El Rocío, Huelva, Portada

La intervención en el IAPH del Simpecado y la carroza de la Hermandad del Rocío de Huelva genera una inusitada polémica

La Hermandad del Rocio de Huelva ha informado que tanto el Simpecado como la carroza del mismo serán trasladados al Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico “tal como se anunció en la Asamblea de Hermanos”, indica la nota emitida al efecto. El comunicado explica que “después de un año de análisis previos por los técnicos del Instituto -entidad de más prestigio en cuestiones relativas al patrimonio andaluz- se ha creído conveniente abordar trabajos de conservación y mantenimiento, que aseguren adecuadamente ambas obras de arte, señas de identidad de nuestra hermandad, que han sufrido un progresivo deterioro después de 83 y 76 años respectivamente desde su hechura”.

La nota desvela que “el estrés a que se ven sometidos durante los caminos, el transcurso del tiempo y las recurrentes intervenciones de limpieza, aconsejan que se aborden trabajos que permitan una adecuada conservación de los mismos” y añade que “estos trabajos se realizarán en las instalaciones del Instituto en Sevilla y serán supervisados por personal especializado y por una comisión mixta entre dicha institución y nuestra hermandad, desde la que se irá informando pormenorizadamente a los hermanos de los avances que se vayan produciendo”.

Además, la nota revela que “el tiempo de estancia en Sevilla se prolongará varios meses, aunque la rápida intervención permitirá el retorno con anterioridad a los actos fundamentales de culto de nuestra hermandad” y subraya “la completa seguridad que estamos en buenas manos y que el nivel técnico y científico de los profesionales que participarán en los trabajos es el más adecuado al proyecto”. Finalmente informa de que “por este motivo, el viernes 1 de julio, durante todo el día, el Simpecado se encontrará a los pies del presbiterio de la capilla a veneración de los hermanos que deseen despedirse del mismo, debido al largo periodo de tiempo que se encontrará fuera de culto”.

Este anuncio ha generado respuesta en redes sociales. Entre ellas, la más destacada ha sido formulada por Carlos Luis Quintero Martín, hermano mayor en 2019, que tras manifestar su pesar por “tener que escribir esto por aquí” ha puesto de manifiesto que “en ningún momento se informó en la asamblea de tal circunstancia, ni siquiera de las intervenciones a los que se someterían los dos elementos patrimoniales más importantes de nuestra corporación. Es más, a petición de un hermano (N. H. Aaron Carrillo, si no recuerdo mal) se nos dijo que se nos convocaría próximamente a los hermanos a una asamblea para informarnos, junto a los técnicos implicados en el proceso, de dicho proyecto de intervención”. Quintero concluye afirmando que “a día de hoy, nadie creo que dude de la necesidad de una intervención sobre estos dos elementos, pero creo que los hermanos tenemos el derecho de conocer en qué va a consistir el proceso y la junta de gobierno el deber de proporcionarnos esa información”.