Advertisements
A paso mudá, Opinión

La fe de los humildes

La competitividad es cada vez mayor en algunos sectores de la Semana Santa, lo cual es una pena bastante grande. Hermandades compitiendo a ver cual saca mejor paso, o a ver cual tiene más cortejo. Incluso hermandades intentando poner a sus titulares como mayor devoción incluso que el patrón o la patrona.

Por otra parte, asociaciones cofrades que no son pertenecientes a la iglesia, las cuales tienen prisas por salir a la calle, intentando salir por calles céntricas, intentando hacer lo que hermandades de verdad han hecho en cientos de años.

Además, formaciones musicales hablando mal de otros compañeros, poniendo buenas caras de frente y a la espalda intentando derrumbar. Por lo tanto, presumiendo de tener nombre de capital respecto a otras de pueblos, así como de ser 80 o 90 componentes, y un largo etcétera.

Mi reflexión es que a cada uno le llega su hora, le llega su momento de lucidez. Hace muchos años, todo esto era impensable creo yo, pero a día de hoy es la pura realidad, en muchos casos. Si de verdad dejáramos de tirar tierra al tejado de los demás, quizá nos iría mejor a cada sector que compone este gran mundo, pero no podemos predicar unos valores, los cuales no son impartidos realmente.

No se puede ser humilde si sólo predicas tu humildad, pero siempre hay que tener fe; fe en Dios, en las personas y en la buena voluntad.

Advertisements
Anuncios

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies