Sevilla

La creatividad de Antonio Labrador se adentra por nuevos senderos

​El imaginero Antonio Labrador Jiménez, de cuya creatividad nació la Virgen de la Victoria que habita en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario y Santa Beatriz de Silva, y que volvió a evidenciar sus innegables condiciones para la escultura religiosa cuando regaló a la ciudad de Córdoba una imagen del Niño Jesús encargado por la Pastoral Sanitaria del Obispado de la Ciudad de Córdoba que fue calificado por Labrador como «uno de los trabajos más emotivos que he tenido el privilegio de realizar”, ha concluido su nuevo trabajo.

Se trata de una nueva imagen del Niño Dios, concebido «desde una temática diferente a los que hasta ahora había podido realizar», según ha manifestado el propio imaginero, ya que en esta ocasión se trata de un Niño de Pasión, más concretamente de un Niño Jesús de la Espina. Una representación que se engloba en una visión que tuvo una gran expansión a partir del barroco tanto en la Península Ibérica como en Sudamérica.

Labrador explica que «técnicamente la imagen está modelada en terracota y policromada con diversas veladuras de óleo, también porta ojos y lágrimas de cristal y pestañas. En cuanto a su iconografía, se representa con un gesto facial atribulado y doliente debido a la herida que sangra por el dedo anular de su mano derecha, herida que ha causado la espina que sostiene con la mano izquierda. Dicha representación está concebida como una premonición de la futura Pasión de Cristo, en sí es una alegoría donde la espina la he situado atravesando una perla, al igual que nuestros pecados atravesaron el mundo teniendo como consecuencia el martirio de Jesucristo. Por ello la imagen aparta la mano la izquierda denostando el mal y nos muestra y nos acerca su diestra en representación de Su Cuerpo y Sangre, que es el único camino de la salvación».

Un nuevo trabajo que da perfecto muestra del excelente momento artístico y creativo en el que se halla este pujante imaginero sevillano que considera «un verdadero honor y una responsabilidad realizar ésta imagen, que recibirá culto privado en el seno de una familia muy trianera», cuya obra continúa dando muestra de una consolidación y una madurez artística que evidencia su condición de incontestable realidad al tiempo que augura un futuro plagado de éxitos. 

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup