Córdoba, Portada

La GMU cambia los usos del edificio de la nueva casa hermandad de la Sentencia para permitir salir desde allí el Lunes Santo

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha aprobado el cambio de ficha del edificio que se convertirá en la nueva casa hermandad de la Sentencia de Córdoba de la que la corporación de San Nicolás tiene previsto realizar su estación de penitencia desde el 2023, si se cumplen todos los plazos previstos inicialmente. Cabe recordar que el inmueble, situado en la calle Barroso, fue adquirido por la Parroquia de San Nicolás, sede canónica de la cofradía, con el objetivo de cederlo a la hermandad y que esta se convierta en la sede social de la hermandad, de tal modo que la vida de hermandad se realice en este enclave, de grandes dimensiones y se habiliten los medios para que la cofradía pueda realizar desde el inmueble su salida procesional, muy condicionada por las reducidas dimensiones del atrio de la parroquia cordobesa.

Para que esto fuera posible, era preciso que el consistorio modifique la ficha del inmueble que especifica los usos que permite, pasando de casa patio a casa plurifamiliar. El inmueble, que recuperará el uso religioso que tuvo originalmente, cuando era sede del Hospital de San Jacinto, recuperará el volumen de la nave central y permitirá la construcción de una entreplanta parcial, según explica el proyecto. Ello permitirá la exposición del patrimonio de la hermandad y realizar desde este enclave la estación de penitencia. Pese a la recuperación del uso religioso, ña corporación ha matizado siempre que se tratará de un templo así como que la sede canónica de la cofradía seguirá siendo San Nicolás por lo que los titulares permanecerán en la Parroquia.

El proyecto entra de este modo en la fase final de este complicado procedimiento con el objetivo de solicitar la licencia de obra y empezar los trabajos que permitirá cumplir con el sueño de que la cofradía salga desde este edificio para realizar estación de penitencia por las calles de Córdoba, presumiblemente en 2023 aunque este extremo dependerá de los plazos burocráticos y de ejecución.