Advertisements
El Rincón de la Memoria, Sevilla

La estampa más singular de San Benito

El 27 de enero de 1948 Sevilla y particularmente el barrio de la “Calzá” sufrió una importante inundación que afectó considerablemente a la iglesia de San Benito. En su interior, el agua alcanzó una altura de hasta tres metros, ocasionando que las imágenes y enseres de la cofradía padecieran graves desperfectos. 

A consecuencia de este desafortunado suceso, el Señor de la Presentación al Pueblo y la Virgen de la Encarnación fueron llevados provisionalmente a la cercana Residencia de Ancianos de las Hermanitas de los Pobres. En este lugar la Hermandad celebró sus cultos y posteriormente se trasladaron a la anexa Parroquia de San Roque para su salida procesional del Martes Santo.

En la singular fotografía que ilustra este artículo podemos ver detrás de los pasos la pared de una de las naves laterales de la Parroquia de San Roque totalmente desnuda, sin retablos, ya que todavía no se habían repuesto los altares desaparecidos en el incendio provocado de 1936. Delante, aparecen los pasos de las hermandades de San Roque y San Benito juntos. Llama la atención que el Señor de la Presentación figure solo sobre un paso muy distinto a los que hemos visto a lo largo de la historia de esta cofradía.

En la riada, las imágenes secundarias sufrieron graves desperfectos en la policromía y los ropajes encolados, al igual que el paso de misterio que tallara José Gallego en 1945. Ante esta adversidad, el Señor tuvo que procesionar sobre el paso del Sagrado Corazón de Nervión y sin el resto de las figuras del misterio que estaban siendo restauradas en el taller de Castillo Lastrucci. Por su parte, el palio de terciopelo rojo de la Virgen de la Encarnación no padeció grandes desperfectos aunque la imagen mariana tuvo que ser restaurada por Sebastián Santos.

El Martes Santo de aquel año, el Señor de la Presentación al Pueblo fue acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores de Intendencia y Aviación, mientras que tras la Virgen de la Encarnación estaba la Banda de Música de Dos Hermanas. Entre sus estrenos se encontraba la túnica lisa que podemos ver en la imagen y unas potencias de plata sobredorada de Manuel Villareal.

La Hermandad de San Benito residiría en la Parroquia de San Roque desde 1950 hasta 1952, año en el que se habilita el culto en la iglesia del barrio la “Calzá”. En ese intervalo de tiempo, el paso de misterio volvió a salir con su antiguo paso y las imágenes secundarias ya restauradas.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies