Sevilla, ⭐ Portada

La Caridad baratillera se reencontró un año más con su barrio del Arenal

La Imagen estuvo en Veneración en la jornada del domingo

La Calle Adriano esperaba impaciente el día, y los hermanos del Baratillo preparaban celosamente el magnífico altar para la reina de sus desvelos.

A media mañana se habrían las puertas de la capilla, y la luz del sol acariaba el templo atestado de personas.

Y allí, al fondo, estaba ella. La Virgen de la Caridad, progidiosamente vestida por José Antonio de León, ocupaba el presbiterio rodeada de flores, velas y el amor de sus hermanos.

La cola pasaba, y las oraciones se desplegaban por cada rincón de la iglesia, venerando a la Señora y encomendándose a ella pidiendo salud y fuerza para volver a visitarla el año que viene.

La devoción de un barrio se hacía ofrenda en el Arenal, con casa beso en el aire a la Señora, con cada lágrima de emoción y hasta con la música de su banda, que tampoco quiso faltar a la cita.

La Virgen de la Caridad descansa ya en el sueño precioso e irrepetible de un domingo memorable, que ya forma parte de la historia baratillera.

Veneración a María Santísima de la Caridad en su Soledad Coronada. Fotos: José Ángel García.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup