Córdoba, Portada

La cofradía del Rescatado sufre dos percances camino de Carrera Oficial

Ocurre de cuando en cuando las cofradías sufren pequeños percances en plena estación de penitencia. Ya le sucedió hace unos años a la Hermandad del Rescatado de regreso a su barrio cuando la rotura de un varal obligó a la cuadrilla costalera realizar un esfuerzo adicional hasta llegar de nuevo a casa.

Hoy ha vuelto a ocurrir. En la entrada a la calle Alfonso XII el paso de palio de la Virgen de la Amargura ha sufrido un pequeño contratiempo que ha sido subsanado con celeridad por un equipo de operarios. Al realizar una levantá uno de los varales se ha salido de su sitio obligando a la inmediata intervención de un grupo de hermanos que han logrado solucionar el problema de manera impecable.

El pequeño percance ha propiciado un parón en el cortejo que ha pillado al paso del Señor en la calle Vizconde de Miranda. Solucionado el en tuerto el cortejo ha reanudado la marcha sin solución de continuidad camino de la Carrera Oficial. No ha sido no obstante el único contratiempo que ha tenido superar la cofradía en el primer tramo de su recorrido y es que el guión de juventud ha sufrido otro pequeño percance que ha tenido que ser solucionado por el equipo de priostia de la corporación trinitaria cosiendo la rotura en plena calle.