De Cerca, Sevilla

Gonzalo Pérez de Ayala: «A día de hoy la única sede que baraja la Junta de Gobierno para la Hermandad del Valle es la Iglesia de la Anunciación»

“Con el palio sucederá lo que los hermanos quieran que suceda. No podemos llevar a cabo actuaciones que, más que solucionar la situación y estado del palio, lo dañen de forma irreversible”

Desde este pasado verano, Gonzalo Pérez de Ayala es el actual Hermano Mayor de la corporación del Valle. Desde su llegada se han afrontado varios cambios que detalla a continuación, abordando también cómo se encuentra actualmente una de las hermandades más clásicas de la Semana Santa.

– La actual junta de gobierno tomó posesión el pasado mes de julio. ¿Qué valoración hace de estos meses en el cargo?

Puede ser pronto para una valoración, pero si hay que hacerla es positiva. Hemos empezado a trabajar con buen ritmo en las distintas parcelas de la Hermandad. En primer lugar se han adoptado decisiones que entendíamos inaplazables, algunas de gran calado, que han tenido una favorable acogida, habiendo recibido muchas felicitaciones por su acierto.

Todas las diputaciones se encuentran a pleno rendimiento. En Caridad se han impulsado varias iniciativas para captar fondos y se ha creado ya un grupo de trabajo que, con mucha ilusión y entrega, viene atendiendo las necesidades que se plantean y coordinan toda la acción social. En juventud se vienen programando diversas actividades para integrar a este importante sector en la vida diaria de la Hermandad. Formación ya ha iniciado diversas catequesis y ha proyectado un completo calendario de actividades formativas.

La Diputación de Cultos ha recuperado la Santa Misa de Hermandad todos los jueves por la tarde y prepara los grupos de acólitos para los próximos cultos, además de organizar el Jubileo Circular de las 40 horas y la Función Solemne de los Dolores Gloriosos de septiembre, con un dignísimo altar, cuyo montaje supuso el inicio del curso para la Priostía. Mayordomía, Secretaría, todos los oficiales se encuentran entregados en sus diversas ocupaciones y responsabilidades, fruto de lo cual vamos viendo los positivos resultados.

«Con el palio sucederá lo que los hermanos quieran que suceda. No podemos llevar a cabo actuaciones que, más que solucionar la situación y estado del palio, lo dañen de forma irreversible»

– ¿Qué sucederá finalmente con el palio de la Virgen del Valle?

Con el palio sucederá lo que los hermanos quieran que suceda. Pero lógicamente, dentro de las posibilidades que sean viables y factibles. No podemos llevar a cabo actuaciones que, más que solucionar la situación y estado del palio, lo dañen de forma irreversible.

En este sentido, como no puede ser de otra forma, vamos de la mano del IAPH, por cuanto la propia Hermandad decidió que así fuera. Esto nos obliga a tener que resolver algunas cuestiones que fueron decididas o acordadas sin la debida cautela o prudencia, con falta de información suficiente. Llegados al punto de tener pleno conocimiento del estado del palio, pues faltaban pruebas, estudios o informes determinantes, será cuando se puedan adoptar las decisiones con las máximas garantías.

– Los últimos paños que ha lucido la Verónica han sido bastante innovadores. ¿Continuarán por esa línea?

Existe una comisión encargada de la elección del autor del paño de la Verónica. Lógicamente la elección del autor, conlleva la elección de determinado estilo, pues se analizan muchos factores como su obra y su trayectoria. Me consta que la comisión realiza un profundo análisis previo a su elección y confío en que lo que decida será la mejor de las opciones.

Lo que debe tenerse siempre presente es en qué consiste y para qué sirve el paño de la Verónica en nuestro paso, que representa el rostro del Señor en su encuentro con las Santas mujeres en la Calle de la Amargura, y el público al que va dirigido son los fieles y devotos que así lo contemplan. Es cierto que el paño, después de su original y primordial destino que es el aludido, pasa a formar parte de esa verdadera joya para la Hermandad y para cualquier amante del arte, que es la original pinacoteca que se ha conformado a lo largo de los años, donde puede ser que lo que prime sean otros aspectos, ya más alejados de los iniciales. Un justo equilibrio entre ambas cuestiones es lo más prudente.

«Creo que Antonio Bejarano ha sabido retomar un estilo que en algunos aspectos se estaba desvaneciendo»

– Antonio Bejarano, vestidor de la Virgen del Valle. ¿Qué sensación existe en la junta de gobierno tras este cambio?

Ha sido una decisión acertada, acogida con mucha satisfacción tanto por los hermanos como por los cofrades en general. Se nos ha venido transmitiendo así, pues se demandaba un cambio generacional en este aspecto. Creo que Antonio ha sabido retomar un estilo que en algunos aspectos se estaba desvaneciendo. Es cierto que debe ser una evolución. Por ahora ha tenido tan solo los primeros contactos con la imagen de Nuestra Señora del Valle. Tiene muy claro cuál es el sello que caracteriza a nuestra dolorosa y confío mucho en su acierto. Dicho esto, debo agradecer los años de dedicación y buen hacer de nuestro hermano, Manuel Palomino.

«No es cierta la afirmación de que son las cofradías del Jueves Santo las que han invadido la Madrugada»

– Ante la afirmación de que son las cofradías del Jueves Santo las que han invadido la Madrugada y no al contrario, ¿qué tiene que decir?

Que no es cierto. Recuerdo personalmente cuando El Valle hacía su camino de vuelta por Tetuán hasta el final, llegando a Campana por O´Donell, para enfilar Martín Villa hasta Laraña. Se cambió este recorrido para tomar por Rioja, atravesando Sierpes, y por Cerrajería desembocar en Calle Cuna. Esto supuso un sacrificio para nuestro cuerpo de nazarenos y sobre todo para las cuadrillas de costaleros. Obviamente, con esta alternativa, se facilitó el libre tránsito por Campana más temprano para la Madrugada. Como este ejemplo, podríamos poner muchos que evidencian lo contrario al enunciado de esta pregunta.

«Un proyecto fundamental, para poder facilitar la convivencia y cohesión, es la necesidad de contar con una Casa de Hermandad»

– ¿Qué proyectos afrontará la junta de gobierno a lo largo de este curso cofrade?

Nos centramos en potenciar los fines propios de la Hermandad: Caridad, Cultos y Formación, de forma primordial. El desarrollo de múltiples actividades para fomentar la convivencia interna de los hermanos es una cuestión prioritaria que nos hemos marcado y se viene trabajando en esta labor. Debemos volcarnos en procurar la máxima cohesión entre los hermanos. En esto pondremos todo nuestro empeño. Un proyecto fundamental, para poder facilitar esta convivencia y cohesión, es la necesidad de contar con una Casa de Hermandad. Es una carencia que venimos arrastrando hace décadas.

– ¿Cómo es su relación con la Universidad de Sevilla?

Es una relación correcta. La Universidad, como titular de ciertos derechos sobre la Iglesia de la Anunciación, por la adscripción que se le hizo del inmueble en el año 1974, se subrogó en la posición que venía ejerciendo hasta ese momento la Dirección General de Bellas Artes y el Patronato Nacional de Museos, integrados en el Ministerio de Educación y Ciencia. Debemos recordar que la Hermandad de El Valle ya se encontraba en la Iglesia de la Anunciación con anterioridad a dicha adscripción a la Universidad. En concreto desde el año 1970. Es por esto por lo que el Decreto de adscripción de la Iglesia a la Universidad, reconoce expresamente que deben respetarse los derechos que ya venía ostentando la Hermandad sobre la Iglesia. En este sentido, siendo ambas instituciones titulares de distintos y legítimos derechos sobre el inmueble, las relaciones deben encauzarse sobre bases de mutua colaboración y leal entendimiento, sin injerencias ni limitaciones al libre ejercicio de sus respectivos derechos.

«La relación con la Universidad de Sevilla es correcta. Debemos recordar que la Hermandad de El Valle ya se encontraba en la Iglesia de la Anunciación con anterioridad a dicha adscripción a la Universidad»

– La Universidad de Sevilla se acogió al programa 1,5 % cultural. La resolución saldrá a principios del próximo año. En caso de obtener estas ayudas, el templo de la Anunciación sufriría una restauración que conllevaría el cierre de la sede canónica de la hermandad durante unos meses. ¿Cómo actuarán ante esta decisión?

La situación es incierta. No hay seguridad de poder contar con esos fondos para abordar la restauración prevista. Tampoco hay constancia de las limitaciones que la intervención podría suponer para el uso del Templo, ni los plazos en tal caso. Lo que sí puedo asegurar es que la actuación siempre se llevará a cabo desde la prudencia y garantizando el mayor respeto a los intereses de la Hermandad.

– ¿Se han barajado ya las sedes que podrían albergar a la cofradía? ¿Han pensado en que podrían salir de un templo distinto al que permanecería a partir del mes de enero?

A día de hoy no hay motivos que justifiquen abordar esta cuestión. La única sede que baraja la Junta de Gobierno para la Hermandad es la Iglesia de la Anunciación.

En cuanto a la segunda pregunta, sería trabajar sobre suposiciones o probabilidades, creando debates que nada aportan a la Archicofradía. Al no existir a día de hoy la financiación para la intervención sobre la Iglesia, lo más prudente y sensato es dedicar nuestros esfuerzos en el gobierno de la Corporación, en el desarrollo y cumplimiento de sus fines, todo ello para mayor satisfacción de nuestros hermanos y mayor Gloria de nuestros Sagrados Titulares.