empezar.

Y después admiro Sevilla, el arte y la Semana Santa, pero me doy cuenta que esta ciudad no es lo que podría ser. Aquí la gente se mueve por otros intereses, y hay muchos artistas que no están valorados en Sevilla y son los mejores de España; y es muy triste que tenga que valorarlos y darles su sitio personas de fuera de Sevilla, pero ahí se ven los intereses.

Por ejemplo, para encargar una Imagen devocional solo tienes que ser miembro de junta de una hermandad. Y para ser un miembro de junta en Sevilla, que digamos es «la cumbre» de la Semana Santa, solo necesitas ser amigo de la persona indicada y que te lo ofrezca en el bar tomando una cerveza. Y en el momento en que digas que sí ya tendrás un voto para engrandecer el patrimonio de la Semana Santa de Sevilla. Es el 80% de lo que ocurre en Sevilla bajo mi criterio.

«Para encargar una Imagen devocional en Sevilla solo tienes que ser miembro de junta de una hermandad»

Entonces salvo algunas hermandades que Gracias a Dios cuentan con una comisión artística para cualquier decisión compuesta de personas preparadas para enfocar ese trabajo que se va a realizar, el resto no se pone a valorar opciones y parece que tuvieran un filtro para elegir a escultores con más de 40 o 50 años. ¿Acaso Álvarez Duarte nació con 50 años? ¿O Navarro Arteaga?

Hoy en día nadie te valora dentro de Sevilla por ser imaginero, y ante eso tienes que moverte mucho. Y si en esta ciudad de un tiempo a esta parte tenemos criterio para elegir las mejores bandas aunque vengan de otras provincias, debería ocurrir lo mismo con todos los campos de la Semana Santa (bordadores, tallistas, imagineros o pintores). Entonces con eso te das cuentan de que aquí rigen otros criterios e intereses, por desgracia.

Las hermandades de fuera de Sevilla, a diferencia de aquí, sí miran la valía del trabajo de cada persona y se guían por lo que realmente les llama la atención y por las obras que les despiertan sentimientos.

Sayón. Enrique Calero.

– ¿Y piensa que los medios de comunicación influyen en esos intereses a la hora de elegir imagineros en Sevilla?

Muchísimo. A día de hoy al imaginero lo conocen por las redes sociales. Anteriormente iba la prensa al taller del artista a entrevistarle porque era lo que se demandaban. Entonces todo funciona por internet, pues es la vía más fácil y rápida de promocionar tu obra.

Eso pasa siempre que no estás en el candelero, ya que si a los medios de turno les da por ti, cogen toda la información de una determinada obra en tu perfil de la red social y la vuelcan en la noticia. No hace falta ni contactar con ellos.

¿Y quién posiciona a esa persona? Hay profesionales que merecen estar ahí, pero otros muchos que no. Y sin embargo se nos quita el sitio a los demás, cuando todas esas noticias se leen en Sevilla y en toda España, pues ya sabemos que al 80% de España les gusta la Semana Santa de Sevilla junto a las hermandades y procesiones que haya en su localidad, y están enterados de todo lo que ocurre aquí. Y si siempre salen los mismos nombres de imagineros o escultores en las noticias, pues eso es lo único que van a conocer. Entonces, sí creo que influyen los medios en la elección de imagineros.

«Si a los medios de turno les da por ti, cogen toda la información de una determinada obra en tu perfil (…) No hace falta ni contactar con ellos»

Cristo Cautivo. Enrique Calero.

– Volviendo a su obra, ¿cómo vivió profesionalmente el confinamiento?

Profesionalmente Gracias a Dios bien. Los encargos de 2019 ya los tenía acabado, y me hallaba trabajando en lo de 2020. Yo vivo en Camas y tengo el taller en la planta baja de mi casa, y por ello mi confinamiento fue en el taller las 24 horas, teniendo tiempo libre para hacer lo que a mí me apetecía, que no siempre coincide con lo que te piden.

«(…) Mi confinamiento fue en el taller las 24 horas, teniendo tiempo libre para hacer lo que a mí me apetecía»

Entonces yo hice por mi cuenta dos imágenes porque tenía muchas ganas de empezar una nueva talla desde cero. Una de ellas es un Cristo Cautivo, que tallé completamente salvo la cabeza del Señor, que fue modelada. Me gustó mucho hacerlo porque tenía ganas de este reto. Además esta Imagen estuvo la pasada Semana Santa en el escaparate de la tienda «Juncia y Romero» de Sevilla capital.

Y al mismo tiempo hice una Dolorosa que ya afortunadamente se encuentra en una hermandad.

Sayón. Enrique Calero.

– Vemos también en su taller la figura de un sayón …

Sí. Es un sayón que va azotando a Cristo. Formará parte del misterio del Atado a la Columna de la Hermandad de la Merced de Almendralejo (Badajoz). Y se trata de la primera figura que está acabada.

Y estoy trabajando ya en la segunda figuras, que es otro sayón que se está trabajando en madera, para posteriormente pasarlo al cuerpo y tallarlo.

Y posteriormente realizaré una tercera figura para el mismo paso.

El pasado verano de 2020 se restauró aquí también la Virgen de la Merced, y hay un cuadro que recuerda el lugar en el que realicé los trabajos.

Misterio de Pino Montano. Foto: Hdad. De Pino Montano.

– Por último, le pregunto por ese añorado Viernes de Dolores en su Hermandad de Pino Montano. ¿Cómo lo vive en una Semana Santa normal?

Tengo que decir que aunque también soy hermano del Gran Poder y costalero de la Virgen Del Mayor y Traspaso, Pino Montano me corre por las venas.

Y para mí la Semana Santa se resume en el Viernes de Dolores porque es cuando se me ponen los vellos de punta en Pino Montano.

Es cierto que la Madrugá, por lo que me ha inculcado mi familia siempre, es muy especial y los vivo con intensidad. Pero el tiempo se para para mí el Viernes de Dolores con Pino Montano.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup