De Cerca

Entrevista | José Manuel Chamorro: “Soy de los que piensan que si el artista no vibra con lo que crea, difícilmente va a transmitir nada al espectador”

El artista sevillano se sincera con Gente de Paz sobre su vocación, el dibujo; y una de sus grandes pasiones, la Semana Santa

Chamorro habla en esta interesante entrevista sobre su descubrimiento del dibujo, sus referentes, la proyección artística de su obra en las redes sociales o sus vivencias cofrades

Boceto del retrato del Cristo de la Vera Cruz. Arte Chamorro.

– ¿Cómo descubre su pasión por el dibujo?

No puedo hablar de un descubrimiento como tal, puesto que desde que tengo uso de razón me recuerdo con un lápiz en la mano y realizando dibujos.

Es algo que forma parte de mí como persona y siempre ha estado presente como mi gran pasión.

Aunque fue en la adolescencia cuando adquirí conciencia de lo que el arte significa para mí y empecé a darle a importancia que tenía.

“(…) Fue en la adolescencia cuando adquirí conciencia de lo que el arte significa para mí (…)”

– ¿Supo desde el primer momento que se quería dedicar profesionalmente a ello?

Sí, me siento artista y creo que dedicarme profesionalmente es la única vía para ofrecerle a los demás lo que soy capaz de hacer y transmitir a través de mis obras.

Por eso decidí estudiar en la Escuela de Artes Plásticas, licenciarme en Bellas artes e incluso completar dicha formación con Masters, entre otros, de Gestión Cultural.

Crucifixión de San Mateo, de Caravaggio. Foto: wikipedia.

– ¿Tuvo algún referente que le marcara en esos primeros años? ¿Y en la actualidad?

Sí, en un principio, cuando era muy pequeño, tuve referentes como Salvador Dalí, Caravaggio o los Primitivos flamencos.

Con el paso del tiempo y el descubrimiento de multitud de artistas gracias al estudio del arte y sus protagonistas, actualmente tengo un amplio abanico de referencias, puesto que hay muchos artistas de diferentes disciplinas (Fotografía, cine, pintura, …) que me inspiran a la hora de plantear una nueva obra.

Erwin Olaf, Pasolini o Dino Valls son algunos de mis referentes actuales, aunque es indiscutible la influencia que han ejercido sobre mí los Hiperrealistas americanos.

“(…) Es indiscutible la influencia que han ejercido sobre mi los Hiperrealistas americanos”

Esperanza de Triana en los trazos de José Manuel Chamorro.

– Viendo su trayectoria se deduce su enorme cariño y dominio técnico del dibujo pero, ¿también siente atracción por la pintura?

Sí, las técnicas pictóricas también me atraen muchísimo, pero he encontrado en el dibujo la técnica que más se adapta a los resultados que busco en mis obras.

Exposición de cuadros en la Plaza del Museo. Foto: El Portal de Susana.

– Vive usted en Sevilla, una de las ciudades con más artistas y artesanos del mundo en todas las ramas y con un gran nivel. ¿Cómo consigue llegar al espectador con tantos buenos profesionales alrededor?

Realmente es una tarea difícil en la que hay que estar trabajando constantemente. Evidentemente, el primer reclamo es mi propia obra.

Por otro lado haciendo uso de las redes sociales, concretamente a través de mi Instagram @arte_chamorro.

Y gracias a mi Estudio-Galería, inaugurado recientemente en la Calle Amargura nº4 en Sevilla, donde el visitante además de poder ver y adquirir mi obra en la zona de galería, puede verme trabajar en la zona acondicionada como estudio de dibujo. Esto me permite contactar directamente con el público.

“(…) El visitante además de poder ver y adquirir mi obra en la zona de galería, puede verme trabajar (…) Esto me permite contactar directamente con el público”

– Usted además aprovecha el amplísimo abanico que le permiten las redes sociales. ¿Piensa que es hoy una de las herramientas esenciales del artista?

En mi opinión sí, las redes sociales son una herramienta muy útil para la difusión de mi trabajo, pero hay que ser consciente que para que las redes sociales den su fruto detrás tiene que haber trabajo constante, disciplina y esfuerzo.

Retrato del Cristo del Amor durante su ejecución. José Manuel Chamorro.

– Observando sus publicaciones en plataformas como Instagram, es posible seguir el dibujo de sus trabajos desde el boceto hasta su conclusión. ¿Qué sensaciones despierta en sus seguidores este método?

Es algo que despierta la curiosidad del espectador, y de hecho lo empecé a hacer por la demanda de aquellos seguidores de mi trabajo que visitaban mi instagram y que se sentían muy atraidos por como va surgiendo la obra desde un papel en blanco hasta una imagen de tanto realismo.

“(…) Se sentían muy atraidos por como va surgiendo la obra desde un papel en blanco hasta una imagen de tanto realismo”

– Una de sus grandes bazas, el retrato cofrade, está de plena actualidad por el carácter cofrade y popular de los sevillanos. ¿Suele recibir muchos encargos? ¿Cuál es la Imagen que más le piden que dibuje?

Sí, suelo recibir encargos. El último, por ejemplo, el Santísimo Cristo del Amor de la Hermandad del Amor.

Puedo presumir de que haya obra mía no solo en Sevilla, sino en distintas ciudades de España como Elche, Campos de Criptana, Granada o Madrid entre otras; realizando en ellas carteles, colaboraciones para exposiciones o devociones particulares.

Por el momento las Imágenes que más me han solicitado han sido la Esperanza Macarena y la Virgen de la Estrella (Triana).

“(…) Las Imágenes que más me han solicitado han sido la Esperanza Macarena y la Virgen de la Estrella (Triana)”

Detalle del Retrato de la Virgen de María Santísima de la Amargura.

– Recientemente ha culminado un apoteósico retrato de la Amargura, y antes lo hizo con Pasión, la Macarena, la Estrella, el Gran Poder o el Cristo del Amor. ¿Cuál será su próximo reto?

Estoy aún dándole forma a mi próximo reto. Después del éxito que ha tenido el retrato de la Amargura tendrá que ser algo que vuelva a despertar el entusiasmo de mis seguidores, y que me haga sentir que he superado un nuevo reto.

“(…) Tendrá que ser algo que vuelva a despertar el entusiasmo de mis seguidores, y que me haga sentir que he superado un nuevo reto”

Soy de los que piensan que si el artista no vibra con lo que crea difícilmente va a transmitir nada al espectador.

Precioso primer plano del retrato de María Santísima de la Candelaria. Arte Chamorro.

– Ya finalizando y una vez presentado al artista, sería fantástico descubrir también al cofrade de a pie. ¿Cuáles son sus grandes devociones?

Son muchas y por distintos motivos. Por ejemplo, la Virgen de la Candelaria a nivel afectivo y familiar es la primera que te nombraría.

Pero no sería del todo sincero si dejarse de mencionar devociones como la Virgen de la Victoria, de las Cigarreras, el Santísimo Cristo de la Vera-Cruz o la Virgen del Valle, por ejemplo.

Semana Santa de Sevilla. Foto: Aionsur.

– ¿Cómo vive usted la Semana Santa? ¿Sale de nazareno en alguna hermandad?

La vivo con gran intensidad, como se vive algo que esperas con tanta ilusión durante todo un año.

Es una Semana de ensueño, en la que todo se para y sólo estás para disfrutar de ella. Sabiendo que pasa tan rápido y que tienes que empaparte de cada momento, de cada marcha, de cada olor a incienso o cera quemada.

“Vivo la Semana Santa con gran intensidad, como se vive algo que esperas con tanta ilusión durante todo un año”

Y, por supuesto, abierto a todas las emociones y sensaciones de poder disfrutar de nuestras imágenes en la calle.

Actualmente no salgo de nazareno, aunque fui durante algunos años nazareno y acólito de la Hermandad de la Candelaria.

– ¿Hay algún momento concreto que le guste repetir cada año o lo tenga como ritual?

La Salida de la Hermandad de la Amargura, en un sitio muy especial y rodeado de gente muy especial, pero sólo por nombrarte uno, por ñque desde que empieza la Cuaresma hasta el Domingo de Resurrección, podrás imaginarte que son muchos los momentos mágicos que da tiempo a vivir.

Nuestro Padre Jesús del Gran Poder retratado por José Manuel Chamorro.

– Por último, ¿qué le pide el artista y el cofrade al Señor y la Virgen?

Primero y fundamental salud, trabajo y amor, eso como base de mis peticiones…

Pero son tantas las cosas que surgen en el día a día, que es difícil no tenerlos presentes en algún momento e ir pidiéndole por los acontecimientos que se van desarrollando, y por supuesto agradecerles todo lo bueno que nos ofrecen.