Córdoba

La Hermandad del Cristo de Gracia presentará el 2 de septiembre los actos del IV Centenario

En el acto se presentará además la pintura conmemorativa

El próximo sábado 2 de septiembre, a las 21 horas, en la sede de la Fundación Miguel Castillejo, situada en la Plaza de las Doblas, tendrá lugar la presentación oficial de los actos que con motivo del IV Centenario de la llegada del Santísimo Cristo de Gracia a la ciudad de Córdoba, la corporación trinitaria ha tenido a bien programar con vistas a la celebración de esta importante efemérides. Cabe recordar que el propio Ricardo Rojas, hermano mayor de la Hermandad del Cristo de Gracia adelantaba algunas de las pautas de este programa, en una magnífica entrevista concedida a Córdoba Te Vé de PTV Córdoba, en la que puso en valor que “son 400 años en los que el Cristo de Gracia ha tenido una devoción ininterrumpida. Se ve en el barrio, el Viernes de Dolores, el Jueves Santo cuando la gente lleva sus espárragos, gente humilde que quiere depositar su humilde ofrenda, que hacen que perviva la tradición, poniendo su granito de arena y su esperanza”.

Recordó que la hermandad ha previsto la conocida salida extraordinaria y multitud de actividades, publicaciones, formación y una obra social especial. Rojas indicó que el día más importante de la celebración será el 4 febrero, día en el que el Cristo llegó a Trinitarios. Concretó que la decisión de realizar una salida extraordinaria deriva de la intención de “sacarlo para que los cordobeses puedan rezarle en la calle”. Aseguró que en estos momentos “no sabemos el recorrido definitivo, ni horarios, ni siquiera el día”, y añadió que “de aquí a septiembre iremos dando pinceladas, y el 2 de septiembre haremos públicos los actos de manera oficial”. Una salida extraordinaria que servirá para culminar el nutrido programa de eventos que será presentado el próximo 2 de septiembre y que contará como acto más importante una solemne Función Principal prevista para el 4 de febrero de 2018, exactamente el día en el que se cumplen los cuatro siglos desde que el Crucificado del Alpargate llegase su hogar.

Un programa que se complementará con una importante obra social específica a desarrollar presumiblemente en un orfanato de Perú y la publicación de un cómic, entre otros acontecimientos que se irán desgranando paulatinamente. Ricardo Rojas abordó también la actualidad interna de la hermandad de la que quiso destacar la obra social que desarrolla, orientada en labores cotidianas como el reparto de ropa para personas sin hogar o la colaboración con el comedor social de los Trinitarios. Indicó igualmente que se ha puesto a la venta el cartel a un precio simbólico, cuya recaudación “Irá destinada íntegramente a la obra social” y añadió que “ha llegado una propuesta concreta de una obra social específica a desarrollar en un orfanato de Perú. Un proyecto bonito para que esos niños se puedan vestir y tener unas zapatillas”. Profundizando en el funcionamiento interno de la corporación, Rojas sentenció que “todo es trabajo, sin trabajo, sin esfuerzo y sin ilusión no se consiguen las cosas”.

Además la corporación de Santa María de Gracia anunció hace unos meses a través de un comunicado oficial que la celebración de los actos del 400 Aniversario de la llegada de su titular al convento incluirá una iniciativa dirigida especialmente a los más pequeños a los que se pretende acercar a la historia de la cofradía a través de algo tan visual y atractivo como puede llegar a ser un cómic. Dicha labor ha sido puesta en las manos del actor y dibujante salmantino Vicente Martín, quien recibiese su formación en la Facultad de Bellas Artes de su ciudad natal, donde logró reconocimientos como la mención de honor en los Premios San Marcos en la modalidad de audiovisuales. Sus ilustraciones, por su parte, serían por primera vez publicadas en el diario Tribuna de Salamanca, hasta llegar a colaborar de manera periódica con el suplemento denominado Reflejos.

Cuentan las crónicas de la hermandad, que la imagen del Cristo de Gracia “fue realizada por los indios de Puebla de los Ángeles algunos años antes de 1618, fecha en la que fue donada al convento de Nuestra Señora de Gracia de Córdoba por Dª Francisca de la Cruz. Una hechura fruto del encargo de un cordobés llamado Andrés Lindo, que lo envío a España, donde su hermana Francisca de la Cruz lo donaría a los Padres de Gracia. Fue precisamente el día 4 de febrero de 1618, cuando se preparó una procesión para llevar la imagen hasta su destino, surgiendo una disputa con los clérigos de San Miguel por la procesión de la imagen, que llegó finalmente al convento de los Padres de Gracia donde se realizó su donación. Una vez allí en el convento que los trinitarios descalzos habían ocupado años antes, y quizás influenciados de su gran devoción por la Virgen de Gracia, el Cristo recibió el nombre de tal advocación”.