Advertisements
A paso mudá, Opinión

La evolución de la Semana Santa (1ª parte)

La Semana Santa, a lo largo de los años, ha evolucionado bastante. Pero esta evolución, como todo, también tiene unas consecuencias. Si hablamos de antaño, la gran mayoría de los pasos procesionales iban con un sistema de ruedas. Posteriormente, se incluyeron las cuadrillas de costaleros profesionales, los cuales podían sacar distintas hermandades a lo largo de la semana, lo cual suponía un sobre esfuerzo. Hasta ahí, todo medianamente bien.

Cuando ya se introdujeron las cuadrillas de hermanos (y no hermanos) costaleros, muchas hermandades, sobre todo en los pueblos, hicieron pasos de grandes dimensiones. Esto, en su momento era una ventaja, ya que todo el que quisiera podía salir bajo él. Pero actualmente, que parece que las nuevas generaciones no sienten mucha atracción por el mundo cofrade y, por supuesto, cristiano, hay hermandades que se las ven y se las desean para llenar aunque sea la mitad del paso.

A eso, hay que añadir que hay hermandades que tienen recorridos de más de 7 u 8 horas, en los pueblos suelen rondar unas 5 o 6 horas. Entonces, el sacrificio es mayor, y aún más si cabe, si no tienen los relevos suficientes. Antes, con el sistema de ruedas, no existían estos problemas, pero claro, todo debe evolucionar. Y ahora, la pregunta es, ¿se evolucionará más todavía?

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies