Málaga, ⭐ Portada

José Luis Puche plasma con sus recuerdos el cartel anunciador de la Semana Santa de Málaga 2020

Imágenes conformando la silueta de un nazareno, revestido con el manto de Dolores Coronada, componen la obra artística del joven pintor malagueño

El Teatro Echegaray -por quinto año consecutivo- fue escenario el pasado jueves, 9 de enero, de la ceremonia de presentación del cartel anunciador oficial de la Semana Santa de Málaga, en su edición de 2020, logrando nuevamente una gran expectación social. El hecho de que el artista encargado de la obra a presentar fuera el joven pintor malagueño José Luis Puche, uno de los máximos exponentes de la pintura vanguardista española, puso además un plus de interés sobre la convocatoria en cuestión, dada la masiva afluencia de público que llenó el emblemático teatro, la destacada asistencia de autoridades y la sobresaliente atención informativa prestada una vez más por los medios de comunicación.

Un conjunto de imágenes conformando la silueta de un supuesto nazareno, revestido con el manto de Dolores Coronada, componen la naturaleza básica y eje central de la obra exhibida, toda ella comprendida en un lienzo de 153 cm de alto por 113 cm de ancho.

El cartel fue dado a conocer durante la exaltación del presentador nombrado al efecto, Miguel Ángel Blanco, cofrade, periodista y empresario, poco después de haber realizado un descriptivo perfil humano y artístico de su autor: “José Luis es un hombre profundo, tímido y muy sensible, de charla íntima y tranquila, en la que se explaya y desinhibe. Su estudio, en una recta e interminable de la superpoblada zona este de la ciudad, podía no parecer el universo más propicio para la creación artística, pero en su interior, amplio y luminoso, se le ve cómodo y relajado. Es su isla feliz, y así me lo pareció también a mí cuando le visité”.

Ya desarrollada buena parte de la presentación y estando desde el principio del acto el cartel suspendido y envuelto en papel, en un lugar preferente del escenario, fue el propio pintor quien partiendo de su butaca se acercó a él para, en medio de un silencio general, proceder a un meticuloso y prolongado proceso de descubrimiento del mismo, retirando a jirones con comedida parsimonia los tres tipos distintos de papeles que lo envolvían. Una vez a la vista de todos, el aplauso del público no se hizo esperar, prologándose durante más de un minuto.

Con relación a la obra, Miguel Ángel Blanco destacó que era “un ejercicio de búsqueda, nos exige pararnos ante ella, algo poco habitual, incluso poco ortodoxo en el cartelismo, que propone la mirada fugaz. Aquí no vale una visión rápida. Nos exige agudeza visual, ensoñación, detenimiento y complicidad; identificarnos con él”.

Igualmente, Blanco significó sobre el cartel que “este no es un simple cuadro. Es, y si no debería serlo, la bandera para luchar contra el descrédito y la ofensa; para reivindicar nuestra libertad, que a veces esconden los tronos, el oro, la plata, los terciopelos y las músicas. Ni nosotros mismos, a veces, sabemos lo que representamos ni lo que hacer para justificar nuestras manifestaciones cargadas de simbolismo.” Y matizó sobre el objetivo artístico de su autor, José Luis Puche: “Él siempre quiso hacer este cartel. Por eso no lo consideró un encargo, ni mucho menos un compromiso. Es la consecución de un anhelo. Por lo tanto, no quiere complacer a nadie más que a sí mismo, abriéndonos su interior”.

Concluida la presentación de Miguel Ángel Blanco, fue turno para la intervención de José Luis Puche, quien nuevamente se acercó al cartel y con exquisita sencillez -tras agradecer la confianza depositada por el presidente de la Agrupación y los muchos ánimos recibidos desde su designación como tal- hizo una pormenorizada y didáctica descripción de la obra: “el cartel es una sucesión de carteles, uno sobre otro, arrancados desde el pasado para llegar hasta nuestro presente, el 2020, pero que al desgarrarlos sale una suerte de nazareno en el que se adivina el manto de Dolores Coronada. Toda la obra está realizada en base a mis recuerdos que jamás olvido. Imborrable cuando adolescente me invitaron a ver ese manto en Expiración colgado del techo del salón de tronos, donde para entrar en éxtasis retiraba la cortina y aparecía como la pared plana de una montaña que querrías escalar, de ahí que el manto se muestre liso en vertical con otra cortina roja detrás. A ambos lados aparece el interior (la Iglesia de los Mártires) y exterior (Alcazaba y Catedral), con un farol de Amor Doloroso a la izquierda que nos invita a interpretar que ese nazareno porta un farol y a la derecha la salida de Gracia y Esperanza con una fantasía ideal de Alcazaba. Debajo de ésta, una de las manos del Huerto y más abajo dos imágenes muy significativas: una fotografía de mi abuelo, que me ha acompañado toda mi vida, de los años 50, portando con sus amigos el Santo Traslado, y en la otra el maestro Perfecto Artola dirigiendo a su banda en la Alameda principal, un gesto reivindicativo sobre nuestra música de origen, ya que él creó la banda sonora original de nuestra Semana Santa”.

Como conclusión a su detallada explicación, Puche remató expresando que el cartel era “una fusión de imágenes, una amalgama de recuerdos impresos que se funden a simple vista gracias al color, pero cuya mirada propia e intrépida nos procurará ver mucho más, momento en el cual nos hará formar parte de esta misma historia, ya que al final mis recuerdos son los mismos recuerdos que tienen los demás. Y en ellos nos encontramos todos para formar una unión común y seguir haciendo Semana Santa desde la propia unidad”.

Terminada la intervención explicativa de la obra, el propio artista dio paso a la proyección de un video/documental (making of) donde se mostró con aceleradas imágenes el proceso creativo de ejecución del cartel.

Cerró la ceremonia de presentación del cartel el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre. En su intervención destacó la figura de José Luis Puche, como “ejemplo de la vanguardia artística y cultural de Málaga”, a la vez que valoró muy positivamente que “la Agrupación de Cofradías asuma retos de modernidad con obras y actos que, como todo lo que aquí estamos disfrutando, promocionan nuestra Semana Santa desde la contemporaneidad, sin perder sus esencias y virtudes”. De la Torre agradeció a los cofrades “el esfuerzo que hacéis por lograr una Málaga mejor desde vuestras convicciones más auténticas y os animo a celebrar una magnífica Semana Santa 2020”.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup