Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Joana Jiménez: «Cantarle a la Macarena es algo inexplicable»

Cantante de éxito, regeneradora de la copla más honda y saetera reconocida. Joana Jiménez habla de su niñez, sus iconos artísticos, la supervivencia de la música en tiempos de pandemia, su fe y las sensaciones al cantarle a una imagen en Semana Santa.

– Empezó a a bailar flamenco en la academia de José Galván con 4 años. ¿Cómo nació esa pasión por el arte desde tan joven?

Pues creo que nací con ella. No fue inculcada. Con 4 años le dije a mi madre que quería bailar.

«Con 4 años le dije a mi madre que quería bailar»

– ¿Continúa bailando?

No, dejé de bailar a los 12 años. Llevaba demasiadas cosas para adelante.

– ¿Cuándo comienza su inclinación hacia el cante?

Empiezo a cantar públicamente a los 8 años, aunque canturreaba desde que empecé a hablar.

«Canturreaba desde que empecé a hablar»

– Canta por primera vez ante el público en el Teatro Quintero a los 8 años. ¿Qué cantó y cómo respondió el público?

A los 8 años canté por primera vez en un teatro. Interpreté «Aquella Carmen», ¡Disfruté muchísimo! Entonces no sabía la responsabilidad que eso conllevaba. El público debió responder muy bien porque si no , no llevaría 34 años cantando (risas).

«A los 8 años canté por primera vez en un teatro. Interpreté Aquella Carmen. ¡Disfruté muchísimo!»

– ¿A quién admiraba en esa etapa tan temprana?

Admiraba mucho y lo sigo haciendo a Marifé de Triana; aunque también a Carmen Amaya, Manuela Carrasco, Rocío Jurado o Isabel Pantoja.

«Admiraba mucho y lo sigo haciendo a Marifé de Triana»

– ¿Sabías ya en ese momento que querías dedicarte profesionalmente a la canción?

No. Lo tenía como un hobbie.

– Si no hubiera sido cantante o bailaora, ¿a qué se habría dedicado?

Siempre quise ser maestra. Es mi profesión frustrada (risas). Me gustaba mucho el colegio, aprender y enseñar. Jugaba al colegio cuando llegaba a casa.

«Me gustaba mucho el colegio, aprender y enseñar»

– Gana el programa «Se llama Copla» de Canal Sur Televisión en el año 2007. ¿Qué huella le dejó esta experiencia?

Fue maravilloso ganar ese concurso, disfruté mucho cada semana y lo más importante y el premio mas grande es el cariño y la admiración del público.

«(…) el premio mas grande es el cariño y la admiración del público»

¿Cómo ha evolucionado musicalmente desde entonces?

Yo estoy en continua evolución; creo que he ganado en seguridad y tablas. Sobre todo quiero formarme una personalidad propia, que es lo más difícil.

«Yo estoy en continua evolución; creo que he ganado en seguridad y tablas»

– ¿En qué momento profesional se encuentra ahora?

Ahora no es un momento especialmente bueno por la pandemia que nos ha tocado vivir, pero me encuentro trabajando en un próximo trabajo discográfico.

– ¿Siente que la música de origen, como la copla o el flamenco, sigue reconociéndose como antes?

El flamenco más, aunque es muy triste que se haga fuera de España sobre todo… ¡Tenemos algo nuestro que nadie tiene! Hay que saber respetarlo y valorarlo. La copla creo que no está tan reconocida.

«¡Tenemos algo nuestro que nadie tiene! Hay que saber respetarlo y valorarlo»

– Hay compañeros como el cantaor Manuel Cuevas que han vuelto a su oficio de coger aceitunas ante el delicado momento económico y sanitario que vivimos. ¿Qué medidas piensa usted que deberían impulsarse? 

¡La cultura es muy importante! La humanidad necesita música, teatro, cultura en general, creo que se nos ha abandonado. Somos muchísimas personas los que vivimos de ella y se nos ha dejado prácticamente en la estacada, sin las ayudas correspondientes y necesarias.

– ¿Cómo está afrontando esa situación sanitaria y económica? 

Pues ante todo con mucha positividad y responsabilidad.

– Conocemos su cariño por las hermandades. ¿Es usted creyente? 

Sí, claro que creo. La fe es indispensable para mí. Hay que tenerla siempre.

«La fe es indispensable para mí»

– La hemos visto cantando saetas a imágenes de Sevilla como la Esperanza Macarena. ¿Qué saeteros le han marcado en su manera de cantar este género tan complejo?

Empecé a cantar saetas hace unos 9 años. Realmente no me ha marcado ninguno saetero especialmente. Creo que hay que escucharlos a todos pero tener tu propio estilo. Me gusta la saeta flamenca sobre todo.

«Me gusta la saeta flamenca sobre todo»

– ¿Piensa que hay cantera de buenos saeteros en la actualidad?

Por supuesto que sí.

– ¿Cuál es la saeta con la que más se ha emocionado?

La primera que le canté a mi Macarena en la basílica. No ha sido la mejor, pero sí la más especial para mí.

– ¿Qué se siente al cantarle a la Esperanza?

Es algo inexplicable… Se mezclan muchos sentimientos: responsabilidad, sentir que es un privilegio, nervios, euforia, ganas de llorar, salir corriendo o mirarla sin más.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup