Juan Cruzado Candau pone en valor los logros de su mandato a las puertas de su reelección como hermano mayor del Amor

Entre ellos destaca la restauración del manto procesional de la Virgen del Socorro y sentar las bases para conocer el estado de conservación del Cristo del Amor

La Hermandad del Amor celebra este martes cabildo general de elecciones al cargo de hermano mayor con un único candidato en liza, Juan Cruzado Candau, que opta a la reelección. La cita tendrá lugar en la casa hermandad, en la calle Capataz Luís León, de 18 a 20 horas. Con la mirada puesta en obtener el refrendo de la asamblea de hermanos, el candidato ha difundido una carta en la que agradece la confianza depositada hace cuatro años en la junta de gobierno que representa. “Han sido unos años de sumo trabajo y dedicación guiados siempre por un mismo propósito: poner el acento en la importancia de vivir una hermandad activa y abierta para todos los que formamos parte de esta gran familia del Amor”, ha dicho.

En su misiva, el hermano mayor desgrana los importantes proyectos puestos en marcha en este mandato, condicionado por la pandemia derivada de la Covid-19. Entre ellos destaca la restauración del manto procesional de la Virgen del Socorro, “del que próximamente os trasladaremos gratísimas noticias”. Asimismo, se han puesto las bases para conocer el estado de conservación del Cristo del Amor, “disponiendo ahora de la información suficiente para poder adoptar las decisiones oportunas, que siempre requerirán de la consulta previa al cabildo general de hermanos”. En relación a la imagen pública de la Hermandad, se ha apostado por inaugurar una nueva política de comunicación más profesional y más cercana a los hermanos y en el ámbito emocional se ha impulsado la devoción “a nuestro titular Santiago Apóstol con su puesta al culto en un altar propio en la capilla que desde ahora lleva su nombre y que queremos que se convierta en punto de encuentro y referencia para los peregrinos que partan desde Sevilla a Santiago”.

“Por último –incide-, hemos logrado poner la primera piedra de un sueño largamente anhelado: el de erigir en un futuro cercano una nueva Casa de Hermandad en un enclave privilegiado muy cercano al Salvador y con unas características acordes a la dimensión de nuestro cuerpo de hermanos, a nuestro rico patrimonio y al crecimiento experimentado por nuestra corporación en los últimos años. Una casa abierta que nos permitirá, como en otros momentos de nuestra historia, dar un nuevo impulso a la vida de hermandad, erigiéndose en verdadero punto de encuentro de hermanos y no hermanos, el patrimonio más valioso que pueda tener una hermandad. Cuidar de este ‘patrimonio’ será el principal objetivo para el próximo mandato, una meta que me gustaría conseguir con vuestro apoyo y participación”.

Cruzado Candau concluye su carta subrayando su ilusión y su intención y la de su junta de gobierno de “seguir trabajando los próximos cuatro años para lograr una hermandad que sea referencia en la mejora de nuestra sociedad. Por esta razón me gustaría convocarte el próximo martes 20 de diciembre para que participes con tu voto en el cabildo de elecciones de nuestra Archicofradía.