De Cerca

Entrevista | José Antonio García Flores: “En este oficio es fundamental que den libertad al artista o artesano”

La talla contemporánea en la ciudad hispalense tiene como uno de sus referentes más notables a nuestro entrevistado: José Antonio García Flores

El artista charla con Gente de Paz sobre el oficio, el proceso de talla, la competencia en el sector o los proyectos actuales y los que están por venir

El artista tallando la madera

• ¿Cómo nace su pasión por este oficio? 

Como la de cualquier chiquillo, jugando con el barro o la plastilina. Y te surge esa curiosidad e inquietud por saber cómo se hacen las obras de arte. 

El sentimiento cofrade te invita a jugar y descubrir esa faceta que en el futuro tiene cada uno, y a mí desde que era un niño se me despertó esa pasión por este bendito oficio. 

“El sentimiento cofrade te invita a jugar y descubrir esa faceta que en el futuro tiene cada uno (…)”

Fragmento.de canastilla tallada junto a las herramientas.

¿Dónde aprende a trabajar la madera para crear las maravillas artísticas que vemos en su taller? 

Sigo aprendiendo todavía, pero mis comienzos fueron con mi maestro, Don Juan Antonio Camacho Vega, discípulo a su vez de Don Manuel Guzmán Bejarano, en el año 2003 cuando yo tenía 15 años. 

Había terminado la secundaria, y al tiempo que descubrí a mi maestro ingresé en la Escuela de Artes y Oficios Sevilla, donde realicé los dos primeros años de Ebanistería Artística; y los dos siguientes Escultura en Piedra. 

Estos conocimientos los iba alternando con las enseñanzas de mi maestro, con quien estuve cinco años. 

Posteriormente tuve la oportunidad de entrar en el taller de Don Manuel Guzmán, donde aprendí muchísimo y sigo aprendiendo, pues aunque haya grandes maestros que ya no estén con nosotros, sí han dejado un legado para descubrir y admirar. 

“(…) Mis comienzos fueron con mi maestro, Don Juan Antonio Camacho Vega, discípulo a su vez de Don Manuel Guzmán Bejarano (…)”

Canastilla tallada por el taller de García Flores.

Para los que no conocen las fases de tallado, ¿de qué manera se divide el proceso?

Es un oficio que tiene muchas facetas, no solo trabajar con la gubia y debastar la madera. Hay que aprender muchos procesos antes. 

Pero lo primero que se suele hacer es la construcción de una parihuela mediante unas medidas y cuotas previas. Ese es el pilar principal. 

Pero para ello hay que saber de Arquitectura y de Dibujo Técnico para trazar la canastilla en carpintería arquitectónicamente, para lograr un trazado rectilíneo, serpenteante o de la manera que lose requiera según los estilos que existen. 

“(…) Lo primero que se suele hacer es la construcción de una parihuela mediante unas medidas y cuotas previas. Ese es el pilar principal”

Y también hay que saber bastante de Geometría, para saber plasmar eso en el papel y después pasarlo a lo que va a ser realmente la escala para definir los materiales que se emplearán. 

Luego se pasa ya a la madera. Las parihuelas se suelen hacer de pino flandes, y después para la carpintería y talla se utiliza cedro real, que es la madera más noble para tallar. 

Proceso de talla.

Cuando tenemos la carpintería construimos pasamos al diseño de los ornamentos y los distintos elementos que compondrán la canastilla (cartelas, esquinas, bombos, molduras, candelabros, etcétera). 

Posteriormente se pasa a los respiraderos, que es la parte de abajo con la que se finaliza la labor de carpintería y talla en el paso. 

Y todos esos dibujos se elabora previamente a través de un diseño a escala reducida (1:10), con la idea que se pretende hacer del paso; siendo el que se presenta a la corporación que te encarga el trabajo. 

“Cuando tenemos la carpintería construimos pasamos al diseño de los ornamentos y los distintos elementos que compondrán la canastilla (…)”

Una vez que tienes plasmada la idea a escala reducida, se sacan a tamaños naturales los dibujos empleando rollos de papel grandes e incluso dibujando directamente en la madera en algunos casos. 

Y después es todo el trabajo de corte de gubia, desbaste (quitar las partes bastas de un material), el relimpiado o acabado final; y el acodado, que es el recanteo de una pieza para que en el volumen de trabajo se vean los juegos de claroscuro, y parezca que la ornamentación está viva).  

Todas las obras son especiales para su autor, pero alguna le habrá despertado especial cariño… 

Claro. Todas ellas son como mis hijos porque las he creado, aunque después vayan a su correspondiente lugar. 

Pero sí me quedo con dos proyectos a los que le tengo especial cariño y en los cuales me dieron libertad desde primera hora, y eso es fundamental en este oficio, que dejen libertad al artista o al artesano para su creación. Estos trabajos son los de la Hermandad de la Humillación de Camas (Sevilla); y la Agrupación Parroquial Nuestro Padre Jesús de la Humildad en su Expolio, de Jerez de la Frontera (Cádiz). 

Así lucía el nuevo paso de la Hermandad de la Humillación en esta última Semana Santa. Obra de J.A. García Flores.

En el caso del magnífico paso de Jesús del Soberano Poder de la Hermandad de la Humillación de Camas, hay que destacar que aún se encuentra en fase de ejecución, aunque queda poco para su finalización. 

Nuevo paso para el misterio jerezano del Señor de la Humildad, obra de García Flores.

Y por otro lado, tengo el honor de realizar el paso del Señor de la Humildad en su Expolio, corporación joven pero que está luchando mucho tanto en labor social y de caridad, como en el patrimonial atesorando un misterio de una grandísima calidad. Admiro la labor tan buena que están haciendo, y espero que lleguen muy lejos. 

José Antonio García Flores en plena faena de tallado.

Sevilla es una ciudad con infinidad de artistas y artesanos en todos los campos. ¿Es complicado abrirse camino laboral ante esta perspectiva? 

Es difícil sí, ya que hoy en día la cuna del arte sacro se ha expandido mucho. Antes estaba más centralizado en Sevilla, y se ha ido expandiendo por todas las provincias de Andalucía. 

Pero lo que te hace luchar cada día es la competencia tan desleal que hay, materializada en personas que trabajan en la sombra, con productos sin calidad y precios muy bajos. 

“(…) Lo que te hace luchar cada día es la competencia tan desleal que hay, materializada en personas que trabajan en la sombra, con productos sin calidad y precios muy bajos”

Por ello, yo veo un problema en la sociedad cofrade y es que ya no se le da valor al arte y a invertir en grandes obras artísticas. 

Mi perspectiva en ese sentido, sin ofender a nadie, es que hoy por ejemplo prima el deseo de tener una buena banda en las hermandades antes de apostar por una imagen de una calidad suprema que te va a durar para los restos de la historia. 

Entonces con estos dos factores es muy complicado salir a flote, unido todo ello a los proyectos tridimensionales por ordenador o al encarecimiento de los materiales, que también afecta. 

Como esta situación siga así, podría provocar que este arte desaparezca. 

Paso realizado por el taller de José Antonio García Flores.

• Al hilo de esta pregunta y especificando en su oficio, ¿cree que hay una saturación de tallistas en la ciudad? 

Yo creo que no, que en Sevilla hay más o menos los mismos tallistas que antes, bien siguiendo la tradición familiar; o saliendo del taller profesional y creando uno propio. 

Sí es verdad que se está expandiendo porque cada vez hay más personas que quieren aprender, pero no sé traduce en calidad. Hoy cualquiera hace un paso. 

Digo esto porque en la actualidad cualquier persona piensa que es capaz de hacer este oficio, muchas veces sin pasar por un taller o saber cómo se desbasta una hoja. Y éstas personas acaban montando un taller, a precios más baratos y posiblemente teniendo más trabajo que tú. Eso sí es una saturación porque no hay formación. 

“(…) Cada vez hay más personas que quieren aprender, pero no sé traduce en calidad. Hoy cualquiera hace un paso”

• Regresando a su obra, el pasado Sábado de Pasión se estrenaron una parte del paso de misterio del Soberano Poder de la Hermandad de la Humillación de Camas. ¿Cómo surgió el proyecto y qué ha supuesto para usted? 

Yo cogí este proyecto con muchísima ilusión, contactando con ellos en el año 2013 y desde primera hora me tendieron su mano. Es una hermandad que me transmite muchísimo y a la que le tengo un cariño inmenso. 

Además, yo era muy joven y a pesar de este hecho ellos no dudaron. Creo que eso es lo bonito de las hermandades, que apuesten por la nueva cantera que además es la herencia de los grandes maestros. 

“(…) Yo era muy joven y a pesar de este hecho ellos no dudaron. Creo que eso es lo bonito de las hermandades (…)”

Imágenes de la carpintería del paso de Abnegación y Cruz.

Igualmente ha realizado la primera fase de las nuevas andas procesionales de la Asociación Abnegación y Cruz de San Bernardo. ¿Qué detalles conlleva este proyecto? 

Así es. El pasado Sábado de Pasión se estrenó el paso de esta Asociación Cultural Cofrade que está trabajando mucho, sobre todo en la materia social. 

Para mí supone una oportunidad más para demostrarle a Sevilla que tiene a un artista para dejarle su legado y su arte, siendo un proyecto muy ilusionante. 

Dentro de las características, es un paso de estilo barroco y líneas rectas, con tableros emparchados, la cornisa descompuesta con carretes y hojarasca; incluyendo candelabros de siete luces en las esquinas, y centrales de cinco luces. Todo ello acompañado con los respiraderos en consonancia con todo lo que es el diseño. 

Este año se estrenó la carpintería, y ya tenemos el paso nuevamente en el taller para ejecutar la talla del frontal y las dos mitades de los laterales, esperando que vean la luz Dios Mediante en la próxima salida de 2023. 

“(…) Tenemos el paso nuevamente en el taller para ejecutar la talla del frontal y las dos mitades de los laterales, esperando que vean la luz en 2023”

Boceto de paso de misterio elaborado por García Flores para la Hermandad de la Cena.

Al mismo tiempo, hace casi un año presentaba un diseño para el nuevo paso de la Hermandad de la Cena. ¿Qué características tenía frente al resto de proyectos? 

Así es, presenté un proyecto el año pasado al concurso de la Hermandad de la Cena para realización del nuevo paso. 

Mi trabajo conservaba las características de la hermandad, que es muy particular en el Domingo de Ramos sevillano. 

Era un paso que guardaba las líneas personales como el barnizado del paso, con un poco más de motivos y ornamentos dorados combinándolos con un dorado en pieza al horno. 

Destacaba sin duda la salvaguarda de la iluminación con el farol, enriqueciéndolo con más puntos de luz en guardabrisas y en los candelabros, pero sin perder este aspecto tan propio que tiene la cofradía. 

“Destacaba sin duda la salvaguarda de la iluminación con el farol, enriqueciéndolo con más puntos de luz en guardabrisas y en los candelabros (…)”

Yo intenté hacer un paso valiente desde mi punto de vista, más amplio que el actual para que no se vieran tan comprimidas las figuras; y sobre todo respetando esos iconos de faroles o cartelas, que son historia de la corporación y de nuestra Semana Santa en las últimas décadas. 

Distintos trabajos de talla de pasos precesionales, realizados por José Antonio García Flores.

Y de cara a los próximos meses y la Semana Santa de 2023, ¿en qué está trabajando José Antonio Flores? 

Pues de cara al año próximo seguimos con la fase final de la ampliación y remodelación del paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Esperanza en el Puente Cedrón (La Milagrosa, Sevilla), que saldrá culminado en 2023. 

También vamos a iniciar los trabajos de la bancada para la Hermandad de Santa Marta (Sevilla); la continuidad del paso de la Humillación (Camas, Sevilla); además de otros proyectos para el Descendimiento de Ciudad Real, para Tabernas (Almería) o Andújar (Jaén). 

Y junto a ello, ya hay hasta siete hermandades que están volviendo a hablar con nosotros tras paralizar sus proyectos durante la pandemia. 

“(…) Hoy en día se está perdiendo el interés de los jóvenes por aprender el oficio”

Por último, conociendo el oficio y teniendo la experiencia que ha cosechado, ¿qué le diría a los jóvenes que les gustaría dedicarse a la talla? 

Buena pregunta porque hoy en día se está perdiendo el interés de los jóvenes por aprender el oficio. 

Es un arte además al que hay que echarle muchas horas de trabajo, lento de enseñar porque se han de conocer muchas materias. 

Y también hay que diferenciar el aspecto cofrade con el amor por el oficio, y eso no se debe confundir porque puede llevar a la desmotivación.