Advertisements
Sevilla, ⭐ Portada

Juan Muñoz Jigato se compromete -con vistas al Martes Santo- a «propiciar el diálogo y el entendimiento con el Consejo y las hermandades, sin renunciar a los derechos que nos corresponden» si es hermano mayor de San Esteban

La Hermandad de San Esteban tendrá elecciones a Hermano Mayor el próximo 8 de octubre. Con la mirada puesta en esta cita, la Candidatura de Juan Muñoz Jigato -una de las dos que concurren al proceso- ha desvelado el proyecto con el que concurre al proceso con la ilusión de dirigir los destinos de la corporación del Martes Santo el próximo mandato.

Proyecto que tiene en el horizonte el centenario fundacional de la hermandad para el cual, más allá de su planificación y preparación, se trabajará en erigir «los cimientos de una Acción Social basada en el Proyecto Ángel, con el que venimos colaborando desde 2019. Dicha Acción Social se encaminará a proporcionar un hogar, un techo donde acoger a las futuras madres desamparadas, excluidas de sus familias. En principio, con la colaboración de los Hogares de Nazaret y, si Dios así lo quisiera, creando el «Hogar Madre de los Desamparados», que acogería temporalmente a estas mujeres gestantes dispuestas a llevar a término sus embarazos.»

En el ámbito de la estación de penitencia, la candidatura se compromete a «propiciar el diálogo y el entendimiento con el Consejo y las hermandades, sin renunciar a los derechos que nos corresponden», enfocando «la Estación de Penitencia en el hermano nazareno, incidiendo en el cumplimiento de horarios, evitando así sufrimientos innecesarios a los integrantes del cortejo penitencial» Además se pretende desarrollar una «actitud de servicio y trato amable al hermano nazareno, durante su participación en la Estación de Penitencia» y se establecerá «un tramo, coordinado por diputados cualificados, para atender las necesidades del hermano con capacidades diferentes».

Respecto a los Cultos de la Hermandad, la candidatura se marca como objetivos «engrandecer la solemnidad de los cultos anuales, fomentar la participación presencial y potenciar la difusión on line para que los hermanos imposibilitados de acudir a San Esteban puedan participar en ellos, ampliar el horario de apertura de nuestro templo y fomentar e impulsar la oración, tanto individual y colectiva. Relacionado con este campo, en el área de Priostía y «aunque lo prioritario sea la atención a los hermanos que sufren necesidades, no queremos renunciar a seguir engrandeciendo nuestro patrimonio artístico. Por ello, pretendemos acometer la ejecución de una peana para besamanos y recuperar la actividad del taller de bordados de la Hermandad». Adicionalmente, se potenciará «en colaboración la Diputación de Juventud, los talleres de Priostía Infantil, finalizándolos con convivencias».

En el área de formación, se pretende «dinamizar las actividades formativas, la creación del “Aula Nuevos Hermanos” con la participación de hermanos veteranos que cuenten sus experiencias en la Hermandad a los aspirantes , la creación del Foro “Don José Robles”, especialmente dedicado a la formación sobre el desarrollo de la Fe en la vida personal y familiar y dar a conocer en profundidad nuestra iglesia y nuestro barrio, mediante la organización de visitas que concluirán con convivencias». También la Juventud merece la atención de la candidatura cuyos objetivos son «potenciar en nuestros niños la realización de actividades, sumando a las ya existentes, talleres de naturaleza y ciencia, así como excursiones culturales e implicar a los jóvenes en la vida de la Hermandad, creando espacios en los cuales aporten su trabajo, sus ideas, y que les impulsen a hacerse responsables y comprometidos con las labores, las necesidades y la evolución de su Hermandad».

En el ámbito de la Caridad se trabajará para «sumar a los recursos establecidos por las Reglas la mayor cantidad de ayuda extraordinaria que fuese necesaria y que, entre todos, pudiésemos aportar, en atender especialmente a los hermanos que se hayan visto afectados gravemente por las consecuencias económicas de la pandemia y en situar el punto de mira en nuestros mayores y en los enfermos, ponernos a su disposición para prestarles servicios básicos (compras, transportes o una sencilla llamada telefónica).

Finalmente, se establecerá una «Cuota familiar», que incluiría descuentos para familias con más de 4 miembros hermanos, se revisará y modernizará la gestión de cobro para su modernización y actualización», se trabajará en la depuración «continua y efectiva de gastos que resulten superfluos», se renegociarán «los contratos de servicios, procurando el máximo ahorro para la Hermandad» y se eximirá «del pago de la papeleta de sitio a hermanos en situación de necesidad, para la primera Estación de Penitencia que podamos realizar».

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup