Advertisements
El Rocío, Sevilla

El taller de Garduño culmina la restauración del Simpecado de Sevilla Sur

La Hermandad del Rocío de Sevilla Sur ha repuesto al culto su bendito Simpecado tras la restauración acometida en el Taller de Luis Miguel Garduño. La filial rociera ha celebrado una misa de acción de gracias a las 20 horas en la parroquia de San Juan de Ávila. Conviene recordar que esta intervención fue aprobada en el cabildo general extraordinario celebrado el 26 de septiembre de 2019, apoyándose en el informe realizado por el IAPH sobre el estado de conservación de su Simpecado.

Según las pruebas y estudios realizados por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, el Simpecado mostraba alteraciones en la pieza textil resultado de la funcionalidad de la obra, así como de las condiciones medio-ambientales a las que está sometida. Presentaba suciedad generalizada afectando a la pieza y que se evidencia con una mínima inspección visual, confiriéndole un aspecto apagado al conjunto.

También presentaba lagunas y desgastes habiéndose perdido hilo metálico de algunos elementos. Estas pérdidas dejaban ver los materiales de relleno que conforman el bordado. Igualmente, presentaba un claro desgaste de los acabados dorados de los hilos metálicos dejando a la vista el material de base o matriz de dichos hilos.

Existían hilos sueltos en zonas concretas del bordado (zonas perimetrales, parte central superior de la peana, etc.). Además, el hilo de seda sufría un tipo de alteración natural que hace que con el tiempo se vuelva más frágil, perdiendo su consistencia.

Otra de las alteraciones detectadas era el oscurecimiento y atenuación de la intensidad y brillo de los hilos metálicos del bordado. Situaciones que en función a su composición son más sensibles y habían generado pátinas de corrosión en superficie (cloruros y sulfuros). Estos depósitos y concreciones actuaban como elementos catalizadores, por lo que podrían haber aumentado, y a la vez favorecer la acumulación de polvo.

Cabe destacar las deformaciones que el Simpecado presentaba (bordados, terciopelo y entretela) siendo las más evidentes las que se producían el en forro, formándose pliegues verticales muy marcados en toda su extensión. Por último, conviene destacar que las cabezas de marfil presentaban desgastes y suciedad superficial (polvo y humo), presentando la cabeza central el anclaje suelto.

previous arrow
next arrow
Slider

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup