Advertisements
Córdoba

Iznájar descuenta los días para la Extraordinaria de Jesús Nazareno

La localidad cordobesa de Iznájar se prepara para el próximo 10 de junio, una jornada que se convertirá en un día grande por mor de la procesión extraordinaria que protagonizará Nuestro Padre Jesús Nazareno con motivo del 315 aniversario de su llegada al pueblo. Una cita que dirigirá todas las miradas a esta bella población que está celebrando a lo largo de este año esta importante efemérides.

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno procede de un poco antes de esta fecha que se celebra. Según Serafín Elena García quien fuera párroco emérito de Iznájar, la cofradía existe desde finales del siglo XVI. El profesor Juan Aranda Doncel concreta las fechas y la sitúa entre 1634 y 1661 si bien se trata de datos imposibles de contrastar ya que la documentación se encuentra perdida. Sí existen datos entre 1720 y 1825, fechas entre las cuales existen documentos escritos relativos al encargo recepción de la Imagen Titular así como otros que dan buena cuenta de la pujanza de la corporación en aquellos tiempos.

Nuestro Padre Jesús Nazareno es una imagen de vestir que fue costeada por Antonio Hurtado en 1702 sustituyendo a otra anterior que actualmente, al igual delante la documentación del archivo, ha desaparecido. Con notable influencia granadina se trata de una imagen con los brazos articulados y el cuerpo únicamente devastado aunque presenta gran parte de las piernas pormenorizadas y policromía por encima de las rodillas. La talla fue concebida con la cabeza rapada para adaptarle una peluca como otras tantas contemporáneos destaca por el patetismo derivado de la expresión de su rostro.

Existen varias teorías acerca de su hechura. Una de ellas que menciona el estudioso Agustín Camargo, incide en la relación con el taller de José de Mora a raíz de la restauración que Domingo Campillo y Teresa Espejo llevaron a cabo en el año 1999. Camargo menciona que se cuenta en la provincia de Córdoba como otras tallas similares como el Nazareno de Aguilar o Almedinilla si bien resulta de especial interés la semejanza con Jesús del Rescate de Granada, una talla atribuida a Diego de Mora.

Otras voces atribuyen el Nazareno de Iznájar con la obra de Antonio del Castillo por las analogías existentes con el Nazareno de Benamejí, una hipótesis que Camargo no comparte. Sea como fuere el próximo 10 de junio las miradas de toda la Córdoba cofrade se centrarán en la ciudad en la que reina de manera indiscutible una de las tallas más singulares y destacadas de cuantas tenemos la fortuna de disfrutar en la provincia de Córdoba, y que no suele ser suficientemente conocida por el gran público que suele dirigir su atención a otro tipo de motivaciones. Una ocasión excepcional para que aquellos que no la conozcan puedan hacerlo.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup