Portada, Sevilla

José Luis Pérez Flores: «Quiero dejar claro que no me arrepiento de ninguna de las decisiones tomadas durante estos días»

El hermano mayor de San Pablo pública una carta valorando las decisiones adoptadas en esta Semana Santa

La cofradía de San Pablo volvía a su templo el pasado Sábado Santo tras refugiarse en la catedral por la lluvia que frustró su Estación de Penitencia el pasado Lunes Santo.

Tres días más tarde, el hermano mayor de la corporación, José Luis Pérez Flores, lanza una carta donde explica y valora las decisiones tomadas por su junta de gobierno en esos días.

El gobernante dice que fue el pasado Sábado cuando se culminó plenamente la Estación de Penitencia. «En esta ocasión, ha sido más larga de lo que ya de por sí vivimos cada Lunes Santo, pero no por ello menos intensa y fructífera, viviendo momentos verdaderamente llenos de fe y espiritualidad».

Además, Flores ha agradecido a todas las personas que han formado parte del cortejo, reconociendo que es «un gran honor y orgullo para mí ocupar humildemente este cargo y estar al frente de esta gran Hermandad, que cada vez demuestra más madurez y saber hacer, demostrando a Sevilla que somos una Hermandad joven pero seria».

A su vez, el hermano también ha pedido perdón por si algún miembro de la cofradía se ha sentido molesto por las decisiones que se han tomado, añadiendo que «En ningún momento ha sido mi intención, ya que siempre busco lo mejor para nuestra Hermandad y sus hermanos/as, aunque algunas veces no lo consiga».

Sin embargo, el máximo representante de San Pablo admite que aunque pide perdón, está de acuerdo con las decisiones realizadas: «(…) Quiero dejar claro que no me arrepiento de ninguna de las decisiones tomadas durante estos días. Tras dos años sin poder llevar a cabo nuestra Estación de Penitencia, por las circunstancias que todos hemos vivido y ante los pronósticos que manejábamos, no me encontraba con fuerza moral para dejar a tantas almas, cada una con su cruz, sus peticiones y sus agradecimientos, en casa».

Finalmente, ha agradecido a su junta de gobierno el apoyo y colaboración brindados a su persona; y ha recordado a los hermanos de San Pablo que la corporación está viva durante todo el año en el Sagrario «(…) Y no solo en estas», ha matizado el mandatario.

Contundentes y sinceras declaraciones del hermano mayor pocos días después del final de una Semana Santa diferente pero al mismo tiempo especial para la cofradía.