Córdoba, ⚓ Costal, ⭐ Portada

Gema Fernández deja de ser capataz de la Hermandad de Palmeras

En 2019 se convirtió en la primera mujer capataz de la ciudad de Córdoba

Gema Fernández Camino ha anunciado su decisión de no formar parte del equipo de capataces de la hermandad de la Piedad de Palmeras el próximo año. Un decisión de índole personal que ha comunicado a través de una sentida carta a los suyos en la que, tras recordar su llegada a la hermandad -«recuerdo el primer día que llegué a la hermandad, un Miércoles Santo, para echar una mano, y vosotros me acogisteis como una más»-, ha desvelado que «ha llegado el momento», si bien ha matizado que «esto no es una despedida sino un hasta pronto».

«No os olvidaré nunca pero por unos motivos u otros ha llegado mi momento. Por motivos personales estaré fuera del equipo el próximo año. Siempre os llevaré en mi corazón, con lágrimas en los ojos y llena de Piedad y Esperanza», ha declarado. Al respecto, Gema ha explicado a Gente de Paz que la de Palmeras «es mi hermandad y lo seguirá siendo siempre; los quiero y los he querido muchísimo. Estoy agradecida a todos y cada uno de los miembros de la hermandad, pero de momento este año, no puedo continuar y quiero darles las gracias por la atención que han tenido siempre hacia mi persona».

Las circunstancias han querido que esta despedida se haya producido sin que la capataz haya podido demostrar su innegable valía con plenitud, toda vez que en 2019 las inclemencias meteorológicas impidieron que la cofradía del Miércoles Santo pudiera realizar estación de penitencia en la Santa Iglesia Catedral, debiendo regresar a su templo a las pocas horas de haber efectuado su salida procesional y que este año, las circunstancias por todos conocidas hayan impedido la estación de penitencia de la cofradía.

En enero de 2019 Gema Fernández Camino asumía por primera vez el papel de capataz hasta ahora tradicionalmente vetado a la presencia de la mujer. Una realidad incuestionable, la ausencia de mujeres en puestos de relevancia en el seno de las cofradías, que las últimas décadas ha ido difuminando paulatinamente concediendo a las cofrades el puesto que merecen en función de sus méritos, rompiendo las absurdas barreras pretéritas amparadas en un machismo que poco a poco se ha ido derribando y sin necesidad de cuotas que repartan cargos a dedo y no en función de las capacidades individuales.

Como consecuencia de la dimisión de José Ruiz Silva como segundo capataz una vez finalizada la cuaresma de 2018, el capataz titular Luis Maya decidió contar con Gema Fernández para asumir esta responsabilidad convirtiéndose en un nuevo paso en la senda de la igualdad y la paridad, como un nuevo hito en el camino de la plena equiparación entre sexos en la Córdoba Cofrade. Un hito que deberá esperar para vivir un nuevo e ilusionante capítulo.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup