Córdoba, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Francisco Mora: «Saldremos mucho más fortalecidos»

​Esta Semana Santa de 2021 volverá a ser recordada como la segunda consecutiva en la que las salidas procesionales no pudieron tener lugar debido a la crisis pandémica que atraviesa nuestra tierra. Desde este medio, hemos querido conocer la opinión de primera mano de diversos hermanos mayores de la Semana Santa cordobesa sobre cómo se va a vivir este año la Pasión de Jesús dentro de los templos, así sobre qué vislumbran en el futuro. En esta ocasión, tenemos el placer de conversar con Francisco Mora, Hermano Mayor de la Cofradía del Resucitado.

«Como esta cuarta ola no solo va a ser en los sitios cofrades, sino en líneas generales, no tiene sentido ese señalamiento a las cofradías»

– En comparación con la Semana Santa de 2020, ¿qué opina de la de este año?

Esta Semana santa en principio va a ser mejor que la de 2020, ya que estábamos confinados y no podíamos acudir a nuestros titulares a rezarles en la capilla y estar con ellos. Estaremos con nuestros hermanos, tendremos una Misa, no saldremos a la calle pero ese rato de convivencia y de hermandad sí lo vamos a tener. Por lo menos no nos ha pillado de improvisto.

– ¿Cómo se ha visto afectada a todos los niveles su hermandad por la pandemia? ¿Cree que esta situación puede ser sostenible mucho tiempo más?

La cofradía se ha visto afectada por la pandemia, como todas las demás, mas que todo en su funcionamiento de cara a los hermanos y de cara a la ciudadanía y a los feligreses. De alguna forma u otra, los momentos de unión se han tenido que hacer bajo mínimos siguiendo los protocolos de la COVID-19, no hemos tenido más remedio. Iremos a mejor si Dios quiere, hemos vivido momentos duros dentro de las cofradías en otras épocas pero al final hemos salido, hay que darle gracias a Dios para que nos de fuerzas para seguir luchando y de que nuestra familia esté bien. Durará lo que tenga que durar esta situación.

«Siempre hay personas que buscan hacer daño a las hermandades y a la Iglesia.»

– De producirse una cuarta ola de la pandemia, ¿cree que habrá quien lo achaque a los cofrades pese a todo?​

Es posible que se achaque a las cofradías esa cuarta ola. Como esta cuarta ola no solo va a ser en los sitios cofrades, sino en líneas generales, no tiene sentido ese señalamiento a las cofradías. Siempre hay personas que buscan hacer daño a las hermandades y a la Iglesia. Si somos capaces de comportarnos con sentido común, manteniendo los protocolos como nos están indicando no tiene por qué ir a más. Y si va a más no va a ser por culpa de las cofradías sino por cada uno de nosotros que no sabemos comportarnos debidamente en esta ciudad.

– ¿Piensa en una vuelta a la normalidad paulatina durante los próximos meses por las vacunas? ¿Ve usted la luz al final del túnel?

La vuelta a la normalidad yo creo que debe ir poco a poco. Es verdad que las vacunas nos dan ese punto de esperanza de cara a que más pronto que tarde podamos estar todo el mundo dentro de una normalidad, no una nueva normalidad, ya que a mí no me vale cuando lo normal es que la gente pueda entrar y salir a su antojo, que podamos abrazar a sus padres, hermanos, abuelos… y eso no está ocurriendo. Ojalá esa luz al final del túnel llegue pronto.

– ¿En qué habrá cambiado la cofradía tras estos dos años sin salidas procesionales cuando vuelva a salir a la calle?

La cofradía no ha cambiado mucho, su día a día sigue siendo rutinario, estos años quizá sin poder hacer actividades como cruces, feria y otro tipos de actividades… a lo mejor ha servido para reforzar los cimientos de la hermandad o conocer mejor a la gente. No creo que vaya a haber muchos cambios cuando la cofradía pueda volver a salir. Lo que sí es cierto es que si las cofradías no somos capaces de seguir llegando a nuestros hermanos, es posible que esa pasión o ese sentimiento hacia la cofradía se enfríe. En las hermandades tenemos que tener ese miramiento a los hermanos a través de distintos medios para que no llegue ese enfriamiento por la cofradía.

«Si las cofradías no somos capaces de seguir llegando a nuestros hermanos, es posible que esa pasión o ese sentimiento hacia la cofradía se enfríe»

– ¿Se va a resentir el mundo cofrade en general por la pandemia, o por el contrario piensa que volverá más fortalecido?

Yo creo que el mundo cofrade se puede resentir del funcionamiento en la pandemia, porque como se dice muchas veces «el roce hace el cariño». Se dejan de hacer ensayos de costaleros, no se puede juntar a los hermanos en los cultos, ni hacer actividades que impliquen convivencias o retiros ni charlas cuaresmales… Todo eso conlleva que dejemos de vernos y puede suponer un enfriamiento de las hermandades. Nosotros estamos poniendo todo de nuestra parte para que ocurra todo lo contrario. No podemos llegar de la manera física, pero sí de la manera epistolar vía correos electrónicos, redes sociales… al fin y al cabo es una manera de estar unidos. Hay que reinventarse, lo importante es no perder el contacto. Por supuesto saldremos mucho más fortalecidos. Nos debe servir de experiencia para no vivir dentro de una vorágine de estrenos, de tenerlo todo lo mejor posible, etc, debemos darnos cuenta de la parte más de hacer hermandad.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup