Córdoba, Galerias

La exposición “Araceli en el arte” muestra la importancia de la devoción aracelitana

La muestra inicia la celebración del LXXV Aniversario de la Coronación Canónica de María Santísima de Araceli

Esculturas, pinturas, fotografías, litografías, música o publicaciones muestra desde ayer en la Casa de los Mora de Lucena la repercusión de la Virgen de Araceli en el arte desde el siglo XVIII. Hasta el próximo domingo 22 de enero, los visitantes podrán disfrutar de una nutrida representación de piezas de los siglos XVIII, XIX y XX pertenecientes tanto del patrimonio de la Real Archicofradía y Obra Pía como a diferentes parroquias, instituciones y colecciones privadas de Lucena y de otras localidades como Montilla, Baena, Palenciana, Málaga o Sevilla.  

Así, la exposición “reúne algunas de las imágenes escultóricas, en madera o terracota, generalmente vestideras y realizadas como vicarias de la original de la Sierra de Aras para recibir culto en parroquias, iglesias conventuales y oratorios particulares, así como obras pictóricas y relieves que, con la misma finalidad, ocupan templos y casas durante los siglos XVIII, XIX y XX. Pero, además de las artes tradicionales, la Virgen de Araceli ha sido llevada a otros soportes y con técnicas diversas, adaptándose a estilos de vanguardia y, por supuesto, siendo fuente de inspiración de fotógrafos, escritores o músicos”, explica el comisario de la exposición, Antonio Ruiz Granados, historiador de Arte y miembro de la Junta de Gobierno de la Real Archicofradía.

La galería de la planta se expone la Virgen de Araceli del convento de Santa Ana de monjas Concepcionistas Franciscanas, realizada por las Hermanas Cueto en el siglo XVII, representaciones de la Virgen de templos lucentinos como Santo Domingo, de finales del XVIII, las dos existentes en el Convento de la Madre de Dios de RRPP Franciscanos o la de Málaga, procedente del extinto convento de Santa Clara de Lucena. Del mismo modo, encontramos la Urna de la Demanda Rica, realizada en concha de carey y plata en el siglo XVIII, que fue traída desde América por Juan Banderas, uno de los “hermacos al servicio de la Virgen de Araceli”.

Subiendo a la primera se puede contemplar la pintura del Cartel del LXXV Aniversario de la Coronación de María Santísima de Araceli, y el trabajo ganador de la modalidad de diseño gráfico, dando acceso a la galería en la que se encuentran todos los trabajos presentados al certamen y a la imporante colección de otras pictóricas y litografía que reproducen a  Nuestra Madre en distintas épocas. Destacan obras como la procedente del Convento de la Madre de Dios de Baena o la que procede de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Lucena, ambas del siglo XVIII. 

En el acto de inauguración, el hermano mayor de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli, Rafael Ramírez Luna, agradecía la colaboración del ayuntamiento de Lucena en la celebración del LXXV Aniversario de la Coronación que comienza que esta exposición que muestra la “historia del arte unida a la devoción de la Virgen de Araceli” que pone de manifiesto que la Virgen de Araceli ha estado presente en el Arte”. Así mismo, expuso que dado que “hay obras de conventos y que están al culto en parroquias no prolongaban el tiempo de préstamo, por lo que se ha hecho sólo durante una semana para porque no nos parecía bien montar la exposición para desmontar parte de ella a la semana”.

Para el alcalde de Lucena, Juan Pérez Guerrero, la muestra está “cargada de numerosos motivos para visitarla” destacando que “al contemplar las imágenes uno se queda sin palabras porque son imágenes cargadas de devoción, de fervor que demuestra la pasión que tiene Lucena por la Virgen de Araceli”.