Andalucía, ⭐ Portada

Jueves Santo. Un itinerario por la Semana Santa que no se celebró

La suspensión de la Semana Santa por la crisis sanitaria que se encuentra viviendo nuestro país ha supuesto un jarro de agua fría para el cofrade, que ha visto frustradas sus ilusiones de disfrutar de las Cofradías en la calle, si bien la aplastante lógica de tal decisión ha sido acogida con entereza y serenidad por éste.

Gente de Paz es una página web con clara voluntad globalizadora, ofreciendo así variedad de contenidos durante los 365 días del año que no excluyen a ningún lugar de nuestra geografía. Por ello, nos hemos planteado la realización de una serie de artículos para cada día de la Semana Santa en el que se refleje la riqueza que alberga nuestra tierra de norte a sur y de este a oeste. Así, cada día de la Semana Santa destacaremos nueve Cofradías de tal jornada, una por capital de provincia (pese a que en ocasiones no será posible cumplir esta premisa, cuando en ciertos días no haya Hermandades en ellas) más Jerez de la Frontera.

Pese a que se ha intentado destacar a Hermandades lo más representativas posible de cada lugar, otros criterios como la variedad de estilos o evitar la repetición de determinados misterios también están presentes a la hora de elegir las respectivas Cofradías. Por favor, que nadie vea en esta serie de artículos, que les garantizo tienen una carga de trabajo importante detrás, realizada por miembros de la redacción de nuestra web, un lugar para la confrontación más aún en los tiempos que corren. Entiendan la dificultad de elegir una Cofradía por cada día de la Semana Santa, y la imposibilidad de ir más allá de ello por cuestiones de espacio, lógica y tiempo. El único objetivo es dar a conocer, en la medida de lo posible y sin pretender ser exhaustivos ni ofrecer un análisis pormenorizado de cada detalle, una muestra de las bondades de las Cofradías de nuestra tierra. Ofrecer un recorrido virtual en estos días tan extraños que nos toca vivir, que nos permita asomarnos a la manera en que se vive la Pasión de Cristo en lugares distintos a nuestra ciudad, ahora que nos vemos exigidos a permanecer retenidos en nuestro domicilio. Disfruten del itinerario cofrade, traten de imaginar cómo habría sido nuestra querida Semana Santa si Dios así lo hubiera querido.

 

Sevilla – El Valle

La luna de parasceve tiene un rincón en Sevilla donde le gusta reflejarse. No es otro que los espejos del moldurón del paso de la Coronación de Espinas del Valle. Si fueran las doce y media de la Madrugá del Viernes Santo, estaría sonando en la esquina de Baco ‘Tuam Coronam’. La luna resplandecería por sus espejos haciendo un marco genial y asombroso al misterio de Gonzalo Bilbao.

En silencio sin notarse. A oscuras. El Nazareno de la Cruz al Hombro extendería su mano y la Verónica clavaría sus rodillas. Es un misterio antiguo. Sacado de la literatura de la generación mediodía. Porque el Valle es literatura. Es la expresión artística perfecta para la Semana Santa. Sigue el silencio y penitentes de cola siguen al Nazareno. También con la cruz al hombro.

La Banda de Música del Maestro Tejera rompe la noche al platillazo del pentagrama de ‘Virgen del Valle’. Llega la Dolorosa y es como si todo se ahogara en su rostro. El agua del Guadalquivir está en sus ojos. Ahora la candelería es el tópico literario del tempus fugit. Todo se consume lentamente y comprendemos que la vida se resbala rápida como las lágrimas de la Virgen del Valle. Sigue sonando su marcha y no queremos que esta noche tan perfecta se marchite tras las puertas de la iglesia de la Anunciación. La Virgen del Valle se aleja habiéndonos robado el corazón. Mientras nuestras carnes sienten el vacío de un amor profundo. Necesitamos su aire para sentirnos vivos. Una bocanada de oxígeno que a Ella nunca le faltará porque siempre estarán en las lágrimas de sus mejillas.

 

Córdoba – Las Angustias

El Jueves Santo es una jornada de mucho peso en la ciudad de Córdoba, en la que grandes devociones de la ciudad pasean por sus calles. Desde San Agustín procesiona la Hermandad de las Angustias. Una corporación fundada en 1558, en la que sobresale la impresionante talla de Nuestra Señora de las Angustias, tallada por el legendario imaginero Juan de Mesa en 1627, cuando el cordobés apuraba sus últimos días de vida. Destaca de sobremanera la posición de la imagen cristífera sobre el regazo de María, con una inclinación más pronunciada de lo normal, y con las piernas no demasiado flexionadas.

La calle San Fernando es un sitio de privilegio para contemplar el discurrir de Cofradías en Córdoba. Entre los naranjos se abre paso el deslumbrante trono dorado de las Angustias, pese a que todo el mundo concentra sus miradas en la dramática escena representada sobre el mismo. María sostiene al Hijo de Dios, su hijo, ya sin vida descendido de la cruz. En este punto del recorrido sonaba en el traslado de la corporación hasta la Catedral con motivo de la Magna Exposición «Por tu Cruz Redimiste al Mundo» de septiembre del pasado año la legendaria marcha «La Madrugá», de Abel Moreno, esbozando así una escena para el deleite de todos los sentidos. En 2020 se hubiera recuperado una escena para el Jueves Santo que llevaba años sin producirse, el transitar de la joya de Juan de Mesa a sones de marchas de corte fúnebre para banda de música de plantilla completa.

 

Huelva – Vera-Cruz y Oración 

El origen de la Archicofradía de la Vera-Cruz y Oración de Huelva consta ya en documentos que datan de 1538, que hacen referencia a la hermandad de la Vera+Cruz y a su pertenencia a la Parroquia de la Concepción. Por otra parte, la Hermandad de la Oración en el Huerto se funda de 1922. La Hermandad realiza su salida desde La Merced en el período de 1923 al 1935 en Jueves Santo, Domingo de Ramos o Miércoles Santo. En 1936 se traslada la Hermandad a la Parroquia de la Concepción, donde son destruidas las imágenes por los disturbios sucedidos en Huelva por la Guerra Civil. En 1937 vuelve a procesionar la Oración en el Huerto desde la Iglesia de la Concepción tras realizar Castillo Lastrucci la imagen titular de la Hermandad y, ya en 1939 se produce la fusión con la Vera+Cruz y su traslado definitivo a la Parroquia de la Concepción.

Son dos los pasos que salen el Jueves Santo por la carrera oficial onubense. El primero es el de Ntro. Padre Jesús de la Oración en el Huerto, es obra de una restauración de Luis Ortega Brú en 1977 a la anterior de Castillo Lastrucci, en la que representa a Jesús de rodillas, con los brazos extendidos y adoptando una actitud implorante. Fue bendecida el 15 de diciembre de 1977. Con una cuidada interpretación, suenan por carrera oficial las marchas de la B.C.T. Merced de Huelva, con marchas como «Señor de Sevilla», «El Prendimiento» o «Silencio Blanco».

El otro paso es el de la titular mariana, Nuestra Madre y Señora de los Dolores. Fue realizada en 1967 por Luis Álvarez Duarte. Se nos representa a María con un rostro ovalado juvenil, con hoyuelo en su marcada barbilla dotada toda Ella, de una serena belleza. Esta bellísima imagen es otra de las imágenes marianas coronadas canónicamente, teniendo lugar en septiembre de 2015, justo cuando se celebraban los 500 años fundacionales de la corporación. La impecable música del Liceo de Moguer hace brillar a la Virgen de los Dolores con marchas como «Soleá Dame la Mano». 

 

Málaga – Cristo de Mena

¿Cómo sería un Jueves Santo malagueño sin la Legión? La Congregación de Mena es una de las más grandes del Jueves Santo en Málaga. Se trata de dos Hermandades fusionadas, la de la Soledad que fue de gran devoción en la Málaga del barroco y la del Cristo de la Buena Muerte que data de 1862, ambas se unieron en en 1915; y en 1928 realizaron su hermanamiento con “La Legión”. El Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas fue realizado en 1942 por el escultor malagueño Francisco Palma Burgos, que se inspiró en la imagen original del imaginero granadino Pedro de Mena y Medrano, desaparecida en los sucesos de mayo de 1931. Nuestra Señora de la Soledad Coronada es una Dolorosa del siglo XVIII adquirida por la cofradía en Antequera y de autor anónimo, aunque Jesús Romero Benítez la atribuye al escultor antequerano Antonio del Castillo en 1692.

Uno de los mejores momentos de la Cofradía en la calle es la salida, alrededor de las siete y media de la tarde comienzan a abrirse las puertas de Santo Domingo y salen los primeros nazarenos de la sección del Cristo, en el que momentos después empieza a salir el Señor a sones de la Legión y bajo el Himno del Novio de la Muerte, que van cantando los hombres de trono durante todo su recorrido. El crucificado busca la Plaza de la Legión Española para poner rumbo al recorrido oficial y dejar espacio para los nazareno de cíngulo dorado de la sección de la Virgen. Cuando salen los ciriales los portadores se colocan para que la Virgen un año más salga a las calles de la ciudad de Málaga, a los sones de la banda de la Cofradía interpretando el Himno Nacional, y se dirige a la Plaza con todos los hombres de trono entonando la “Salve Marinera”. La Reina del Jueves Santo luce un tocado ataviado a modo de hebrea con una simple diadema como corona, característica propia de la Cofradía perchelera. La Virgen de la Soledad cierra el día junto con la Cofradía de la Esperanza bajo las estrellas de la capital de la costa del Sol que son testigo absoluto del fin de un nuevo Jueves Santo.

 

Granada – La Aurora

El popular barrio del Albayzin vive un día grande el Jueves Santo, con la salida procesional de la no menos popular Hermandad de la Aurora. Se ponen en la calle dos de las grandes devociones albayzineras: Nuestro Padre Jesús del Perdón y María Santísima de la Aurora. En cuanto a la imagen cristífera, se trata de una talla de Diego de Siloé del siglo XVI, cargada de expresividad y dramatismo, en la que destaca la envergadura de la columna. Sobre un bello paso de misterio, representa la Flagelación de Jesús. Qué afortunados seríamos de poder situarnos en San Gregorio, aguardando la venida del galeón granadino a sones de la excelente B.C.T. Despojado de Granada, que interpreta «Ave María» y «Ángel del Señor», desbordando el sentir popular de los presentes.

Bien podríamos estar situados también en la calle San José, aguardando la llegada del radiante el inmaculado palio de la Virgen de la Aurora. La imagen es obra anónima de finales del siglo XVII, con un semblante muy dulce. Fue coronada canónicamente en el año 2011, merced a su incuestionable devoción popular. Suenan las marchas de la B.M. San Isidro de Armilla, que en esta ocasión intepreta «Lucero del Albayzin», ante el clamor de los asistentes. 

Como curiosidad, destaca el transitar de ambos pasos por los conocidos Grifos de San José, donde la pericia tanto de costaleros como de capataces hace que la tensión desemboque en una explosión de jolgorio, una vez que consiguen realizar la complicadísima maniobra para sortear balcones y la estrechez del enclave.

 

Almería – El Encuentro

La Hermandad del Encuentro procesiona cada Jueves Santo por las calles almerienses, brindando uno de los momentos más esperados de su Semana Santa, precisamente, el que da nombre popular a la Cofradía. Desde la Iglesia Parroquial de San Antonio de Papua salen los tres pasos de la corporación: la Alegoría de la Santa Mujer Verónica, obra de José María Hervás Benet, Nuestro Padre Jesús Nazareno, y la Virgen de la Amargura, ambas de José Martínez Puertas en 1943. Bien pudiéramos estar a pocos metros de su salida de su templo, aguardando la llegada de los tres pasos de la Hermandad pasionista más antigua de la capital almeriense. Tras la Verónica, acompaña la A.M. Cristo de las Aguas de Olula del Río (aunque en 2020 hubiera acompañado la A.M. Santo Sepulcro de Sabiote), tras el Nazareno, la A.M. Nuestra Señora del Mar de Huércal de Almería, que interpreta «Sagrada Cena» y «Cinco Llagas», y tras el paso de la Virgen, que procesiona sin palio, la Asociación Musical Virgen del Río de Huércal-Óvera, que interpreta «Amanecer con Triana»

Sin duda, sobresale un momento de todo el desfile procesional, que tiene lugar en la Plaza Emilio Pérez a las 21:00h, cuando se recrea el encuentro de Jesús con su madre en la calle de la Amargura, camino del monte Calvario, y los tres pasos se mecen ante el delirio de público asistente.

 

Jaén – La Expiración

Llegan los días más importantes de la Semana Mayor jiennense y la capital se tiñe de los colores más característicos de la Pasión. El color morado y el negro son protagonistas en los días previos a la Resurrección del Señor en el que unas siete Estaciones de Penitencia recorrerán las calles de Jaén para cerrar la Semana Mayor. Superlativa importancia adquiere el barrio de San Bartolomé estos días en los que su Hermandad, la del Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de las Siete Palabras, da testimonio de Fe por las calles del centro de la capital cada tarde-noche de Jueves Santo. Este año se celebran los 25 años de la bendición de la Virgen, joya que realizase el imaginero sevillano Luis Álvarez Duarte en 1995, y que, tras protagonizar el cartel de la Semana Santa de la ciudad, debería haber brillado, de manera especial, aún más que en otras ocasiones. Lo que es innegable es el crecimiento de la Cofradía en los últimos años que ha servido como modelo a otras Corporaciones neófitas en la nómina de la Semana de Pasión jiennense y que ha engrandecido un Jueves Santo con un gran valor artístico adquirido a lo largo de los años.

La Cofradía, fundada en el año 1771, se hace comunión en la calle cada Jueves Santo desde el templo de San Bartolomé a la sombra de un cielo que anuncia la noche y que es testigo de la eterna mirada del Santísimo Cristo de la Expiración, obra atribuida a José de Medina (S.XVIII), que bendice a su pueblo desde el rincón más estrecho de la ciudad hasta su paso por históricas calles de la capital. Se mece sobre un paso realizado en alpaca plateada a los sones de su banda, que este año alcanza también los 25 años de historia, y que le ha dedicado una marcha bautizada con el nombre de “Expirante” para celebrar esta efeméride.  Tras la Imagen del Crucificado, la Virgen de las Siete Palabras se hace presente en los corazones de los jiennenses en su año, ese en el que debía estrenar una nueva saya morada y bordada en oro, así como, su marcha; “Septem Verba” interpretada por la S.F. María Inmaculada de Linares y que, con toda seguridad, brillarán más que nunca bajo el amparo de su Madre el próximo Jueves Santo de 2021.

 

Jerez de la Frontera – Oración en el Huerto

El Jueves Santo en Jerez de la Frontera concentra a gran cantidad de cofrades. Muchos de ellos se agolpan en uno de los enclaves más característicos de la ciudad gaditana: la calle Tornería. Por allí transita, ya entrada la noche, la Hermandad de la Oración en el Huerto. El titular cristífero es obra de Juan Luis Vasallo Parodi, quien también talló al ángel confortador en 1943. Jesús aparece de rodillas, con la mirada dirigiéndose al cielo y los característicos sudores de sangre sobre su sien y el cáliz entre sus manos, apoyadas en una peña, mientras que el ángel se sitúa a sus espaldas confortándole ante la dura tarea que le ha encomendado Dios Padre. En la estrechez de Tornería, suenanlas marchas «Reo de Muerte», «Rosario» y «Pilatos», interpretadas por la A.M. Sentencia de Jerez, todo un signo de identidad de la ciudad en lo que a Semana Santa se refiere. Tras el misterio, aparece el palio de María Santísima de la Corporación, tras un mar de capirotes, sorteando la parte más estrecha de la calle. La Virgen aparece acompañada por un ángel confortador, atribuido a La Roldana, representando así un momento muy singular de la Semana Santa en nuestra tierra. El excelso paso de palio brilla por la elegancia de su diseño, llevado a cabo por Juan Manuel Guzmán «Juanelo». El techo de palio fue realizado por Juan Manuel Rodríguez Ojeda, y perteneció anteriormente a la Hermandad de las Cigarreras. En su paso por Tornería, la B.M. Pedro Álvarez Hidalgo interpreta las marchas «Pasan los Campanilleros» y «Pasa la Virgen de la Macarena», ofreciendo así un momento inolvidable para todos los presentes, en el que conmueve especialmente cómo el palio se aleja en la penumbra de la noche mientras suena el trío musical de esta última marcha.

A modo de curiosidad, además de la configuración del paso de palio con el ángel confortador, destaca precisamente la advocación de la Virgen, «Confortación». Si bien esta advocación no aparece respaldad de ninguna manera en las sagradas escrituras, tampoco en las apócrifas, sí que tiene cierto arraigo en la piedad popular, ya que recrea la idea de que María vivió un sufrimiento paralelo al de su hijo, que bien podría estar reflejado en los Dolores de María, siendo también reconfortada por el ángel.

 

Cádiz – El Nazareno

Quizá el día más popular y populoso de la Semana Santa gaditana, en el que se ponen en la calle Cofradías cargadas de historia y que arrastran mucha devoción. La Hermandad del Nazareno colma las delicias de su barrio de Santa María. La imagen del Nazareno, una de las principales devociones cristíferas de la Tacita de Plata, es obra de Andrés de Castillejos de finales del siglo XVI, y posee cabellera natural. Sobre su paso dorado, María Magdalena acompaña al Nazareno. Cuána fortunados seríamos de poder emplazarnos en el barrio de Santa María, cuando suena la marcha «Regidor Perpetuo» entre el clamor popular y el inconfundible sonido de las Horquillas. Una vez empieza su actuación la A.M. Oliva de Vejer de la Frontera, suena «A la Gloria». La salida de la Virgen de los Dolores, que fuera tallada por Juan Luis Vasallo Parodi en 1943, no hace más que prorrogar el delirio en el barrio gaditano. Procesiona sobre un original paso de corte mudéjar, en el que destacan las estructuras artísticas geométricas y la malla que permite que el cielo se filtre hacia el rostro de la dolorosa. Acompaña musicalmente la B.M. Enrique Galán de Rota, que interpreta la marcha «Rosa de mis Dolores», dedicada a la bellísima Virgen de los Dolores.

La Cofradía del Nazareno procesionó durante muchos años en la Madrugá gaditana, aunque terminó asentándose, junto al Medinaceli, el Jueves Santo. El titular cristífero ostenta el título de Regidor Perpetuo de la ciudad, título concedido al Nazareno en 1681, tras librar a la ciudad de una epidemia de peste. Merced a su incuestionable devoción popular, se le conoce cariñosamente como «El Greñúo» o «Gitano de Santa María». Precisamente, una de las marchas más reconocibles de la B.C.T. Rosario de Cádiz, «Gitano Tú Eres… de Santa María», está dedicada al Nazareno.

 

Artículo realizado por Adrián Martín, Rafael Peñafiel, Lucía Bulnes, Jesús Pérez y José Barea

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Color de fondo
Redimensionar imagen