Andalucía, Málaga, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Entrevista | Gracia Aragón Morales: «En las cofradías las mujeres también podemos y debemos tener un papel importante»

Entrevistamos a la fundadora y cabeza visible de «La mujer cofrade del Siglo XXI», un ambicioso proyecto que busca dar su lugar al género femenino en todos los ámbitos, cargos y actividades de las hermandades y cofradías andaluzas.

Cartel de una conferencia de Gracia Aragón.

¿Cómo nace esta iniciativa?

«La Mujer Cofrade del Siglo XXI» es una plataforma que tiene muy poquito tiempo de vida. Nace esta misma Cuaresma, concretamente el día 27 de marzo.

Una hermandad malagueña, la Cofradía de la Salutación y Virgen del Patrocinio, me encargó realizar una ponencia acerca del papel de las mujeres dentro de las hermandades.

Realicé un trabajo durante 3 meses bastante exahustivo, y ciertamente salió muy bien porque no es solo un manifiesto hablando de los derechos de las mujeres en las hermandades, sino que muchas mujeres a las que yo les comenté esta ponencia pusieron su granito de arena.

Ellas contribuyeron grabando pequeños vídeos en los que aportaban sus testimonios en diferentes áreas dentro de las cofradías, y la verdad es que fue una ponencia muy productiva que además tuvo bastante repercusión en Málaga.

«(…) me aconsejaron que el tema de la mujer cofrade debía darse a conocer al mayor número de personas»

Una vez finalizada esta ponencia me aconsejaron que este tema debía darse a conocer al mayor número de personas. Y de así nace «La Mujer Cofrade del Siglo XXI» hasta hoy, que tenemos un grupo de WhatsApp en el que hay integradas casi 80 mujeres de toda España; y es maravilloso escucharlas, aprender y enriquecerse de otras Semanas Santas que no son las nuestras, pero en las que se vive con la misma Pasión.

– ¿Quiénes la integran?

Obviamente la idea nació de mí. Tengo a mi técnico audiovisual, que se llama Fran Castañeda, que es mi mano derecha y quien lleva las redes sociales y todo lo técnico.

Pero «La mujer cofrade del siglo XXI» la integran muchísima gente. La integra ese grupo de mujeres que aporta cada día sus testimonios. Yo lo llamo una pequeña familia porque cada vez se van sumando más personas, hombres y mujeres.

«Cada vez se van sumando más personas a la mujer cofrade, hombres y mujeres»

Aún no está formalizada como una asociación en sí misma, por lo que yo lo considero un proyecto o un programa que se encuentra muy respaldado por la Asociación Filio, que es donde yo trabajo y en la cual se lucha para eliminar las desigualdades en todos los aspectos de la sociedad. Y en este punto hay desigualdad, tanto en Málaga como en el resto de Andalucía. Y por eso la mujer cofrade es una familia integrada por todas y todos los que integran este proyecto.

– ¿Cuáles son los principales objetivos del proyecto?

Nuestros objetivos fundamentales son, en primer lugar, dar visibilidad a las mujeres y mostrar el papel que desempeñan en las hermandades.

Queremos dar a conocer que hay muchas cofradías en las que la mujer tiene voz y voto, están muy integradas y no existe un no. Esto debería generalizarse porque lo que hacemos es sumar.

«Queremos dar a conocer que hay muchas cofradías en las que la mujer tiene voz y voto (…)»

Es obvio que las cofradías son movimientos tradicionalistas, pero las tradiciones van evolucionando; y el no incluir a las mujeres dentro de esa participación y exaltación de la fe creemos que es una vulneración de los derechos. Y hoy no nos podemos permitir una vulneración de los derechos.

Entonces estamos visibilizando a todas y cada una de ellas que aportan sus contenidos, y estamos dando a conocer que al igual que en todos los sectores de la sociedad, en las cofradías podemos y debemos tener un papel importante.

Camareras de la Hermandad de la Expiración de Écija. Fotos: Hdad. De la Expiración.

– ¿Cree que sigue habiendo, en cuanto a la vida de hermandad, una discriminación hacia la mujer?

Las cofradías son movimientos o asociaciones religiosas que se basan en la tradición. Entonces no es que ocurra solo en las cofradías, sino que hay normas que están ya obsoletas e impiden que las mujeres por el hecho de ser mujeres no puedan expresar su fe como quisieran.

No todo es el varal o el costal, sino que hay muchos puestos en los que la mujer no tiene una visibilización importante. Hablamos de hermanas mayores, vestidoras, priostes, pertigueras, costaleras o mujeres de trono.

«(…) hay normas que están ya obsoletas e impiden que las mujeres por el hecho de ser mujeres no puedan expresar su fe como quisieran»

No se puede tener un papel encasillado por el hecho de ser mujer. Si echamos un poquito la vista atrás en la historia vemos que el papel de las mujeres ha estado dedicado a ser camareras honoríficas, costureras, mantenimiento y limpieza de la capilla, donativos, caridad … Pero las decisiones importantes y el discurrir del cortejo en la calle era materia de hombres.

Esto hoy obviamente ha cambiado y en muchas ciudades se ve. Yo misma soy malagueña y mujer de trono. Málaga en ese sentido ha sido muy pionera en la incorporación de las mujeres bajo el varal.

Pero repito que no todos nos centramos en el mundo del varal y del costal, sino que vemos que hay escasez de mandos importantes como hermanas mayores, secretarias o vestidoras (es difícil encontrar vestidoras, y mira que tenemos una historia de vestidoras maravillosas sobre todo en ciudades como Sevilla). Ahora la visualización es casi nula, y no nos gustaría que fuese así.

Hay cofradías cuyos estatutos reflejan que la mujer no debe estar en cierto tipo de espacios; y creo que esto no se puede permitir en pleno siglo XXI.

– ¿Cómo se podría conseguir la inclusión de mujeres costaleras en los pasos, por ejemplo?

El tema de las cuadrillas de costaleras es delicado. La mujer cofrade del siglo XXI no viene a imponer nada. Afortunadamente existen muchas cuadrillas de costaleras, aunque haya poca visualización.

«Este proyecto es el espacio idóneo para enseñar el buen hacer de las mujeres de trono y las costaleras»

Por ello creo que este espacio es el espacio es el idóneo para enseñarlas y mostrarlas. No tenemos que demostrar que somos válidas para ese puesto, pero sí que las hay y funcionan perfectamente, con la fuerza necesaria para estar bajo una trabajadera y un corazón emergiendo por encima de todo.

Entonces nuestro deber es ése: dar visibilidad a esas mujeres costaleras y mujeres de trono que rezan con los pies. Eso es maravilloso.

Mujeres costaleras. Foto: Hdad. De la Caridad de Granda.

– ¿Hablamos de cuadrillas independientes de hombres y mujeres o mixtas?

Personalmente pertenezco a dos hermandades, y tengo la suerte de portar dos tronos que son mixtos, de hombres y mujeres.

Tal vez mi suerte de pertenecer a dos hermandades donde la voz y el voto de la mujer tiene la misma importancia que la del hombre desvirtúa un poco mi visión de la realidad en lo que existe fuera de las fronteras malagueñas.

Por ello al pertenecer a dos tronos mixtos, puedo decir que a mí me encantan las cuadrillas mixtas porque vemos un hermanamiento total. Debajo de nuestros Sagrados Titulares no vemos si somos hombre o mujer, sino que somos hermanos y estamos rezando a la vez.

«(…) tengo la suerte de portar dos tronos que son mixtos, de hombres y mujeres»

Creo que nosotros debemos seguir los pasos de Jesús de Nazaret, que fue una persona muy revolucionaria y puso a la mujer donde tenía que ponerla, como un ser independiente y libre en una sociedad de hace 2000 años donde la voz de la mujer era nula. Él fue sumamente revolucionario y las incluyó en su catequesis personal.

Entonces si al ser sus pies en los pasos y tronos hay cuadrillas mixtas, estamos siguiendo los mismos pasos que predicó Jesús de Nazaret. Por esto sí soy partidaria de cuadrillas mixtas de hombres y mujeres en un mismo trono o paso.

– Cada vez se ve más a hermanas mayores o diputadas de caridad y juventud en las hermandades, pero no a vestidoras y mujeres priostes. ¿A qué cree que se debe esta circunstancia?

Hay gremios y espacios y espacios dentro de las cofradías en el que el papel de la mujer es casi nulo. Bien no se da la oportunidad a la mujer para que puedan desempeñar su puesto; o bien son ellas mismas las que no deciden dar ese paso.

Yo conozco a una imaginera, Lourdes Hernández, que lleva más de 30 años trabajando como escultora. Para mí es un ejemplo a seguir porque es perfecta en su cometido.

«Para mí Lourdes Hernández es un ejemplo a seguir como mujer escultora»

Entonces una de las cosas que desde el principio quiso la mujer cofrade del siglo XXI fue dar visualización a Lourdes Hernández, no porque no se la conociera sino por alentar a las mujeres que estudian en diferentes escuelas de arte para mostrarles que ahí tienen un ejemplo; y que pueden dedicarse a lo que ellas quieran con trabajo ahínco y constancia.

Ángel Ceriferario. Lourdes Hernández.

«Los municipios se preocupan mucho más que las capitales por sus mujeres en las cofradías»

Pero sí hay áreas como por ejemplo de vestidoras. Seguro que hay vestidoras maravillosas, y de hecho yo he conocido a varias pero están en los municipios, que son diferentes a las capitales. Los municipios se preocupan mucho más por sus mujeres en las cofradías. Y ahí apenas hay distinciones en cuestiones de género.

Sí he conocido vestidoras y muy buenas, que deben visualizarse para que la gente vea que hacen bien su cometido. A una persona que haga bien su cometido se le debe dar la oportunidad, sea hombre o mujer.

«A una persona que haga bien su cometido se le debe dar la oportunidad, sea hombre o mujer»

– ¿Con qué organismos e instituciones han tenido contacto para revertir dicha situación de desigualdad?

«La mujer del siglo XXI» acaba de nacer prácticamente, pero está teniendo una repercusión impactante. Si es verdad que es uno de los primeros espacios que se ha creado donde se enaltece y se la visualización a las mujeres dentro de las cofradías, no solo con mujeres de trono o costaleras sino en todos los ámbitos de las hermandades.

Respecto a las instituciones ya hemos dado un primer paso con el Ayuntamiento de Málaga y el Área de Participación Ciudadana, que hace poco nos cedieron sus instalaciones para que realizáramos un encuentro que resultó muy bonito. Pudieron asistir un número restringido de personas por el tema covid, pero fue un paso más.

Nosotros queremos acercarnos también a los organismos públicos andaluces, y posteriormente fuera de Andalucía para que puedan apoyar esta iniciativa. Queremos que vean que es una iniciativa bonita e incluyente, donde todos podemos ir de la mano y ensalzar nuestra Semana Santa, que es una de nuestras pasiones y la de mucha gente.

«(…) queremos acercarnos también a los organismos públicos andaluces, y posteriormente fuera de Andalucía para que puedan apoyar esta iniciativa»

Cofradía del Rescate de Málaga. Foto: Cofradía del Rescate.

– ¿Hay alguna localidad o provincia andaluza que vaya por delante en la demandada inclusión?

Hace poco creamos un grupo de WhatsApp donde tenemos a muchísimas mujeres que son de localidades como Motril, Málaga, Sevilla, Benalmádena, Campillos, Segovia, Zaragoza, Murcia, Alcorcón, Badajoz, Granada, Córdoba … Me encanta porque son visiones diferentes pero con una misma pasión.

«(…) no puedo decir que haya una ciudad que esté por delante de otra (…) pero los municipios están más avanzados»

Entonces hay localidades, como hemos dicho antes de los municipios, en los que se le da más importancia a la mujer cofrade que en las capitales. Pero todos tenemos los mismos objetivos que es esa inclusión. Ojalá llegue el día que sea al cien por cien.

Existen muchos gremios dentro de las cofradías, y no todas las mujeres quieren ser costaleras o mujeres de trono, sino que hay quienes se forman para dirigir una banda, para ser corneta, para vestir una Imagen o para ser pintora.

Por esto no puedo decir que haya una ciudad que esté por delante de otra, pero sí que viendo la estadística que los municipios están más avanzados.

– ¿Qué le gustaría conseguir con este proyecto?

Creo que es fácil. Nos gustaría que este proyecto no existiera. Y si existiera, querríamos que fuera una plataforma donde tanto ellas como ellos puedan hablar de la fraternidad en ambos géneros.

La finalidad es ésa, la inclusión del cien por cien de las mujeres en las cofradías al igual que en el resto de la sociedad. La conciliación de la vida laboral, paternal y también pasionista es un derechos que tenemos todos cuando nacemos, seamos hombres o mujeres.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup