Sevilla, ⭐ Portada

El Cristo Yacente de Villaverde vuelve a casa tras su restauración

Marcos A. Moreno Acosta se ha encargado de los trabajos

El pasado viernes 26 de noviembre fue presentada la restauración del primitivo Cristo Yacente de la Hermandad de la Veracruz de Villaverde del Río.

La intervención ha sido realizada por el restaurador y conservador Marcos A. Moreno Acosta de Dos Hermanas. Los trabajos de restauración se han desarrollado durante cuatro meses.

Imágenes de la restauración del Cristo Yacente. Fotos: Marcos A. Moreno.

El restaurador

Marcos A. Moreno es Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, ha intervenido en la imagen del Cristo de la Veracruz y de Ntra. Señora del Mayor Dolor de Dos Hermanas, además de encargarse de la conservación preventiva de ambas imágenes.

Ha realizado la restauración en el retablo de la capilla del Sagrario de la Parroquia de Santa María Magdalena entre otros retablos del citado templo, además de haber intervenido en distintas imágenes de la localidad. Trabajó en el Museo del Puerto de Santa María Cádiz tras realizar una estancia en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

El Señor Yacente

La imagen primitiva del Cristo Yacente de la Hermandad de la Veracruz de Villaverde del Río dejó de procesionar en el año 1964 debido al mal estado de conservación que presentaba. En lugar de éste se realizó una nueva talla, siendo esta la actual imagen Titular de la Hermandad.

La imagen primitiva del Cristo Yacente es una singular joya artística de entre finales del siglo XVI y principios del XVII, de autor desconocido, se caracteriza por presentar brazos articulados, ya que permanecía durante todo el año crucificado y el Viernes Santo tras la ceremonia del Descendimiento era desenclavado para ser enterrado en la urna.

Es una imagen técnicamente ligera en lo que se refiere a su peso al estar realizada en cartón y telas encoladas, junto a su doble funcionalidad, generó una problemática y unas necesidades restaurativas concretas. La imagen llegó al taller en un estado de conservación muy deficiente.

Presentaba grandes problemas de soporte y de policromía, destacando la pérdida del paño de pureza original, orificios, repinte generalizado, grietas, levantamientos, desgastes y pérdida de policromía, y oxidación de elementos metálicos. Para poner fin a los problemas que mostraba se ha llevado a cabo el siguiente proceso.

En primer lugar, se ha hecho un estudio en profundidad con el objetivo de tener en cuenta varias posibilidades técnicas antes de afrontar la restauración.

El tratamiento que se llevó a cabo fue el siguiente: fijación de policromía, consolidación del soporte, limpieza mecánica y química retirando depósitos y eliminando los repintes. Se ha llevado a cabo la reconstrucción de volúmenes incluyendo la realización del nuevo paño de pureza, el estucado y el enrasado, finalizando con la reintegración cromática con acuarela y pigmentos al barniz, y protección final con barniz sintético.

Los elementos metálicos (bisagras y el sistema de anclaje) fueron sustituidos por unos nuevos en acero inoxidables además de dotar a las manos y a los pies de un elemento metálico con el fin de protegerlos en el momento de introducir o retirar los clavos.

Como conclusión final, el proceso de intervención ha revelado diferentes aspectos que contribuyen a un mayor conocimiento técnico de la obra y ha recuperado una lectura más acorde con la estética original. Gracias al refuerzo estructural de la imagen, se puede dar garantía para su manipulación sufriendo esta lo menos posible, además de su puesta en valor recuperando esta histórica imagen.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup