Cádiz, ⭐ Portada

José Ismael Moya realiza un fabuloso juego de corona y cetro para la Virgen del Carmen de la Línea de la Concepción

Ambos elementos patrimoniales conjugan la función catequética y los detalles vinculados al mar, propios de la devoción carmelitana

El magnífico orfebre José Ismael Moya Bos capta la atención de los amantes del patrimonio sacro con la presentación de su último proyecto: Un juego de corona y cetro para la Virgen del Carmen de la Línea de la Concepción (Cádiz), el pueblo del artista.

La Virgen del Carmen pertenece a la Sacramental y Venerable Hermandad de Nuestra Señora del Carmen y Cofradía de Penitencia del Santísimo Cristo del Mar, Santa Madre de Dios, Luz y Esperanza Nuestra y San Juan Evangelista. La Imagen suele procesionar por las calles de la feligresía el 16 de julio, pero la actual epidemia sanitario ha provocado la suspensión de dicha salida tanto en el 2020 como en el presente año 2021.

El aumento del patrimonio artístico, no obstante, prosigue en la corporación carmelitana con el citado conjunto de corona y cetro del estupendo orfebre José Ismael Moya. Ambas piezas, que se describirán con detalle a continuación, están diseñadas y repujadas en metal bañado en oro de 24 kilates.

La corona

Conoceremos primeramente más detalles de la presa, la cual se asienta sobre un bordón ornamentado con hojarasca y acanto; simbolizando el mar con las estrellas en relación a la identificación simbólica de la Virgen del Carmen como «Estrella de los Mares».

El canasto de la corona está adornado anclas, delfines, conchas y peces. Junto a ellos destacan 6 escudos -ubicados sobre 6 fornituras arquitectónicas barrocas- que incluyen las siguientes representaciones: El Carmelo; el Cristo del Mar; la Virgen de la Luz y Esperanza; San Juan Evangelista; Sagrado Corazón de Jesús y Sagrado Corazón de María.

Asimismo la corona luce 6 imperiales con sendos escudos que incorporan las siguientes letanías: Fuente de salud; Reina de los Océanos; Espejo de Justicia; Rosa Mística; Puerta del Cielo y Estrella de la Mañana.

Seguidamente cabe apreciar las particularidades de la bella ráfaga, la cual tiene forma de doble -s, simulando la forma cóncava de las olas del mar. Este elemento queda rodeado por una cuerda, que constituye una confluencia de hojas de acanto, peces, conchas, caracolas y redes de pesca.

Dicha ráfaga cuenta con 6 escudos con motivos marineros: El timón; la brújula; el barco de pesca; los remos; el salvavidas y el anzuelo.

Y en la parte superior de este elemento luce 6 ángeles centinelas con palmas alabando a la Virgen, como símbolo de victoria.

Los cúspide de la ráfaga está formada por rayos de punta de diamante y media caña, divididos en 3 para aportar más luminosidad. En los perchetes de los separadores de los rayos lleva las 12 estrellas del Apocalipsis de San Juan.

La parte central muestra el escudo Sacramental Mariano, rematándose con el orbe y la cruz. Dicha cruz está ricamente ornamentada con pedrería azul.

Toda esta portentosidad se enmarca entre dos molduras arquitectónicas barrocas, con el fin de darle mayor visibilidad y peculiaridad.

Se trata por ello de una presea exclusiva y única para que la luzca la Santísima Virgen del Carmen en los próximos cultos.

Cetro

El cetro es de estilo neobarroco y se ornamenta con acanto y conchas.

Lleva una pieza central con una estética muy peculiar a 3 caras, luciendo el escudo de la hermandad, el del Carmelo y el de la ciudad.

El cetro se halla rematado por el mismo pechete de las anclas del canasto, con el fin de que sea un conjunto armónico y perfecto junto a la corona.

José Ismael Moya vuelve a deslumbrar con estas excepcionales piezas que engrandecerán aún más la belleza y majestad de la Santísima Virgen del Carmen.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup