Sevilla, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Francisco Javier Gómez: «A todos nos dolió no ver a nuestras sagradas imágenes en la calle. Dimos testimonio de nuestra fe desde la oración en nuestras casas»

Al igual que otros templos, las puertas de la Parroquia de San Bernardo se abrieron la semana pasada. El Santísimo Cristo de la Salud y María Santísima del Refugio ocupaban sus respectivos altares de culto, luciendo la dolorosa el manto negro por todos aquellos fallecidos por el coronavirus. Y esta misma semana, cumpliendo con la normativa establecida la casa hermandad anunciaba su reapertura para el 19 de mayo, el mismo día en el que miembros de la corporación depositaron flores en la puerta de la desaparecida plaza de toros Monumental.

Francisco Javier Gómez García se convierte en Hermano Mayor a finales de junio del pasado año, siendo votado por el 70% de los electores, un resultado que supuso «un gran respaldo a mi candidatura».  ¿Dónde cree que residió el éxito de su campaña? Según su percepción, «creo que fue debido a que llevábamos un buen proyecto y una Junta muy completa. Nuestro fin es una Hermandad mejor, más cercana y en la que la caridad sea un referente y faro que guíe toda nuestra actuación, sin perder nunca de vista los principios que nos legaron nuestros mayores, sin que ello significara ningún temor al cambio dando cabida a bastantes jóvenes en la Junta de Gobierno» y destaca:  «En definitiva ser San Bernardo, creo que es lo que los hermanos querían, basado en nuestro lema “Donde hay Caridad y Amor allí está Dios”».

La ausencia de procesiones ha revelado aspectos casi desconocidos, tan íntimos como subjetivos. «Aunque la realidad de la situación sanitaria era lo importante y realmente grave, no cabe duda que ha sido una Semana Santa muy extraña. No hemos tenido el ciclo vital de la Cuaresma, cultos, montaje de pasos, reencuentro con los hermanos y momentos íntimos que cada año enriquecen nuestra historia como cofrades», afirmando que personalmente ha vivido una Semana Santa muy distinta: «Ha sido en nosotros, en nuestro corazón, donde nuestro Cristo de la Salud descansa y nuestra virgen del Refugio nos guarda y desde donde hicimos la estación de penitencia como marcan nuestras reglas. Desde nuestro corazón a nuestro sagrario. Lo hice con más ilusión si cabe. A todos nos dolió no ver a nuestras sagradas imágenes en la calle. Dimos testimonio de nuestra fe desde la oración en nuestras casas».

Formación y patrimonio

Por delante varias son las medidas que pretende llevar a cabo. La formación «uno de los pilares de la Hermandad actual» no se entendería en el barrio torero sin el foro Monseñor Álvarez Allende, que ha cumplido diez años en este 2020, participando «un gran número de Hermandades con un aumento en participación y formación, siendo un referente reconocido por nuestra Archidiócesis».

«Nos marcamos el reto de tener grupos formativos en todos los estamentos de la Hermandad, niños, jóvenes, adultos y mayores, en la actualidad funcionan y seguimos potenciando el de Mayores con iniciativas muy interesantes como «Memorízate»». Por su parte, los jóvenes y niños cuentan con grupos de confirmación y catequesis de la Parroquia respectivamente, «con la que tenemos una relación magnífica».

En cuanto a patrimonio, manifiesta tener varios proyectos en mente, aunque debido a las circunstancias actuales «tenemos que hacer foco en la realidad actual con la caridad, agravada exponencialmente por la pandemia que estamos viviendo». Cuando sea posible, continuarán con la finalización de la orfebrería del paso de palio en plata, arreglo del camarín de la Virgen y su ajuar, prosiguiendo con la renovación de insignias y el mantenimiento del patrimonio de la corporación.

Miércoles Santo

¿Ha de ser el Miércoles Santo un día preferente a la hora de abordar cuestiones como los horarios y tiempos de paso? Según el actual Hermano Mayor, «es una jornada con unas circunstancias especiales, aunque pienso que todos los días lo son, existen causas en la misma que son necesarias arreglar». La Hermandad de San Bernardo es una de las más numerosas de la nómina, existiendo además otras que en los últimos años también han tenido un crecimiento importante, por lo que la problemática relativa al tiempo de paso es extensible a otras corporaciones. En este sentido, Francisco Javier Gómez destaca que «el tiempo existente en la jornada es poco para el número de nazarenos que conforman los cortejos del día. El nuestro está muy ajustado, de ahí que una de las líneas de trabajo principales del día sea buscar soluciones a esto». Sin embargo, ante la situación que padecemos reconoce que no se ha podido avanzar. ¿Podrá existir un acuerdo antes de la próxima Semana Santa? Según sus palabras, «todos contábamos con la Semana Santa de este año para realizar un conteo de los cortejos» -en 2019 la lluvia partió la jornada-. «Al no poderse realizar este año tendremos que buscar soluciones y entre todas conseguir mayor fluidez en el día».

Celebración importante

El próximo año se cumple el septuagésimo quinto aniversario de la inclusión del título de “Mariana” en el escudo de la ciudad. Esta iniciativa fue posible gracias al impulso que desde San Bernardo dio la Hermandad. La efeméride no pasará desapercibida, declarando el actual Hermano Mayor: «estamos diseñando el programa de actos a celebrar, para lo que se formaran comisiones. El primer paso ya está dado con la petición de la Medalla de la Ciudad para la institución», puntualizando que una vez el programa esté cerrado será comunicado a todos los miembros de la Hermandad.

 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup