Portada, Sevilla

La Macarena colaborará económicamente con el Programa Nutricional de la Asociación Paz y Bien, Delegación de Guatemala, del que se benefician más de 12.000 niños de 0 a 4 años


El convenio de colaboración suscrito entre la Hermandad de la Macarena y la Fundación TAU tiene como objeto el apoyo a los familiares de personas con algún tipo de discapacidad.

En este sentido, Fundación TAU pone a disposición de la Hermandad sus servicios e instalaciones para este menester además de adoptar el compromiso de asesorar de forma personalizada y gratuita a cualquier miembro de la corporación macarena que pudiese necesitarlo. Ambas instituciones se comprometen a realizar conjuntamente labores de difusión e información sobre cualquier aspecto relacionado con la discapacidad.

Por su parte, la Hermandad de la Macarena colaborará económicamente con el Programa Nutricional de la Asociación Paz y Bien, Delegación Guatemala -apoyado por Fundación TAU-, del que se benefician más de 12.000 niños de 0 a 4 años.

El Hermano Mayor de la Hermandad de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, destaca la importancia de “establecer alianzas y cooperar con instituciones como Fundación TAU que pretenden dignificar y mejorar las condiciones de vida de las personas”. “Esta Hermandad siempre estará dispuesta a aliarse con quien conjugue el verbo ayudar y practique la caridad con las personas”, concluye.

La Consiliaria Primera y responsable de la Asistencia Social de la Hermandad, María Luisa Gayán, hace hincapié en el doble objeto de este convenio, las personas con discapacidad y los niños. “Nos satisface que podamos atender a las familias de las personas con discapacidad y colaborar en paliar la malnutrición infantil en Guatemala gracias a este convenio que pone de relieve nuestro compromiso social, nuestra apuesta por la caridad activa y la universalidad de esta Hermandad, también a la hora de ayudar a niños que están a miles de kilómetros de distancia”, subraya.