Advertisements
Córdoba, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Rafael Revuelta, hermano mayor de los Dolores de Alcolea: «Nuestra intención es formar parte de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, con lo que eso conlleva, pero que en ningún caso implica hacer estación de penitencia a la Catedral»

«Cualquier hermandad de Córdoba desea estar en la Agrupación. ¿por qué no íbamos a querer nosotros, que, aunque a alguno se le olvide, también somos de Córdoba?»

«Ya hemos recibido la negativa de Junta de Gobierno de la Agrupación a tramitar nuestra incorporación con unos argumentos que no damos por válidos«

El comienzo del próximo curso cofrade comienza a vislumbrase en la cercanía del horizonte. Un curso plagado de incertidumbre cuyo desenlace pocos se atreven a pronosticar más allá de especulaciones y sensaciones. Sin embargo, la desazón de lo que puede acontecer no impide, en modo alguno, que en el seno de las cofradías de los cuatro puntos cardinales de la geografía cofrade se continúe trabajando con la esperanza de que los nubarrones se difuminen paulatinamente abriéndose de par el cielo azul de la ilusión.

Es esta la ilusión que destila una hermandad cordobesa, porque lo es, por más que algunos pretendan negarle el pan y la sal, la Hermandad de los Dolores de Alcolea, con cuyo hermano mayor, Rafael Revuelta Cortés, hemos conversado para analizar su realidad, su incuestionable presente y su futuro más inmediato. Un hermano mayor accesible y cercano que aborda en esta charla los asuntos cotidianos que envuelven a la cofradía, muestra a Córdoba cómo es una de sus corporaciones menos conocidas, recuerda la pérdida reciente de dos de sus figuras esenciales y explica, sin intermediarios, las auténticas razones por las que la hermandad que preside pretende formar parte de la Agrupación de Cofradías. No pierdan detalle. 



«María Santísima de los Dolores, es nuestro gran tesoro patrimonial»

– La Hermandad de los Dolores de Alcolea es posiblemente la gran desconocida de la Córdoba Cofrade pese a que, aunque muchos parecen ignorarlo, pertenece a la ciudad de Córdoba. ¿Cuál es la realidad actual de la Hermandad? ¿Cuántos hermanos tiene en la nómina y cuántos nazarenos salen con la cofradía en Semana Santa? 

Nuestra Hermandad, tras casi cuarenta años, está consolidada en la barriada de Alcolea. Todo ello no quita que sigamos creciendo día a día, tratando de hacernos más visibles en todos los ámbitos y fomentando la vida de hermandad, para lo que nuestra nueva casa ha sido sin duda un gran impulso. Actualmente somos alrededor de 450 hermanos de los que aproximadamente sesenta realizan estación de penitencia como nazarenos el Viernes Santo. 

«Tuvimos la suerte de estar muy bien asesorados en los inicios de la cofradía»

– Háblenos del patrimonio de la hermandad, precisamente para que deje ser esa inmerecida desconocida para los cofrades de la ciudad de San Rafael. 

Sin duda nuestra Imagen Titular, María Santísima de los Dolores, es nuestro gran tesoro patrimonial. Y es que, además de la gran devoción que atesora, es una obra de una enorme calidad artística, la última de D. Francisco Buiza. Y para Ella se ha ido completando a lo largo de los años un gran paso de palio en el que se reúnen piezas de gran factura. Sin duda tuvimos la suerte de estar muy bien asesorados en los inicios de la cofradía, en los que se tomaron grandes decisiones, lo que dio lugar a unos cimientos sólidos sobre los que seguimos construyendo. 

«En la calle Cabo Carmona se crea una atmósfera especial»

Cuéntenos cómo es la salida procesional de la cofradía, sus momentos más emotivos y los enclaves que quienes deseen venir a verla no deben perderse. 

Nuestra estación de penitencia comienza a las ocho de la tarde del Viernes Santo. Desde el año 2019 esta salida ya es posible desde la nueva casa de hermandad. El comienzo de la procesión es siempre esperado por los fieles. Otro de los momentos emotivos es la llegada a la parroquia. Sin embargo, yo personalmente sigo quedándome con el paso del cortejo por la calle Cabo Carmona, ya en plena noche, que ahora es también el final de la estación de penitencia. En este lugar se crea una atmósfera especial, con la cuadrilla de costaleros apurando los últimos metros, saetas, grandes marchas sonando, y todo con el regusto de saber que se está terminando una inolvidable noche de Viernes Santo.

«La Hermandad está plenamente integrada en la vida del barrio«

– ¿Cuál es la implicación del barrio en la hermandad y viceversa? ¿En qué se traduce esta interrelación?

La Hermandad está plenamente integrada en la vida del barrio. Así, colaboramos con distintos colectivos y no perdemos oportunidad de estar presentes en cada una de las actividades que se desarrollan en Alcolea. 

En este año tan excepcional, el barrio y la hermandad hemos estado totalmente volcados con una campaña solidaria de fabricación de material sanitario que ha sido todo un éxito. 

Nuestros vecinos nos acogen siempre con los brazos abiertos. Así, llevamos muchos años en la feria, en la celebración del día de Andalucía, el año pasado en la cabalgata de Reyes… Además, hemos tenido ocasión de colaborar con otras asociaciones. La hermandad siempre ha estado abierta a participar en todo lo necesario en el barrio y nuestros vecinos nos reciben con mucho cariño. 

«La gran mayoría de nuestros hermanos no se sienten parte de la Córdoba cofrade, y esto es algo muy triste«

– ¿Cree que entre los hermanos de la corporación existe conciencia de ser una hermandad más de Córdoba? 

En absoluto, la gran mayoría de nuestros hermanos no se sienten parte de la Córdoba cofrade, y esto es algo muy triste. Pero para sentirnos parte debemos integrarnos en la vida cofrade de la ciudad. 

Y estoy seguro de que a todos nuestros hermanos les encantaría sentir nuestra Hermandad como una más de la ciudad, pero por el momento no es así. 

«Para una gran parte de Córdoba somos totalmente desconocidos. Mantenemos relación con varias hermandades, pero a nivel general no se nos considera una más«

– ¿Piensa que Córdoba considera a su hermandad una más de la ciudad? 

No, para una gran parte de Córdoba somos totalmente desconocidos. Mantenemos relación con varias hermandades, pero a nivel general no se nos considera una más. En este sentido pienso que solo participando de la entidad que aglutina la vida cofrade de la ciudad podremos sentirnos parte de ella. 

A nivel civil sí que nos han tratado siempre de forma excepcional, pero evidentemente no se consigue lo mismo yendo solo a los sitios que si vas como un gran colectivo, todo es más difícil. 

«Fray Ricardo de Córdoba es el gran responsable de que los primeros pasos fueran tan decididos y firmes, le debemos muchísimo«

– En los últimos tiempos la hermandad ha perdido a dos personas muy importantes, José Miguel Poveda y Fray Ricardo de Córdoba. Cada uno en su parcela, ¿podría explicarnos la trascendencia de ambas figuras inolvidables? 

Fray Ricardo de Córdoba es el gran responsable de que los primeros pasos fueran tan decididos y firmes, le debemos muchísimo. Él fundó, junto con un grupo de gente muy joven, nuestra Hermandad y estuvo en el día a día los primeros años. Cuando marchó de Córdoba dejó un grupo de personas muy formadas que nos han llevado hasta lo que hoy tenemos. Después ha seguido muy vinculado a la Hermandad y ha estado presente en todos los momentos clave: el veinticinco aniversario, la compra del palio, la bendición de la casa de hermandad… además de un gran número de misas. Por otro lado, dejó a Antonio Villar como vestidor, con la suerte que es para nosotros poder seguir contando con él. 

«De José Miguel Poveda podría hablarte durante horas«

De José Miguel Poveda podría hablarte durante horas, ya que ha sido como un padre a nivel cofrade y un gran amigo. Su implicación en las dos etapas que ha estado en la junta de gobierno ha sido total, alcanzando grandes hitos para la Hermandad. En esta última etapa, por ejemplo, ha estado a cargo de todas las gestiones de la casa hermandad, desde la compra hasta metido a pie de obra casi a diario. Además, como capataz ha conseguido consolidar una cuadrilla de costaleros y costaleras que ha mejorado muchísimo y que desde hace años tiene un andar elegante y personal. 

«Queremos restaurar con urgencia el Santo Cristo de las Cinco Llagas«

– ¿Cuáles son los hitos de su mandato y los próximos proyectos de la hermandad? 

Sin duda la casa de hermandad es lo que más llama la atención, ya que desde ella podemos iniciar y terminar nuestra salida de una forma mucho más digna. Además, en ella la vida de hermandad es mucho más fácil. Pero hay otros muchos proyectos de los que estamos muy orgullosos. Por ejemplo, la obra social, que lleva funcionando los ocho años de forma ininterrumpida; la formación del grupo joven a raíz de la Semana Santa chica… 

Por otro lado, tenemos muchos proyectos en mente, pero habrá que priorizar, más aún con la actual crisis sanitaria y las consecuencias que esta tiene para las arcas de cualquier hermandad. En este sentido queremos restaurar con urgencia el Santo Cristo de las Cinco Llagas, que pese a que pertenece a la parroquia somos conscientes de que esta no dispone de dinero para ello, por lo que nos gustaría empezar a recaudar fondos. Además, tenemos pendientes muchos detalles de la casa de hermandad. A nivel patrimonial hay también algún proyecto importante, pero aún deberá esperar. 

«Evidentemente hemos contestado rebatiendo la negativa de la Junta de Gobierno de la Agrupación, aunque seguimos esperando una respuesta que, por el tiempo que ha pasado, dudamos que llegue«

– La corporación ha solicitado su incorporación en la Agrupación de Cofradías de Córdoba, un extremo que algún sector de la Córdoba Cofrade parece empeñado en no comprender. ¿Puede explicarnos con qué objetivo se ha solicitado su incorporación? 

Precisamente para sentirnos parte de la Córdoba cofrade, esto es, para participar en las celebraciones, para estar presentes en el día a día, por supuesto para darnos a conocer, para optar a todo lo que la Agrupación ofrece: formación, asesoramiento…; también para colaborar en todo lo que podamos. Evidentemente también para tener un respaldo; no es lo mismo ir como hermandad a sacar un seguro o una licencia al ayuntamiento que ir a través de la Agrupación. Nosotros en Alcolea hemos tenido hasta que poner las señales de prohibido aparcar durante muchos años.  

Cualquier hermandad de Córdoba desea estar en la Agrupación. ¿por qué no íbamos a querer nosotros, que, aunque a alguno se le olvide, también somos de Córdoba? 

Respecto a la solicitud, ya hemos recibido la negativa de Junta de Gobierno de la Agrupación a tramitarla con unos argumentos que no damos por válidos. Evidentemente hemos contestado rebatiendo su negativa, aunque seguimos esperando una respuesta que, por el tiempo que ha pasado, dudamos que llegue.  

Eso sí, lo que no podemos es estar a diario recordando a nuestros hermanos que la estación de penitencia es solo un día más en la vida de una hermandad y que ahora sea el principal argumento que se nos exponga contra nuestro ingreso. 

Por tanto, seguiremos dando los pasos que consideremos necesarios. Se tratamos de poner a nuestra hermandad en un sitio que le corresponde por el simple hecho de reunir todos los requisitos, entre ellos ser una hermandad de Córdoba. 

«Creo que, lamentablemente, ese nuevo reglamento va a llevar más puntos que dificultarán nuestra participación como una hermandad más de la ciudad de Córdoba«

– Sabe usted que Francisco Gómez Sanmiguel ha presentado en el ocaso de su mandato un borrador de nuevos estatutos que contiene un punto con el que se pretende impedir que haya hermandades que realicen su estación de penitencia saliendo o recogiéndose en la Mezquita Catedral. Muchas voces afirman que este epígrafe no está pensado tanto en las cofradías que actualmente utilizan el templo mayor de la diócesis con este fin sino en hermandades como la suya para evitar que pretendan realizar estación de penitencia en la Catedral. ¿Qué podría decirle a nuestros lectores al respecto? ¿Es intención de su hermandad procesionar camino de la Catedral o no es más que un bulo sin fundamento? 

Nuestra intención es formar parte de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, con lo que eso conlleva, pero que en ningún caso implica hacer estación de penitencia a la Catedral. Una vez estemos dentro, el procesionar hasta la Catedral puede ser o no una propuesta, pero que deben decidir los hermanos. No podemos mezclar el pertenecer a la Agrupación con procesionar hacia la Catedral. 

En cualquier caso, creo que, lamentablemente, ese nuevo reglamento va a llevar más puntos que dificultarán nuestra participación como una hermandad más de la ciudad de Córdoba. En la reunión que mantuvimos con la Agrupación ya nos dijeron que uno de los aspectos que debía abordar su nuevo reglamento era el de las hermandades como la nuestra, porque no veían lógico que pretendiéramos pertenecer a la Agrupación.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup