Sevilla, ⭐ Portada

La Candelaria programa dos salidas extraordinarias y un pregón de Carlos Herrera entre otros actos para conmemorar su centenario

En el acto ha sido presentado el magnífico cartel, obra de Fernando Aguado

El Hermano Mayor de la Candelaria, Álvaro Delgado, y el Teniente de Alcalde Delegado del Área de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, han dado a conocer los actos del primer centenario de la corporación. Un acto, que se ha celebrado en el Salón Colón del ayuntamiento hispalense, y ha comenzado a las 19 horas con un reducido grupo de personas y prensa ante las limitaciones de aforo. La Junta de Gobierno tiene especial ilusión en que todos los hermanos conozcan esta obra y por ello ha acordado que el martes 13 de abril, tras la Misa de Hermandad, se lleve a cabo una presentación y la exposición del cartel en la capilla sacramental que se prolongará hasta el próximo día 19, para que pueda ser contemplado por todos aquellos que lo deseen.

Los actos de culto externo más destacados se han fijado para el último trimestre de 2021, una salida extraordinaria de la Candelaria, el 11 de septiembre y un Vía Crucis extraordinario de Nuestro Padre Jesús de la Salud se celebrará el 27 de noviembre. Todo ello en previsión de que las circunstancias sean más  benevolentes en esas fechas esperando que la incidencia de la pandemia se haya dulcificado y que la vacuna pueda propiciar que un evento de estas características pueda celebrarse con seguridad. Conviene subrayar al respecto que Juan Carlos Cabrera ha manifestado su deseo de que si no puede ser en septiembre, Sevilla pueda disfrutar de la presencia de la Virgen más adelante.

Tal y como adelantamos en junio de 2019, la Junta de gobierno de la Hermandad de la Candelaria, que preside Álvaro Delgado, con motivo de la celebración del centenario de la corporación, propuso a sus hermanos la salida extraordinaria de María Santísima Candelaria y un Vía Crucis de carácter excepcional a la Parroquia de la Magdalena presidido por la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud. Para materializar el anuncio realizado hace más de un año, el equipo de gobierno de la hermandad convocó un cabildo de carácter extraordinario en el que los hermanos otorgaron la aprobación preceptiva para solicitar a la autoridad eclesiástica ambas salidas excepcionales.

Entre los actos de índole cultural, la comisión ha previsto un pregón de Carlos Herrera (4 de junio) que tendrá lugar en el Teatro San Fernando, una Exposición del Centenario en el Ayuntamiento de Sevilla, un ciclo de conferencias, entre las que destaca una que versará sobre el papel de la mujer en las hermandades (27 de mayo), dos conciertos protagonizados por las bandas que acompañan a los pasos de cofradía, la banda del Santísimo Cristo de las Tres Caídas y la Banda de la Cruz Roja en el que se estrenará la marcha compuesta para conmemorar el centenario compuesta por Cristóbal López Gándara que lleva por título «Pasa la Virgen de la Candelaria». Además, la Hermandad ha diseñado una obra social que se llevará a cabo en el Polígono Sur.

Cartel de Fernando Aguado

En el acto ha sido presentado el magnífico cartel, obra de Fernando Aguado. Un óleo sobre lienzo gabardina de corte «clásico», como el propio Aguado ha subrayado, en el que además de los titulares de la corporación adquiere un especial protagonismo un enclave esencial para la cofradía sevillana, los Jardines de Murillo, que acogen en su seno el monumento que en honor a Colón realizarse Lorenzo Collaut Valera, que cumple también su primer siglo de existencia. El autor ha dotado el cartel de detalles como el paso de la Virgen de la Candelaria por el Paseo Catalina de Ribera, una celosía concebida por Aguado con los azulejos de los bancos y la buganvilla que en sus propias palabras representa la sevillanía de la ciudad para una cofradía muy sevillana.

Fernando Aguado nace en Sevilla en 1979, desde muy joven se sintió atraído por el arte y el modelado. Buena muestra de ello es que inició la carrera de derecho que abandonó pronto para realizar estudios en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, donde fue discípulo de Juan Manuel Miñarro López, especializándose en restauración, aunque igualmente trabaja como diseñador para bordadores y orfebre.

Su obra escultórica está mayoritariamente constituida por imágenes religiosas aunque también trabaja la obra civil, teniendo como ejemplo el busto de bronce del Rey D. Juan Carlos que preside el patio del Real Círculo de Labradores de Sevilla, o la incursión en el mundo del toro realizando distintos diseños de trajes de luces para el diestro sevillano José Antonio Morante de la Puebla. Entre sus obras de imaginería cofrade destacan el Señor de la Caridad, realizado en el año 2003, para la Hermandad de San José Obrero o el Cristo del Amor en su Sentencia realizado para Chiclana en 2010.

El logotipo de Miguel Gallardo Espinosa

Logotipo

En la tarde del 5 de noviembre de 2020 la Junta de Gobierno de la Hermandad de La Candelaria, procedió a la aprobación del diseño que José Miguel Gallardo Espinosa ha realizado para el Logotipo del Centenario de la Corporación hispalense. Según explicaba el propio Gallardo para representar el logotipo ha confeccionado un listado de elementos entendiendo que estos deberían formar parte del mismo: el Señor, la Virgen, San Nicolás -la parroquia-, el número 100 y los hermanos de la Hermandad. Un logotipo cuyo trazo o dibujos era azul o plata, colores de la Hermandad, dependiendo del tono del fondo que se utilice.

«Para ordenarlos -explicaba- pensé basarme en el formato interno del escudo pontificio de Juan Pablo II, el papá Santo que por dos veces visitó Sevilla, pues desde que él lo confeccionó me llamó la atención la sencillez a la hora de representar a Jesucristo y a su Madre al pie de la cruz. He querido interpretar este sentimiento de amor a Jesús y a su madre como algo paralelo al espíritu de nuestra Hermandad». Así, Gallardo ha representado al Señor con una cruz que lleva escrita su advocación, Salud, «que es la palabra que define lo que más anhelamos todos en estos difíciles momentos que nos ha tocado vivir», confeccionada con el mismo tipo de letra que llevan grabadas a fuego las cruces de los penitentes simbolizando los hermanos de la Hermandad. 

El número 100 se muestra en números romanos, «pues al tratarse con la letra C mayúscula esta misma hace las veces de la M de María, C de Candelaria», afirma, y añadía que representa a «nuestra Virgen a los pies de la cruz y en ella tildando la palabra Salud una llama la luz de nuestra madre y la de los cirios de nuestros nazarenos». «Además, -proseguía- si giramos la letra C un cuarto de vuelta en la misma dirección que las agujas del reloj se representa la letra griega Omega», con el ánimo de subrayar que Él es luz y omega, principio y fin en la vida de los cristianos. «Finalmente entendiendo que la parroquia es intrínseca al centenario de la Hermandad desde su fundación, la he querido representar con tres círculos que simbolizan las tres bolas doradas de los Milagros de San Nicolás, las que el santo porta sobre el libro que sostiene con su mano izquierda», concluye.

Cien años formando parte de la historia de Sevilla

La Hermandad de la Candelaria fue fundada en la iglesia de San Nicolás el 26 de junio de 1921, al ser aprobadas sus primeras Reglas días antes, el 4 de junio, haciendo Estación de Penitencia a la Santa Iglesia Catedral por primera vez el Martes Santo de 1922. Un grupo de cofrades y feligreses del barrio, impulsados por José Ruiz Escamilla, Pepe «el Planeta», pusieron todo su amor e ilusión en aquella cofradía que tendría por titular a una Imagen de Jesús Nazareno y a una dolorosa que le acompañaba en un altar lateral de la iglesia de San Nicolás bajo la advocación de la Candelaria, como así aparece reflejada en documentos e inventarios parroquiales desde finales del siglo XIX.

La imagen de Jesús Nazareno había sido llevada en 1880 a San Nicolás procedente de la iglesia de la Magdalena, al altar que hasta entonces habían ocupado las imágenes de la Hermandad de los Gitanos, que a pesar que gozar de gran devoción entre los feligreses, solicitaron su traslado a la iglesia de San Román por las dificultades que tenían para realizar su salida procesional, debido a la estrechez de las calles circundantes.

Así, el Nazareno, que había sido titular de la extinguida Hermandad de la Antigua, Siete Dolores y Compasión, una de las cofradías más importantes de la Sevilla del siglo XVII, toma la advocación de Jesús de la Salud en recuerdo del titular de la Hermandad anteriormente establecida en el templo. En el periodo de cuarenta años que transcurrió desde su llegada a San Nicolás hasta la erección de la Hermandad recibió tanto culto diario como cultos solemnes anuales, que eran costeados por devotos y familias de la feligresía.

Como imagen dolorosa mariana, desde el citado año de 1880 contó el Nazareno ahora advocado de la Salud con la compañía de una imagen de la Virgen donada por una feligresa, que desde finales del siglo XIX es citada bajo la advocación de la Candelaria. Esta imagen es la primera Titular al fundarse la Hermandad en 1921, saliendo bajo palio en las dos primeras salidas el Martes Santo de 1922 y 1923. En 1924 sería sustituida por la imagen actual, que tallara originalmente Manuel Galiano, pasando la anterior a la localidad onubense de Cartaya.

Durante muchos años se creyó que la fundación de esta Hermandad se debió a un milagro obrado por la Imagen de Jesús de la Salud en la curación de la hija del fundador Pepe el Planeta, quien se habría encomendado a Él y en agradecimiento cumpliría su palabra de erigirle una cofradía y sacarlo en procesión. En efecto, el suceso milagroso tuvo lugar, pero en el verano de 1922, un año después de fundarse esta Corporación y habiendo realizado su primera salida procesional, pues su primogénita nació meses después de la aprobación de sus primeras Reglas, concretamente el 4 de octubre de 1921.

Por otro lado es preciso recordar que en las tres primeras décadas del siglo XX se produjo la reorganización de hermandades extinguidas y otras de nueva creación que, siguiendo las directrices de la Autoridad Eclesiástica, rescataron imágenes de gran mérito artístico o gran calado devocional. Sirvan como ejemplo además de la Candelaria las del Dulce Nombre, San Benito, Los Estudiantes y San Esteban, entre otras, dando origen a la conformación del Martes Santo sevillano tal como hoy lo conocemos. Cabe destacar que desde 1967 la corporación de Martes Santo mantiene una estrecha relación con el Ayuntamiento de Sevilla, al convertirse la Virgen de la Candelaria en Copatrona de la Delegación municipal de Parques y Jardines, siendo recibida esta Delegación como hermana de honor de la hermandad.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup