Advertisements
La Chicotá de Nandel, Opinión

La cera que Pedro García no recoge del suelo

Me estaba preguntando, si dirá hoy Pedro García algo sobre la caída de un cordobés en los aledaños de la Plaza de San Andrés, debido a la desidia, despreocupación, falta de higiene y limpieza de nuestras calles, cosa a la que «su» Sadeco, nos tiene bastante acostumbrados. Me refiero a Sadeco como de su propiedad, pues son los 365 días del año los que nos pasamos leyendo y escuchando al dirigente de IU hablar de su maravillosa gestión, de que todo va bien, de que todo está estupendo, y de que qué gran labor la suya. Pues ahí tiene, Pedro, un ejemplo gráfico de su impagable gestión, que estamos ya casi cambiándonos para darnos el primer remojo en las piscinas, y sigue la cera en las aceras. La cera de los cofrades, claro está.

Ha sido precisamente un conocido cofrade, Francisco Patilla, el que ha resbalado y caído al suelo -casualidades de la vida-, gracias a Dios sin consecuencias físicas, pero que si hubiera sido un turista o una persona mayor, no quiero no pensar el daño que podría haber causado este despropósito, este nuevo desaguisado, porque vamos en esta ciudad de uno a otro… y sin freno.

Hoy Pedro no habrá podido leer la publicación de Francisco Patilla, ya que tendrá que estar con el fixo en los dientes, pegando los trazos del famoso cuadro, mientras la Alcaldesa Ambrosio se lo sujeta… ese tan lindo y respetuoso que han puesto en la Diputación, por eso vengo yo a contárselo. No seré quien defienda la rotura del cuadro, sólo faltaría, aunque preferiría que no se hubiera pintado usando un motivo religioso para hacer otra mofa más, otra burla, otra afrenta.

Don Pedro, hoy no tendrá tiempo para pedir disculpas al cordobés que ha tenido la caída, pero usando las palabras que nuestra señora Alcaldesa nos ha regalado en las últimas horas, ¿esta es la Córdoba que queremos? ¿Una ciudad en la que los cordobeses van patinando por las calles por su desidia? ¿Está es la Córdoba que vamos a heredar? ¿La del pavimento manchado esperando a la cera de los cirios de la Semana Santa próxima?

Como no cabe una excusa, porque es inexcusable, ni cabe un ataque más por su parte y de los suyos a las Hermandades, me permito decirles y recordarles que en horas, repito, en horas, las Hermandades, todas y cada una, habían limpiado los lugares donde las Cruces de Mayo de las que eran responsables habían estado expuestas, para disfrute de todos los cordobeses, todas las personas de fuera que las han querido ver y disfrutar, pero para que al día siguiente Córdoba, fuera de nuevo una ciudad ejemplarizante, tanto en limpieza como belleza. Hasta han pintado para mayor esplendor de nuestra ciudad.

Tomen nota, déjense ya de cuadros, y dedíquense a cuidar la ciudad, que para eso les pagamos. Una ciudad que en sus manos sí que está hecha un cuadro. Luego, cuando venga alguna denuncia, habrá quien diga que la culpa es de las cofradías que tiran la cera al suelo. Pero no colará, porque el único responsable de que la cera esté todavía en el suelo, imagino que esperando que el sol del verano la derrita y «la haga desaparecer», es usted, su Sadeco y usted. Que le quede bien claro.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies