Portada, Sevilla

La asociación del Cristo de los Desamparados del Santo Ángel propone su extinción con su erección como hermandad de penitencia como objetivo

la asociación de fieles del Santísimo Cristo de los Desamparados y María Santísima de la Salud del Santo Ángel de Sevilla podría dar un paso trascendental en su corta pero intensa historia el próximo día ocho de octubre fecha en la que ha convocado una trascendental asamblea con el objetivo de proponer a sus miembros su desaparición como entidad de obediencia carmelita y aprobar su constitución como entidad diocesana. Todo ello con el trasfondo de convertirse en cofradía de penitencia, según ha adelantado el programa radiofónico de Canal Sur radio «El Llamador», en virtud de la comunicación recibida por los miembros de la asociación.

Conviene recordar que ya el 11 de marzo de 2021 tenía lugar una cita muy importante en la Iglesia Conventual del Santo Ángel de Sevilla, especialmente para los miembros de la Asociación de Fieles del Cristo de los Desamparados toda vez que el delegado diocesano de Hermandades y Cofradías Marcelino Manzano desvelaba la apertura del expediente por parte de la Archidiócesis de Sevilla para erigir a la corporación como asociación del fieles bajo el paraguas de Palacio como comienzo del sendero que deberá concluir con su erección canónica como hermandad.

Según quedaba explicado en la reunión que tuvo lugar a la conclusión que la celebración del solemne quinario en honor al impresionante crucificado de Juan Martínez Montañés, el proceso implica la extinción de la actual asociación, hasta ahora dependiente de la orden carmelita, y la constitución de una nueva dentro del seno de la Archidiócesis.

Un proceso que adquiría carta de naturaleza con la comunicación, por parte de delegado de Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis de Sevilla, Marcelino Manzano Vilches, del expediente que la conviertia, oficialmente, en nueva asociación de fieles de la Archidiócesis, tal y como la propia corporación informaba a sus miembros. “Esto significa que cuentan con mi acompañamiento y mi ayuda en su labor espiritual, formativa y evangelizadora”, subrayaba la comunicación.

A partir de aquí, la Corporación, que continua desarrollando los pasos habituales en estos casos, para definitivamente ser erigida como Hermandad de pleno derecho, en un plazo que derivará de diversos factores, como la constatación de su actividad social y cultual, remitirá las programaciones de formación y acción caritativa al comienzo de cada curso, así como la memoria de todo lo realizado al finalizar el mismo. La Asociación cuenta con un intenso programa de actividades de formación, culto y Caridad, con su proyecto Cristo de la sopa como obra de caridad principal desde hace dos años.