Cruce de gallardetes, 💙 Opinión

Las reuniones de mesa camilla en el seno de nuestras juntas de gobierno

En el lenguaje cofrade existen diferentes expresiones que recogen realidades que se viven en el día a día de nuestras corporaciones. Hoy, en cruce de gallardetes, me gustaría desgranar la expresión “reuniones de mesa camilla” tan utilizada en el seno de nuestras Cofradías y Hermandades y que podríamos definir como: reunión que se realiza de manera frecuente en el seno de nuestras corporaciones, donde entre dos y cuatro cofrades de la junta de gobierno o de influencia en nómina, trazan la hoja de ruta a seguir sobre un determinado tema o sobre futuras decisiones de la Cofradía en general, para luego, exponer esa propuesta en un órgano superior con el fin de que sea llevada a cabo de manera oficial.

¡Y no me vayas a decir que en tu Cofradía no hay reuniones de mesa camilla, porque me mentirías! Esto, es una realidad viva en todas las Hermandades y no me refiero a la reunión de la terna con el secretario antes de una junta para preparar el orden del día y asuntos a tratar en la misma, no. En las reuniones de mesa camilla, no suelen estar la terna al completo, quizás tampoco el secretario, no existen formalismos, pero si se sirven de ellos para llevar los mismos a buen puerto.

Las reuniones de mesa camilla, se realizan alrededor de la misma, pero también a la salida del templo, al término de una junta de gobierno, tras finalizar un ensayo de costaleros, con una cerveza por medio o tras un acto cofrade ¿El fin de las mismas? Trazar a línea a seguir sobre un determinado tema, proyecto o simplemente, dirigir el futuro de la Cofradía.

¿Qué muchos se cabrean porque cuando llegan las cosas a la junta están ya embastadas? Es probable, pero lo que sí que es cierto, es que estas reuniones siempre han existido, están en el presente y existirán, pues más allá de las críticas de los que no forman parte de la misma o de la pelusilla de aquellos que se dejan caer y se les hace sentir como importantes, aunque luego se haga lo que esta reunión quiera, está demostrado, que esta reuniones, son efectivas.

Lo bueno de las reuniones de mesa camilla, es que están conformadas por personas incansables, trabajadoras, que siempre están por y para la Cofradía y que lógicamente, quieren lo mejor para sus titulares, aunque otros entiendan que solo buscan poner encima de la mesa sus intereses y hacer lo que ellos quieran.

Y es que, amigos, aunque las decisiones importantes se toman en juntas de gobierno y cabildo generales de hermanos, al igual que las vocalías someten a la junta de gobierno sus propuestas, a estas también llegan a la misma para su debate y aprobación, llegando por lo general a buen puerto.

Hay quien piensa que estas reuniones son necesarias, existe quien por el contrario piensa que son perjudiciales puesto que se priva de voz a hermanos que trabajan día a día por la cofradía, pero dejando a un lado el debate de las mismas, hoy quise desgranar la expresión de este término tan nuestro y utilizado ¿Y tú, qué opinas?

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup