Advertisements
En mi Huerto de los olivos, Opinión

Esto es lo que hay

Nos encontramos en una situación en el país que es difícil de entender. Lo que acabamos de presenciar en la investidura de un Presidente de Gobierno de nuestro país, es triste y calamitoso. La manera de faltarse el respeto, los unos y otros. El poco respeto por la historia de nuestro país, que parece que sólo hay historia en sólo sentido, es patético. La desvergüenza con la que tratan a unos que las manos están manchadas de sangre y a otros que no las tienen, es vomitiva. Que unos sean los malos de la película y otros estén libres de pecado, fastidia y es ya pesada la tesitura. La arrogancia y la vanidad parece que se ha hecho dueña del hemiciclo. Pero es lo que hay.

Y así vemos lo que vemos, por todos los ámbitos de los que nos rodeamos. Califiquen ustedes como lo quieran calificar. Pero es muy triste y a la vez preocupante. Deberíamos de ser más humildes en todos los aspectos de la vida, pero que va. Somos lo que somos, gracias a nuestras acciones. Lo peor de todo, que estamos en una situación que todo lo extrapolamos sin respeto alguno, y hasta la conversación más privada la exponemos en redes sociales. Así nos va.

El descalificar y no saber estar en nuestro sitio es hoy en día, una realidad que parece ser estar bien hecha. Y qué lejos de la realidad. Pero las circunstancias, es que solo vemos lo que nos interesa, y si ya encima nos toca in situ, nos volvemos despiadados con los demás. Pero tiempo al tiempo que él, nos pondrá a cada uno en nuestro sitio.

Es triste leer que una hermandad como la del Nazareno de Cádiz lleva años, realizando un desagravio a un acto cofrade, que quieran o no y les hayan votado o no son gaditanos, como ellos y son los representantes de los mismos. Pero al venir del lado derecho de ellos, como que tienen urticaria. Qué le vamos a hacer. Si ese desprecio fuese por parte de un partido de centro derecha hacia una organización de izquierdas, acuérdense que las voces se escucharían por todos los lados. Además esas voces son infames y sin respeto ninguno y delicadeza ni la conocen.

En Sevilla, hoy, han llegado a un acuerdo todos los partidos políticos que están representados en su Ayuntamiento al tratamiento de las fiestas locales. Y mucho cuidado si no lo hacen, porque perderían unos más que otros y bien que lo saben esos unos. Tan difícil es entenderse por el bien de los demás y no por el ego de uno mismo. Pues nada no se enteran en muchos sitios.

No hace mucho, en nuestra tierra ocurría igual. Los que había gobernaban nada más que para los suyos. Los demás sólo éramos suyos a la hora de pagar impuestos, ahí si. Relacionados en otros ámbitos que no fueran de su aquiescencia solo se preocupaban de tocar las narices para intentar enojarnos. Hay un refrán español que dice “jactancia es mala de san benito hacer gala”. Ahí lo dejo para que cada uno de ustedes lo vea, lea y reflexione…

Les dejo por ésta semana, no sé si tomarme unas vacaciones. Estoy cansado de escuchar tantas barbaridades por parte de unos y otros. Como decía en un artículo “ca’ uno es ca’ uno con sus caunas”. Disfruten del tórrido verano que estamos pasando, como debe de ser, porque para eso es verano y vivimos en Córdoba. Sean felices y extrapólenlo, no vivan con ese amargor que les va a corroer sus mejores sentimientos.

Pd.- Y la calle para la saga de los Sáez pa’ cuando?

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies