Sevilla, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Félix Ríos: «Si finalmente no se pudiera realizar la Misión este año, se llevaría a cabo D. m. en 2021, 2022 o 2027»

«La procesión es el medio, no el fin. Y la estancia de la Imagen del Señor en Tres Barrios se inscribe en el marco de una acción evangelizadora que va mucho más allá de ese momento concreto»

A finales de noviembre de 2016 Félix Ríos fue reelegido como Hermano Mayor del Gran Poder. Fue un año que quedará grabado en la memoria colectiva de la ciudad por la procesión extraordinaria del Señor de Sevilla semanas previas. Este año, si las circunstancias lo permiten el Nazareno acudirá a tres de los barrios más pobres de España. Pero es inevitable que poder desligar la misión evangelizadora de la crisis que asuela el planeta, ya que el desarrollo de los actos se modificará según lo permita la situación de entonces.

Según las últimas indicaciones del Ministerio de Sanidad ha de mantenerse una distancia de metro y medio entre las personas y cuando sea difícil garantizarla, utilizar mascarillas. «Eventualmente, bastaría con que todos fuéramos con mascarillas», comenta al respecto Félix Ríos, y prosigue: «ese es solo uno de los aspectos, hay que valorar también las concentraciones de público, las normas que se promulguen, la posibilidad de que puedan desarrollarse todas las acciones de evangelización que están previstas cuando el Señor esté allí, etc. Creo que aún es pronto, podemos esperar un tiempo a ver la evolución que sigue la pandemia antes de tomar una decisión, que en todo caso habrá también que consensuar tanto con los párrocos como con las autoridades, como siempre hemos hecho».

Félix Ríos. Foto: Miguel Ángel Osuna

En caso de no poder llevarse a cabo el traslado del Gran Poder, ¿qué otras alternativas existen? El actual Hermano Mayor declara que «la procesión es el medio, no el fin. Y la estancia de la Imagen del Señor en Tres Barrios se inscribe en el marco de una acción evangelizadora que va mucho más allá de ese momento concreto. La hermandad, nuestros hermanos, llevan más de dos años trabajando en aquella zona, y allí continuaremos en el futuro, es el camino que hemos elegido. En este contexto, si finalmente no se pudiera realizar la Misión este año, se llevaría a cabo D. m. en 2021, 2022 o 2027, cuando buenamente fuera posible».

Antes de que España se viera inmersa en el estado de alarma la Fundación Cajasol acogió la muestra “Gran Poder. Mesa te esculpió. Sevilla te hizo”. Desde colectivos hasta particulares se ha alabado una exposición que ha recibido más de 70.000 visitas. Desde su punto de vista, «fue una hermosa manera de mostrar la fuerza y la trascendencia de la devoción al Señor a lo largo de estos cuatro siglos, como la misma ha permeado e influido en tantos aspectos de nuestro ser y nuestra cultura. Con un discurso muy bien planteado por su comisario, Carlos Colón, una magnífica producción con extraordinarios profesionales, y el mejor marco que podíamos encontrar, la Fundación Cajasol, a la que estoy profundamente agradecido. Eso sí, me ha quedado claro la multiplicidad de gestiones y el enorme esfuerzo y trabajo que requiere montar una exposición de estas características y alcance».

Besamanos en honor de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, uno de los últimos cultos celebrados antes de la declaración del estado de alarma. Foto: J. Lorite

Después llegó el confinamiento, la preocupación y afloraron los problemas de miles de familias. Ahí han estado las hermandades, comprometidas con la sociedad como desde hace siglos. Una labor silenciosa y callada, donde la caridad se tornó esperanza. La corporación ha desviado el cien por cien de los actuales recursos a la Bolsa de Caridad «que no ha cerrado ni un solo día durante toda esta crisis, pese a la drástica disminución de recursos que ha sufrido la hermandad». Han reforzado la presencia y voluntariado como las ayudas económicas y otro tipo en Tres Barrios, redefiniendo algunos proyectos de lanzamiento inminente que tenían preparados «y que ahora hay que adaptar a la nueva situación económica y social. En cualquier caso, todo ello gracias a la generosidad de benefactores y devotos».

Y en medio de esta situación, una Semana Santa más íntima y personal. Entre otras lecciones, Félix Ríos ha aprendido «lo mucho que pesan en nuestras vidas las cofradías. He comprendido mejor que nunca a Montesinos en su poema El rito y la regla». Le ha sorprendido la multitud de personas que se han acercado a él para decirle que nunca habían acudido a los Oficios y han descubierto la belleza del Triduo Pascual, a pesar de haber participado solo telemáticamente. Este tiempo le ha valido también para reflexionar sobre la recuperación de esa iglesia doméstica que es la familia. Alaba además la lección que han dado las cofradías, sin excepción, de madurez y responsabilidad, «asumiendo y aceptando sin aspavientos las circunstancias especiales de este año, estando cerca de nuestros hermanos, y cambiando inmediatamente nuestro enfoque a la ayuda inmediata a quienes empezar a sufrir los efectos del confinamiento».

Jesús del Gran Poder tras la reapertura de la Basílica. Foto: Hermandad

Entre los próximos actos a celebrar se encuentra en septiembre la función a la Santísima Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, el día 15, y a continuación está prevista la función por el IV Centenario, el besamanos extraordinario del Señor y la Misión a Tres Barrios. Por su parte, en el aspecto cultural, el festival taurino a beneficio de la Bolsa de Caridad y el concierto de la Orquesta Barroca en la Basílica. «Veremos, de todo ello, qué podemos finalmente llevar a cabo», concluye.

La reforma de la Basílica

En mayo de 2015 se cumplió medio siglo de la bendición del templo. Comenzó a surgir entre la junta de gobierno la iniciativa de convocar un concurso de ideas para la mejora ornamental del espacio sacro, que finalizó en diciembre de 2016. Como recuerda Félix Ríos, «propuestas iniciales que plasmaran los conceptos utilizados por los autores para resolver los problemas planteados por la hermandad». Se premiaron dos ideas radicalmente distintas en su planteamiento, segunda piel y simplificación extrema, «con el fin de reflexionar sobre cuál habría de ser en su caso el camino, y una vez elegido, entablar con su autor el diálogo necesario que pudiera conducir a la presentación de un proyecto». Y declara el actual Hermano Mayor que continúan en este punto, «ya que hemos tenido que ir posponiéndola por distintas circunstancias. Entre otras, la adquisición y posterior reforma integral de unas nuevas dependencias para la Bolsa de Caridad, a lo que dimos prioridad cuando surgió la oportunidad de compra».

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup