Sevilla, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Entrevista | Raquel Revuelta: «El sentimiento que me despierta la Esperanza de Triana es punto y aparte»

Modelo, Miss España en el año 1989, presentadora de televisión, creadora de la Agencia Doble Erre, escritora… La versatilidad y creatividad de Raquel Revuelta son incombustibles.

La exitosa empresaria sevillana habla con Gente de Paz sobre su carrera profesional, los proyectos profesionales en marcha, grandes prendas clásicas andaluzas como el traje de flamenca y la mantilla o su pasión por la Semana Santa.

Raquel Revuelta. Foto: Alejandro Sigüenza.

– Fue elegida Miss España en el año 1989, abanderando la imagen de España y Andalucía en certámenes de belleza en todo el mundo. ¿Cómo vivió la experiencia?

Fue muy emocionante. Tuve la fortuna de ser la ganadora. Estaba muy contenta. Y a partir de ahí aproveché las oportunidades que me brindaba la vida, que fueron muchas: Creé mi empresa, trabajaba en televisión, continuaba con mi carrera de modelo … En resumen, todo lo que iba llegando y me apasionaba.

«A partir de ser Miss España aproveché las oportunidades que me brindaba la vida, que fueron muchas (…)»

– ¿Piensa que los certámenes de belleza estaban más reconocidos en ese momento que en la actualidad?

Sí. Por supuesto. Los certámenes de belleza tenían sentido en esa época, pues no había ninguna plataforma concreta para promocionarse. Y sin embargo, ahora tenemos las redes sociales donde cualquier persona puede llegar a casi todos los lugares del mundo, por lo que dichos certámenes dejan de tener tanta significación como antes.

«Los certámenes de belleza dejan de tener tanta significación como antes con las redes sociales»

– A raíz de ello, ¿cree usted que las redes sociales han ayudado a divulgar el universo de la belleza, la moda, la estética y el cuidado del cuerpo?

Claro que sí. Es una herramienta muy válida y eficaz si se hace bien, y se dedica el esfuerzo y el tiempo necesario.

Raquel Revuelta. Foto: Alejandro Sigüenza.

– Tras una magnífica carrera como modelo, pasó al terreno empresarial con la agencia Doble Erre. ¿Cómo nace este proyecto y cuales son sus fines principales?

Fue en el año 1991. Yo estaba trabajando en Televisión con María Teresa Campos. En este contexto surge la oportunidad de venirme a Sevilla, donde se estaba preparando la Exposición Universal de 1992.

La ciudad estaba en ebullición, y pensé que era un momento ideal para crear Doble Erre, mi empresa, y realizar servicios enfocados a esa exposición: azafatas, guías turísticos, intérpretes, autores … Todo en relación a las necesidades de ese gran evento a partir de los estudios de Turismo que yo había cursado.

«La ciudad estaba en ebullición con la Expo 92, y pensé que era un momento ideal para crear Doble Erre, mi empresa (…)»

Y cuando acabó la expo continué ampliando servicios, creando por ejemplo el centro de formación. A partir de ello se fue desarrollando mi empresa con diferentes unidades de negocio, hasta ser lo que es hoy; logrando crear incluso una editorial. Todos ellos son servicios integrales de moda y comunicación.

– Imagino que durante los años que lleva en funcionamiento la Agencia Doble Erre habrá conocido un gran número de modelos. ¿Qué requisitos debe tener para usted la persona que quiera dedicarse profesionalmente a la moda?

Las modelos deben tener unas condiciones físicas requeridas, como ocurre en cualquier otro trabajo. Pero luego es muy importante la actitud de esa mujer o ese hombre que quiera llegar a vivir como modelo profesional. Es un oficio duro y arduo porque tiene dificultades como pasar mucho tiempo en soledad; es decir, trasciende el glamour y lo bonito, pero detrás hay horas muy difíciles y para ello hay que tener la mejor actitud.

Y a parte de ello, requiere también tener buena formación, un adecuado asesoramiento y tener los pies en la Tierra; junto a las condiciones físicas que ya hemos mencionado y un poquito de suerte.

Mascarillas, prenda necesaria en la sociedad con la llegada del Covid-19. Foto: Alejandro Sigüenza.

– Estamos viviendo la pandemia más dura desde hace un siglo. ¿Cómo ha afectado al mundo del diseño y la moda?

Pues estamos atravesando una crisis tremenda que se acusa más en la moda flamenca, porque se trata de algo estacional que se vende tan solo una vez al año con motivo de las ferias y romerías. Se puede imaginar. Llevamos 2 años sin romerías ni nada. Todo el sector vive una situación delicadísima.

» (…) Estamos atravesando una crisis tremenda que se acusa más en la moda flamenca (…)»

Hablábamos antes de ese proyecto de Doble Erre, pero también ha puesto usted en marcha la revista Surrealista Moda Flamenca. ¿Qué elementos caracterizan a esta publicación?

Es la única revista cuyo contenido gira en su totalidad en torno a la moda flamenca y de inspiración flamenca. En ella podemos encontrar desde editoriales maravillosas –que fascinan a todo el mundo– hasta entrevistas a personajes populares que se relacionan con el sur de España. Todo en ella se mueve alrededor del flamenco, la moda flamenca y el sur de la Península.

– ¿Cree que el traje de flamenca ha envejecido bien, o necesita una reinvención?

El vestido de flamenca se reinventa cada año. Precisamente SIMOF, el Salón Internacional de la Moda Flamenca, impulsa y estimula a los diseñadores no para que el traje de flamenca se reinvente – este vestido regional tiene unos patrones muy concretos-, sino para que se renueve cada temporada.

«El vestido de flamenca se reinventa cada año»

Trajes de flamenca en la pasarela de SIMOF. Fotos: SIMOF.

– A lo largo del siglo XX han desfilado por la Feria de Sevilla un gran número de presentadoras, modelos, nobles, princesas o reinas vestidas con el traje regional. ¿A quién le gustaría a usted ver ataviada de flamenca?

Pues hay varias mujeres que me encantaría ver vestida de flamenca, pero tenemos una muy cercana y que creo que ya le toca que es a su Majestad la Reina Letizia. No la hemos visto todavía.

Pero también invitaría a los lectores de Gente de Paz a que leyeran y vieran el libro “Flamenca” que escribí hace un par de años, en el que hago un repaso de todos los años de SIMOF, incluyendo fotografías de mujeres vestidas de flamenca.

«Me gustaría ver vestida de flamenca a su Majestad la Reina Letizia»

– Otro de los puntos importantes en el plano textil andaluz es la mantilla. ¿Cómo ha evolucionado esta prenda?

Yo creo que la mantilla se mantiene bastante intacta. Hay diferentes tipos de mantilla y varios usos, pero no cambia. Lo que sí evoluciona es el atuendo que se utiliza con la mantilla.

Raquel Revuelta y varias modelos ataviadas con mantilla negra. Foto: Carolina Castillo.

– La mantilla negra es una vestimenta clásica de las señoras en Semana Santa, especialmente en las tardes del Jueves y el Viernes Santo. ¿Cuál es el tipo de traje y los complementos adecuados para lucir la mantilla en estos días?

Pues yo creo que siempre debe ser un vestido sobrio y sencillo. Pero sí pienso que ese rigor tan estricto en cuanto a la manga (generalmente francesa por debajo del codo) o el cuello (tradicionalmente a la caja), ha evolucionado mucho en cuanto a protocolo. Este estilo de prenda tenía sentido en su época, pero ya ha de progresar.

«El vestido que acompañe a la mantilla negra en Semana Santa debe ser sobrio y sencillo»

Yo abogo por un vestido sencillo, que no sea llamativo, que tampoco sea demasiado escotado, sin tirantas ni minifalda … Pero a partir de ahí que cada diseñador lo visualice como estime más conveniente.

– Centrándonos en el tema cofrade, ¿Qué recuerdos tiene de la Semana Santa de su ciudad, Sevilla?

Desde pequeñita iba con mis padres a ver procesiones, y me gustaban especialmente las salidas y las entradas. Mi abuelo además fue hermano mayor de la Esperanza de Triana, por lo que tenemos un cariño y devoción especial a la Esperanza y al Señor de las Tres Caídas; junto a muchos recuerdos y una gran vinculación a la cofradía.

«Mi abuelo fue hermano mayor de la Esperanza de Triana, por lo que tenemos gran vinculación familiar a la hermandad»

Esperanza de Triana. Foto: Alejandro Sigüenza.

Y después me viene a la cabeza las bullas, el olor a azahar, el silencio, el incienso, el sonido del racheo de los costaleros al llevar el paso … Son escenas que permanecen grabadas en mi retina.

– Junto a la Esperanza de Triana, ¿tiene alguna otra devoción entre los Cristos y Vírgenes de la capital hispalense?

El Gran Poder, la Estrella, el Cristo de los Gitanos, la Macarena por supuesto … Pero el sentimiento que me despierta la Esperanza de Triana es punto y aparte.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup