Córdoba, ⭐ Portada, 💜 De Cerca

Fernando Vaquero: «Podría definir mi cartel como un poema a Córdoba»

"Córdoba es una ciudad repleta de historia, belleza y arte y su Semana Santa es absolutamente maravillosa"

"Para mi es un inmenso honor que la Semana Santa cordobesa de 2020 se anuncie a través de mis pinceles"

En apenas unas horas, el Salón de Actos de la Fundación Miguel Castillejo acogerá la presentación del espectacular cartel que el pintor sevillano Fernando Vaquero Valero ha concebido para ilustrar la Semana Santa de Córdoba. Una designación que fue desvelada el pasado mes de octubre y sigue la estela de artistas de primera talla que han pasado por la ciudad califal durante el segundo gobierno de la actual junta de gobierno de la máxima institución cofrade. Se trata de un camino hacia la gloria de la pintura que iniciaba la afamada artista carmonense Nuria Barrera en el año 2017, perfección en los pinceles que fue seguida por César Ramírez en 2018 y más recientemente por el malagueño Raúl Berzosa en el presente año.

Fernando Vaquero es un reconocido pintor sevillano autor de numerosos carteles y obras de carácter historicista. Sobrino del recordado Francisco Maireles Vela, está casado con la también pintora y escultora Irene Dorado siendo padres de una niña. Resulta curioso que no es hasta 2012 cuando Vaquero comienza a dedicarse de lleno, como profesional, a la pintura, pues tuvo el honor de ser seleccionado para recibir las enseñanzas impartidas por el pintor Antonio López, si bien su formación irá in crescendo. Su evolución artística le llevará a un realismo figurativo que se convertirá en el santo y seña de su cuidada obra. Prueba de la maestría con los pinceles se reflejaba en 2014, recibiendo el premio de pintura del Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla. Además, su obra se expande en países como Reino Unido, Italia, Países Bajos, Alemania o Canadá.

La presentación del cartel realizado para la Semana Santa de Córdoba es la primera de un auténtico maratón que afronta el artista en las próximas semanas, toda vez que hasta siete obras suyas, de gran trascendencia, verán la luz en los próximos meses. Un arduo trabajo que ha propiciado que haya sido muy complejo lograr cuadrar fechas para poder conversar que Fernando, con quien me jacto de tener una buena amistad que se ha ido cuajando con el paso del tiempo. De ahí que sea de justicia agradecer públicamente su esfuerzo, entre hueco y hueco, para atender a Gente de Paz y por ende para revelarle a nuestro lectores, a través de las preguntas formuladas, mano a mano entre J. Lorite y un servidor, sus impresiones a escasas horas de que su obra sea desvelada.


– ¿Siete carteles en menos de dos meses? ¿Cuántas horas tienen sus días?

El tiempo es el único bien que se nos dá a todos por igual, no se puede comprar ni vender así que lo único que podemos hacer es gestionarlo lo mejor que se pueda.

– Supongo que debe ser muy complejo llevar adelante tanta obra distinta al mismo tiempo. Mental y físicamente, ¿cómo se logra?

Con cierta dosis de constancia, paciencia y concentración. Ciertamente mi taller en estos meses es una auténtica locura. He tenido que pedir prestados más caballetes para poder seguir pintando tantos cuadros a la vez. Físicamente ya uno está hecho al trabajo, y mentalmente como digo es cuestión de mucha concentración y paciencia.

«El tiempo es el único bien que se nos dá a todos por igual, no se puede comprar ni vender así que lo único que podemos hacer es gestionarlo lo mejor que se pueda»

– De todos los carteles que tiene entre manos, ¿cuál supone un mayor desafío y por qué?

Supongo que el de las Fiestas de la Primavera de Sevilla y no lo digo porque sea un cartel para Sevilla con lo que ello supone sino por su temática. Es un tema complicado el encontrar una idea en la que consigas, sin recurrir a escenas puzzle o collages, incluir en una sola escena, la tristeza y el respeto de la Semana Santa junto con la alegría y el desparpajo de la Feria por ejemplo o la luz y la oscuridad a la vez, o la fiesta del Corpus con la fiesta nacional y unirlo todo a lo anteriormente dicho. Poco tiene que ver un nazareno con una flamenca o con un torero… pero se hará lo que se pueda… (risas).

«Uno de mis sueños sería poder dedicar un año completo a una sola obra para poder comprobar hasta dónde podría llegar»

– En su opinión, ¿los carteles de Semana Santa son arte, publicidad o una mezcla de ambos? 

Creo que una mezcla de ambos, una mezcla que no debe de ir necesariamente en proporciones equitativas. Muchas veces el valor artístico de un cartel es el mayor reclamo publicitario, otras veces una idea genial, aunque no esté técnicamente bien ejecutada es suficiente para que ese cartel cumpla su función.

– El mundo es más vertiginoso ahora que antes. ¿Se nota a la hora de componer una obra?

Muchísimo, sobre todo en estas fechas en que se juntan muchos carteles a la vez, tengo cierta facilidad para componer en poco tiempo una escena. Lo que quizás si echo más en falta es el tener más tiempo para seguir desarrollando pictórica y técnicamente mis cuadros. Siempre digo que uno de mis sueños sería poder dedicar un año completo a una sola obra para poder comprobar hasta dónde podría llegar.

«Me haría mucha ilusión ver una obra mía en un museo»

– ¿Qué exposiciones han marcado más a Fernando Vaquero? ¿En qué lugar le gustaría exponer?

Destacaría dos: la primera, “Reflejos de Murillo“, por la enorme afluencia de público que tuvo aquella muestra y por la repercusión que tuvo mi cuadro “El Expolio” en la misma. La otra que destacaría, por haber tenido el honor de ser su comisario, fue “Universo Amarguras”. Me haría mucha ilusión ver una obra mía en un museo.

– ¿Cuál es el artista que más ha influido en la obra de Fernando Vaquero?

Creo que Johannes Vermeer, por su detallismo, su intimismo, por su soberbia técnica, incluso por su temática; incluso mi recurso de “cuadro dentro de cuadro” lo saqué de él.

«San Fernando es el protector de mi estudio, es el nombre de mi bisabuelo, de mi abuelo, de mi padre y si alguna vez tengo un hijo llevará su nombre»

– ¿Es la temática cofradiera un buen camino para darse a conocer como artista?

Desde el punto de vista de la promoción considero que es un buen camino pero también un arma de doble filo pues corres el riesgo de encasillarte. Por eso yo procuro no ceñirme solo a esa temática, apostando y realizando otro tipo de pinturas como las historicistas, homenaje a pintores, retratos, etc…

– En numerosas ocasiones ha ilustrado a San Fernando. ¿Qué representa el patrón de Sevilla para Vaquero?

San Fernando es el protector de mi estudio, es el nombre de mi bisabuelo, de mi abuelo, de mi padre y si alguna vez tengo un hijo llevará su nombre. A San Fernando y el haber ganado aquel concurso para poder realizar mi cartel del Corpus me dio la oportunidad de que el público conociese mi obra. Aquel cartel fue mi trampolín.

«Con el cartel de Semana Santa de Sevilla conseguí hacer exactamente lo que tenía en la cabeza y ciertamente cayó de pie en Sevilla (cosa difícil)»

– Su cartel para la Semana Santa de Sevilla recibió el beneplácito generalizado de los medios y cofrades. ¿Siente que ha supuesto para usted un antes y un después?

Fue un cartel del que me siento muy satisfecho y al que le tengo especial cariño. Conseguí hacer con él exactamente lo que tenía en la cabeza y ciertamente cayó de pie en Sevilla (cosa difícil). Si hablamos a nivel de encargos, sí puedo decir que supuso un antes y un después… la prueba está en como tengo el estudio… (risas).

«Pienso que las luces y las sombras son necesarias, las luces te animan a seguir adelante y las sombras te ayudan a evolucionar, a rectificar y a aprender»

– Otra de sus obras más aplaudidas de los últimos tiempos ha sido el Cartel de la Venida de la Virgen del Rocío a Almonte, ¿supone una presión añadida que se espere de usted siempre, la sorpresa, la innovación y la genialidad?

Sin lugar a dudas, el tema de superar el listón del cartel anterior siempre está ahí pero es imposible que todas las obras que produzca en mi vida sean del gusto generalizado del público, eso, por suerte o por desgracia aun no lo ha conseguido ningún artista (y en esto incluyo hasta a los grandes). Pienso que las luces y las sombras son necesarias, las luces te animan a seguir adelante y las sombras te ayudan a evolucionar, a rectificar y a aprender.

– El cordobés suele tender a minimizar lo que tiene. ¿Qué supone para un artista consagrado como usted realizar el Cartel de la Semana Santa de Córdoba?

En primer lugar supone otro sueño cumplido. Córdoba es una ciudad repleta de historia, belleza y arte y su Semana Santa es absolutamente maravillosa. Para mi es un inmenso honor que la Semana Santa cordobesa de 2020 se anuncie a través de mis pinceles.

«El de Córdoba es un cartel muy pensado, con una composición de la que me siento especialmente satisfecho y con una belleza especial que espero no deje indiferente»

– ¿Cómo definiría el cartel que ha ejecutado para la Semana Santa de Córdoba?

Podría definirlo como un poema a Córdoba.

– ¿Cuáles son para usted los elementos esenciales que debe contener un cartel que ilustre la Semana Santa de la ciudad de Córdoba?

Creo que debía ser un cartel en el que todos los cordobeses y cofrades se sintieran representados. Aparte de los evidentes elementos o imágenes cofrades, debe de tener un sentido argumental y compositivo. En mi caso siempre busco que la escena mueva a la oración o al menos a la reflexión. Pienso también que la tipografía debe estar acorde a la estética del cartel.

– ¿Qué nos puede adelantar del cartel que ha concebido para ilustrar la Semana Santa de Córdoba?

Sólo puedo decir que es un cartel muy pensado, con una composición de la que me siento especialmente satisfecho y con una belleza especial que espero no deje indiferente.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup