Portada, Sevilla

La Junta de Gobierno de Santa Marta convoca un cabildo extraordinario para proponer que Pedro Manzano restaure a la Virgen de las Penas

la Junta de Gobierno de la Hermandad sevillana de Santa Marta ha convocado a sus hermanos a la celebración de un cabildo extraordinario que tendrá lugar el próximo 27 de septiembre a partir de las 21:15 horas. La asamblea tendrá lugar en la parroquia de San Andrés situada en la plaza Fernando de Herrera número tres. El objetivo de este cabildo de índole extraordinario es la presentación y aprobación si procede de la propuesta de tratamiento de la imagen de nuestra señora de las penas a ejecutar por parte del prestigioso conservador y restaurador Pedro Manzano Beltrán.

La imagen de Nuestra Señora de las Penas es una obra de madera policromada, de gran envergadura formal y elegante y dulce modelado, que presenta una serena mirada frontal, fosas nasales dilatadas y la boca entreabierta que permite ver los dientes tallados. En su interior se encuentra un documento en el que puede leerse: “Ave María Purísima sin pecado concebida, ruega por nosotros y ampáranos ahora y en la muerte”.

Posee siete lágrimas que brotan de los bellos y grandes ojos de cristal. La encarnadura, de técnica oleosa pulimentada, es de tono rosáceo pálido en las mejillas, ojos, cuello y manos, y ocre marfileño en el resto. Las manos presentan los dedos estilizados y algo flexionados. Según el hijo del autor y estudioso de la obra de Sebastián Santos: “esta Dolorosa de gran belleza y corrección de líneas pertenece a la etapa de grandes realizaciones. Condensa lo mejor de todas las anteriores”.

Entre la prolífica producción de su autor, esta Dolorosa de las Penas se considera realizada en su época de madurez (1951-1965) “reflejando el talante propio de las mejores Dolorosas de Sebastián Santos”, siendo la cuarta que ejecuta para la ciudad de Sevilla, tras la del Refugio de San Bernardo (1938), Concepción del Silencio (1954), y la de los Dolores del Cerro del Águila (1955).