Portada, Sevilla

La crónica | La lluvia rompe el Lunes Santo en Sevilla

Salieron cinco cofradías, y ninguna pudo completar con normalidad su Estación de Penitencia

Se veía venir. Ésa ha sido la frase más pronunciada desde la segunda mitad del día por los cofrades de Sevilla.

Tal y como indicaban las diversas fuentes meteorológicas en los últimos días, la lluvia ha hecho acto de presencia en un Lunes Santo partido por la mitad.

Misterio de la Redención saliendo de la catedral con un plástico cubriendo las tallan del Santísimo Cristo y Judas.

Si la primera parte de día de sucedió con normalidad gracias a los desfiles procesionales de las hermandades de San Pablo, Santa Genoveva, la Redención y San Gonzalo; el resto de la jornada vino marcado por la inestabilidad.

Una lluvia copiosa a las 17 horas presagiaba ya el complicado final del día, como demostró la Hermandad de Santa Marta al suspender su Estación de Penitencia ante el aguacero que caía en ese momento.

Pasos de la Hermandad de San Pablo en la catedral

Seguidamente, las Penas anunciaba que no salía; y las Aguas que sí realizaba su Estación de Penitencia, lo cual ofrecía esperanzas a los nazarenos del resto de hermandades que faltaban por procesionar.

Sin embargo, un aguacero pasadas las 20:30 horas frustraba la intención de la Hermandad de la Vera Cruz de realizar su Estación de Penitencia solo con la reliquia del Santo Lignum Crucis, como permiten sus reglas. La corporación de la calle Baños sacaba los primeros tramos de nazarenos a la puerta, pero la lluvia los obligaba a darse la vuelta.

La Cruz de Guía de la Vera Cruz entrando en la iglesia mientras arreciaba la lluvia.

La última por decidirse fue la decana del día, El Museo, cuya junta de gobierno acordar no procesionar ante la lluvia que continuaba regando las calles sevillanas.

Respecto a las cofradías que ya procesionaban por la ciudad, todas ellas de tuvieron que refugiar o volver a sus templos, quedando de la siguiente manera: San Pablo se guareció en el Salvador; la Redención se dirigió a la Colegial del Divino Salvador; Santa Genoveva y San Gonzalo quedaron ubicadas en la catedral; y Las Aguas entró en la Parroquia de la Magdalena.

La Virgen de la Salud de San Gonzalo sale de la Santa Iglesia Catedral para volver a su parroquia.

Tras el parón por la segunda tromba de agua, tres hermandades decidieron volver a sus templos, poniendo así el punto y final al aciago Lunes Santo: Santa Genoveva, San Gonzalo y las Aguas. Varias de ellas cambiaron además su recorrido de vuelta para acortarlo.

Y como suceso de la jornada, un hermano de San Pablo sufrió un percance, tras lo cual se encuentra en observación con buen estado de salud.

Acaba así un Lunes Santo muy atípico y desapacible que ha dejado estampas inéditas de la Semana Santa de Sevilla, que quedarán en el recuerdo.