Córdoba, ⭐ Portada

Fran Martínez, nuevo hermano mayor del Prendimiento

Los hermanos del Prendimiento han hablado y han optado que Fran Martínez sea el nuevo hermano mayor de la hermandad del Prendimiento. Así lo han decidido en el trascendental cabildo de elecciones celebrado este domingo en el cual los hermanos de la corporación salesiana han determinado a la persona encargada de encabezar la gestión de la hermandad durante los próximos tres años, sucediendo a Juan Manuel Baena. Francisco Javier Martínez Gómez, que ha obtenido 202 sufragios frente a los 114 de Pilar Bascón, ha ejercido hasta ahora la función de tesorero primero de la junta saliente y encabeza una propuesta cargado de ilusión y proyectos de alto calibre que profundiza por el sendero de la estabilidad, la elegancia y el enriquecimiento estético que iniciase la cofradía de la mano de Juan Carlos Sanz Armada y continuase el actual máximo responsable de la hermandad, Juan Manuel Baena. El nuevo hermano mayor se ha comprometido en «fomentar un plan de voluntariado de la mano de la Fundación Don Bosco, ya que ellos son expertos en atención a los más desfavorecidos, haciendo realidad el lema inspectorial SOMOS UNO junto al resto de grupos de la familia salesiana».

Entre los proyectos más llamativos de la candidatura de Martínez, se encuentra la realización de una nueva Casa Hermandad para la corporación salesiana, que estaría ubicada cerca de la Casa Salesiana, y de la que ya se tienen planos y un proyecto de viabilidad económica para que, en caso de resultar elegida esta candidatura, los hermanos pudieran conocer el proyecto con detalles y aprobarlo, si lo ven oportuno. En palabras del nuevo hermano mayor, «este ha sido uno de los sueños más esperados por los hermanos de nuestra querida Hermandad y hoy, gracias al trabajo realizado por las dos anteriores Juntas de Gobierno a la hora de sanear nuestra situación económica, nos podemos plantear de manera seria y real abordar un proyecto tan ambicioso y necesario para nuestra corporación». Entre las razones que en su opinión hacen necesaria la ejecución de la misma, se aduce la necesidad de tener un lugar donde conservar y cuidar el patrimonio de la Cofradía, así como donde poder reunirse de forma adecuada, así como la disposición de un sitio adecuado para poder acometer las siguientes fases de los proyectos de sus sagrados titulares.

También en el ámbito patrimonial, Martínez quiere acometer la ejecución del diseño completo del paso de palio de la Virgen de la Piedad y así poder realizar un programa de ejecución acorde a la situación económica de la hermandad salesiana. Una vez diseñado, y en caso de disponer de unas dependencias adecuadas para su conservación, se desarrollará un estudio de viabilidad económica para plantear la realización de las siguientes fases de bordado y orfebrería del mismo. Esta idea recoge el testigo de la comisión de hermanos que comenzó con el diseño y parte de la elaboración de la bambalina frontal y que continuó la actual Junta de Gobierno.

Martínez se ha comprometido también con la labor de continuar la ejecución del paso de misterio de la cofradía salesiana de manera que se pueda iniciar y desarrollar la última fase de dicho proyecto -«siempre y cuando dispongamos de un lugar adecuado para su correcta conservación», ha enfatizado-, con la cual se culminará el paso de misterio. Así lo ha explicado tras recordar que el  paso de misterio es «otro de los grandes proyectos anhelados por los hermanos de nuestra corporación es la conclusión del paso de misterio, proyecto sobre el cual han venido trabajando las últimas juntas de gobierno».

Al respecto, el candidato ha precisado que aunque siempre ha tenido «una especial cercanía con la imagen de la Virgen de la Piedad, dada mi educación mariana, entiendo que gran parte de nuestros esfuerzos deben orientarse hacia el paso de misterio, ya que si algo ha sido norma general en nuestra Hermandad es empezar muchos proyectos y no culminar ninguno». En este sentido Martínez ha recordado que la actual Junta de Gobierno, encabezada por Juan Manuel Baena, prosiguió el trabajo de la anterior, presidida por Juan Carlos Sanz Armada, finalizando la talla del paso de misterio. 

Ahora, el nuevo máximo responsable de la Corporación Salesiana tiene por delante un reto más que respetable y el desafío esencial de que la división al que algunos han pretendido abocar a la Hermandad se difumine como un mal sueño y continuar profundizando por el camino de la elegancia, la estabilidad el trabajo bien hecho.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup