Advertisements
El Capirote, Opinión, Sevilla

La moda, revolverse contra la Macarena

Aunque en el mundo cofradiero encontremos un sector inmovilista importante, esto no impide que también surjan modas algunas de ellas más que despreciables, como es el caso que nos ocupa. El hecho de que Queipo de Llano esté enterrado en la basílica ha puesto en el centro del disparadero a la corporación de la Madrugada. Tanto que corren ríos de tinta no solamente en los periódicos de tirada nacional sino también en otros tan conocidos como The New York Times. Pero, ¿cómo han reaccionado los cofrades? En este mundo encontramos varias corrientes siendo la que más me ha llamado la atención en el tema de los restos de Queipo es que – dejando a un lado a los no cofrades, no creyentes… – hay quienes han aprovechado esta coyuntura para atacar a la hermandad siendo ellos mismos cofrades y conocedores de toda la intrahistoria con relación a este tema.

Ni cortos ni perezosos se han lanzado a las redes sociales a criticar la hermandad con calificativos que no voy a reproducir pero que arengan a las masas a borrarse de la hermandad. Y que conste que no me estoy refiriendo a la izquierda reaccionaria ni sus derivados. ¿Qué puede pasar por la mente de estos cofrades para atizar de este modo? Quizá se les olvide que de la cuota anual que uno paga va implícita la ayuda a colectivos desfavorecidos, a las familias del barrio, etc. El único objetivo es ahora hablar de la relación del franquismo con la hermandad, de las visitas de Franco a la basílica, y mostrar una imagen que solamente beneficia a los intereses de unos pocos que saben de la influencia de las redes sociales y de la facilidad con la que un tweet puede convertirse en viral.

Quizá, antes de lanzar las críticas hacia los partidos de izquierdas sería conveniente mirar hacia adentro, practicar es ombliguismo del que tanto se hace gala y ver al enemigo en casa. Quizá, lo que positivamente pueda entreverse del tema de Queipo de Llano es que afloran las verdaderas personalidades que sería mejor tener lejos. Y a golpe de clic uno puede descubrir la osadía de unos cuantos que saben del juego que produce hablar de un tema que ya aburre y centrar su mirada en el suelo. Quizá, si levantaran un poco la vista, verían la Esperanza.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: