Advertisements
Sevilla

La declaración de amor de Nuria Barrera

Lo ha vuelto a hacer. Nuria Barrera ha vuelto a estremecer al mundo con la sabiduría latente emanada del vergel de los sueños que habitan en su altar de cabecera. Ha vuelto a acelerar el latido de cuantos respiran la cercanía de su fragancia, esa que se multiplica hasta el infinito sobre un lienzo inmaculado para materializar una mezcolanza de emociones como solamente ella es capaz de concebir.

Mientras el alma cofrade continua extasiada por el goce de la obra irrepetible que halló su lugar de privilegio en el feudo de San Rafael, Sevilla entera ha contenido la respiración esta mañana de invierno que ha experimentado la locura momentánea de creerse primavera… su primavera. Todas las miradas competían por ser la primera en detener sus pupilas en cada milímetro del secreto que atesoraba su silencio. Y ella convertía en sonrisa impaciente la caricia incontrolable de la inquietud y la ansiedad que precede a la revelación.

Y entonces ocurrió, se abrieron de par en par las puertas de la primavera para atrapar con su perfume “El Alma de Sevilla”. Un perfume sagrado que glorifica el instante y trasciende del trazo, que atraviesa como un puñal las entrañas y convierte en mágico cada suspiro y el sueño en arte, una metamorfosis que Nuria Barrera siente un regalo, acaso sin ser consciente de la inmensa fortuna que le ha ofrecido a Sevilla. “¡Qué regalo para mí, poder expresarte en pinceladas! Expresar cómo te siento, lo que me dueles y cuánto te quiero”. Amor, amor verdadero traducido en una escena mil veces imaginada y jamás creada hasta este preciso instante, envuelta en esa luz única que solo habita en su universo.

Porque el cartel de Nuria Barrera para la Sevilla eterna, incalculable e inabarcable, es una verdadera declaración de amor. Una prueba de amor sincero, inenarrable e indescriptible, que eriza el vello, que late con una fuerza inusitada en el interior del pecho, y que corta la respiración mientras la razón rebusca en el arca de la memoria quizá alguna palabra para intentar expresar lo que es imposible de pronunciar porque sólo se puede sentir.

“La lentitud callada del esparto, el racheo que trasciende el tiempo, el reloj sin arena dividido, el hueco del capirote donde descansa el vacío que sigue al rito, los trajes colgados como flores marchitándose, el cuerpo femenino adivinado y adivinándose en las curvas volandas de los volantes…” poesía de lo inexplicable, que se siente o no se siente, verdad imperecedera que se puede presenciar hasta cerrando los ojos, presentir instantes antes de ser capaz de ver, mirar con la mirada del alma, del alma de Sevilla, esa que ella, la que ha vuelto a detener el tiempo, ha invocado para destilar la verdadera esencia del cielo y fundirla a través del hechizo de su pincel, con “la mano amorosa que aplica la pintura, como la primavera tiñe de veladuras los perfiles de las aristas que más nos conmueven”, hasta alcanzar la categoría de sublime.

“La Inmaculada que busca a su Cachorro en los cielos ilimitados, el tambor -de Tejera-, que es marcha tras un palio y pasodoble ante un Miura, el sombrero que lucha con el sol del camino, fe de arraigo, Triana pura, las puertas abiertas de la ciudad que se acoge a sí misma en los días del gozo, el cartel dentro del cartel», el emblema de la ciudad, la Giralda reflejada en el espíritu, el detalle que se reproduce en mil detalles… Arte, verdad, rotundidad, pureza… todo… poema perpetuo para intentar plasmar con palabras el sentimiento que fluye del lienzo y que sólo el lienzo puede explicar. Nuria Barrera ha declarado su amor a Sevilla… y Sevilla ha caído rendida a sus pies.

Fotos Mariano Ruesga Osuna @RuesgaTriana y @ElConsejoSev

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies