Advertisements
En mi Huerto de los olivos, Opinión

Extraordinarias Sí, Extraordinarias No

Estamos en una situación compleja todos los que nos consideramos cofrades, y más aún, si además somos católicos. Tenemos que soportar últimamente con demasiada frecuencia agresiones verbales hacia nuestra manera de creer, agresiones en forma de robo hacia las imágenes e iglesias, agresiones en forma de escritura en imágenes, fachadas o por internet con montajes de fotos nada agraciadas burlándose de nuestras creencias y manera de creer.

Y ante estas vicisitudes se me ocurre este fin de semana, para ver que opináis ustedes, hablar sobre las salidas procesionales extraordinarias que se nos presentan en el último tercio del año. Como bien saben los que me siguen y leen con asiduidad, yo defiendo las salidas extraordinarias. Pero yo las defiendo y creo en ellas no a cualquier precio. Sino con un verdadero motivo por el cual se deba de realizar y con un verdadero sentido. No es sacar por sacar. Pasear por pasear.

Dejado este punto claro, me parece un total acierto que en este mes de Septiembre, que va a entrar en poco menos de siete días, haya esta serie de procesiones extraordinarias, ya que – y vuelvo a insistir, no a cualquier precio – nos cuesta trabajo defendernos de tanto ataque, porque veo a pocos defender lo que nos duele, por lo menos que se hagan con procesiones para poder demostrar y manifestarnos de alguna manera. Sí, así de claro lo veo yo.

No solamente se t5rata de que una procesión extraordinaria tenga un sentido por una onomástica, por una petición o por una festividad, sino que además sean manifestaciones de nuestras creencias, manifestaciones de nuestra religión, manifestaciones de nuestra fe, que nos sirvan para demostrar que esta es la manera de manifestarnos. No nos manifestamos danto gritos, con pancartas obsesivas y obsesas, con lemas desafiantes e ingratos, con puestas en escena con la clase y categoría que tenemos.

De esta manera, ya que en Semana Santa no lo podemos hacer, por ir de una manera mucha más recatada y tapada por nuestra penitencia, que sean las procesiones extraordinarias en las que se nos ve la cara y nos la veamos todos, quienes somos y que queremos; y lo más importante, que estamos aquí, para mucho tiempo, y esta es una manera educada y de civismo total de expresar como he dicho antes en lo que creemos y de exponer nuestro respeto a los demás, sin ofender ni meternos con nadie.

Así que disfruten de ellas, como debemos de hacerlo y así volver a ponernos en nuestro sitio, ya que a nadie ofendemos por expresar nuestra religión, tradiciones y lo más importante nuestra fe.

Les aseguro que muchos no lo entenderán porque su conocimiento solo les da para comprender que los que no pensamos y hacemos como ellos no somos unos forajidos. Pero a esto estamos acostumbrados a sus continuos insultos y agresiones de todo tipo. Nosotros tenemos más clase y categoría.

Sean felices y extrapólenlo, se acaban para unos las vacaciones dentro de poco, y gracias a Dios para otros comienzan ya.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: