Advertisements
Córdoba, Costal

Gracias, Antonio

Me permito poner tu nombre, y no el habitual y archiconocido CHOPO, si su nombre era Antonio Garcia, y desde estas líneas te doy las gracias, gracias por ser mi amigo, en lo bueno, en lo malo y en lo menos malo, gracias por ser siempre compañero, amigo y hermano, gracias por ser costalero, por ser contraguia, por ser uña y carne por mas de 40 años.

Pero sobre todo por la lección de hombría y cristianismo que has dado a los que tuvimos la suerte de acompañarte en tu enfermedad, especialmente en el ultimo mes, como no tuviste ni una voz, ni un quejio, y sobre todo por alentar y animar a los tuyos.

Duro en la pelea de tu enfermedad, como lo eras debajo del paso sin alardes sin mosqueos, duro y viril.
No olvidaré nunca, la tarde noche del 27 de febrero, cuando nos decia que habías pedido que te sedaran, ya estabas en gracia de Dios, y en paz con tus semejantes. Y esa tarde llamates a Carlos Torregrosa que se acercara, para pedirle como querías que te amortajaran, me decías, yo he sido poco tiempo nazareno, no, no quiero la túnica, quiero mi ropa de faena, mi pantalón de paten mi camisa de la Reina y mi sudadera, yo he sido costalero de la REINA, mi faja y mi costal, Carlos, el blanco, el del cincuentenario y el ultimo que use en la Magna de las Coronadas debajo de Ntra. Sra. De la Fuensanta.

Qué curioso se lo pedites a Carlos en que en tantas madrugas te ciño la ropa, el que en tantas tardes fue a tu lado, yo a duras penas podía contener las lagrimas que lección amigo, le pedías que te fajara no la cintura para proteger tus riñones, No, le pedites que te fajara tu Alma, porque sabias que era tu ultima chicota, la mas dura de todas, la que todos tenemos que hacer solos, sin los compañeros, la que el aliento te lo tienes que dar tu mismo, si, Antonio, dura pero grande y eterna, pues al final esta la puerta de la gloria y cuando la traspases allí Estara Ella La REINA acogiendote en sus brazos de Madre, y Nuestro Cristo, que ya no esta en el madero sino de pie con los brazos abiertos llenos de amor para abrazarte y cuidarte. Y veras a DIOS.

Antonio, Gracias, intercede por nosotros, UN BESO.

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies